3. MARCILLA

25-6-2.012. Marcilla (antropónimo relacionado con el nombre de persona “Marcela”) es una villa de la Comunidad Foral de Navarra en la merindad de Olite, comarca de la Ribera Arga-Aragón, en el valle del Ebro, junto al curso bajo del río Aragón, de 2.800 habitantes, a 291 mts. de altitud y a 60 kms de Pamplona.

01

Mapa de Navarra. de Nabarra.

Las fiestas grandes son en honor a San Bartolomé del 23 al 30 de agosto. Durante ellas se realiza el campeonato mundial de rabiosa (azada) en los fosos del castillo.

Muestran el inicio de la leyenda fantástica de la Enterrada Viva de Alfambra, durante el reinado de Juan II de Aragón (1458-1479) y localizada en el mítico reino teruelano de Camañas, junto al verdadero condado cristiano de Alfambra. Esta leyenda de guerras y amores inventados, precede la de los Amantes de Teruel –que su protagonista es un Marzilla- haciendo arrancar la genealogía desde un tal Francisco Martínez, habitante de la villa navarra de Marcilla:

02

Fachada de una casa típica. Frontera d´un casal tipico.

“En el regno de Navarra y de ha una villa clamada Marziella, he pasa y de hun rio clamado Aragon. En el tiempo que y de avia buena población avia y de algunos caballeros; entre los otros avia yde un caballero que le dizian Francisco Martinez, e tenia una onrrada muller que le dizian doña Johana de Peralta, los quales ovieron hun fijo clamado Martin.

El dicho mossen Francisco Martinez, en servicio del rey, murio en una batalla de moros, et lexo el dito Marti Martinez de edat de vº anyos; al qual la madre, doña Johana de Peralta, crio con grant diligencia, nodrido en comer, bever et bien deprender.

Quando vido que sabia bien leyer et escrevir, enviolo a la cort del rey; por el qual fue bien recebido, por razon que su padre avia muerto en su servicio.

Vidolo muy gracioso que senblava a su padre en muchas virtudes. Como fue en edat de xx anyos, el rey lo fizo caballero et le dio cavallerias en que bivies…”

Existe esta otra leyenda en la que los castellanos, después de conquistar Navarra, ordenaron demoler la mayoría de los castillos, pero en el de Marcilla mandaba la marquesa de Falces, Ana de Velasco, que se enfrentó en 1516 a las gentes de Hernando del Villar, enviado por el cardenal Cisneros. Doña Ana les preparó un gran recibimiento con banquete incluido, donde los castellanos se emborracharon. Don Hernando permitió a la marquesa salir de la fortaleza, pero Ana de Velasco mandó desarmarlos y los castellanos tuvieron que abandonar el castillo.

El filólogo Fabián González Bachiller en el libro “Aspectos fonéticos de la toponimia riojana actual”, sobre el habla del Valle del Ebro comenta lo siguiente:

La comunidad lingüística del Valle del Ebro, con muchas similitudes bajo las aparentes diferencias; riojano, alavés, navarro y aragonés compartirían muchos fenómenos lingüísticos, al tiempo que se diferenciarían del castellano como lengua general.

Del “Diccionario de palabras y dichos populares de Marcilla” de Miguel María Senosiáin Laparte, eligen algunas palabras curiosas:

03

Mapa de la cuenca del Ebro. Mapa de ra cuanga l´Ebro.

Abuchango: Escondrijo.

Acorzar: Tajo.

Airaz: Viento fuerte.

Arrodiar: Llevar la conversación a tu terreno.

Ascla: Astilla de madera.

Badina: Charco.

Bilindanga: Columpio.

Boira: Niebla.

Borra: Lana oscura de mala calidad.

Chorroborro: Persona con poco talento.

Churretoso: Pringoso.

Cortipichinas: Tijereta.

Cucar: Guiñar un ojo.

Destral: Hacha.

Esbarizarse: Resbalarse.

Esfurriar: Extender algo.

Fuetada: Golpe dado con la mano.

Gambote: Racimo.

Limaco: Babosa.

Minchar: Comer.

Molla: Miga del pan.

Muete: Niño.

Paretera: Pared de cañas.

Picaraza: Persona de mal fondo.

Rapatán: Niño travieso.

Regachar: Encharcar el campo del vecino al regar el propio.

Ringle o Ringlera: Fila o hilera.

Sandejilla: Lagartija.

Trosca: Piedra grande.

Vaquica del señor: Mariquita.

Zapucar: Echar un líquido por encima (le zapucó un pozal de agua). “

De entre los dichos más conocidos de esta villa mencionan estos dos:

“Como el alcalde de Marcilla, que por meterse, se metía hasta en los charcos”.

“De la Ribera y basta, pa ser de buena casta”.

De la página web “Toponimia Oficial de Navarra”, eligen los topónimos más curiosos de Marcilla:

“La Carrera de Aragón, Camino de las Adobes, Campo Bajo (Campo Baxo en 1795), Capoz (Güerto de Capoz en 1798), La Carrerica, La Cigarruela, Las Cogujadas (Las Cuduxadas en 1795), Fuerte de los Moros, Garnachas, Las Landas, El Montico, Navajudíos, El Olmar, La Ponderosa, El Raso, Carrera de la Torre (Carrera de la Torre de Coscoxeta en 1724).”

04

Escudo en una fachada de una casa de Marcilla. Escuto en a frontera d´un casal de Marziella.

En 1120, Alfonso I el Batallador otorga –como rey de Pamplona- el Fuero. Su sucesor, García Ramirez dona la villa al obispo de Pamplona, don Lope. Más tarde, en 1160, por voluntad de la esposa de Sancho el Sabio, doña Sancha, se funda un monasterio de monjas cistercienses; las abadesas que lo rigieron se convertirán dueñas del señorío de Marcilla hasta el año 1407, cuando se van las monjas al monasterio aragonés de Cambrón, abandonando los edificios de Marcilla. Por intervención del rey, el papa Benedicto XIII ordenó la ocupación del monasterio con cistercienses de La Oliva.

05

Castillo de Marcilla. Castiello de Marziella.

Pasean por Marcilla; primero marchan al reluciente y restaurado castillo gótico, de piedra y ladrillo, ubicado en el centro de la villa; aquí se encuentran actualmente las dependencias del Ayuntamiento, la Escuela de Música y la Biblioteca Municipal.

06

Reformado castillo gótico. Lo retraziato castiello gotico.

Edificado en 1424 por orden de Mosén Pierres de Peralta y financiado por Carlos III de Navarra –está su escudo de armas en los muros- obtuvo del monarca el señorío de Marcilla en 1429, con la ayuda del Papa Benedicto XIII (Papa Luna).

En la estancia del marqués se guardaba la espada “Tizona” del Cid y su armadura. Mosén Pierres lideró el bando de Agramonte y su hijo se unió con Juan II de Aragón, encarcelando y envenenando a la princesa Blanca en 1464.

Desde 1513 el castillo fue cabeza del Marquesado de Falces, instituido por el rey Fernando el Católico a favor de don Alonso de Peralta.

07

Ayuntamiento de Marcilla. Casa La Billa de Marziella.

Llegan junto a la iglesia de San Bartolomé (1.799), reconstruida sobre otra más antigua. En los orígenes estaba asistida por un cura vicario y dos beneficiados, todos representando al Cabildo de Barbastro.

08

Iglesia de San Bartolomé. Ilesia de San Bartolomé.

Pasan también por la ermita de la Virgen del Plu (del latín Prunas: “ciruelo”), construida en el siglo XV y reconstruida en el siglo XVII; es la patrona de Marcilla.

09

Ermita de la Virgen del Plu. Armita de la Virgen del Plu.

A 20 km de Marcilla está Milagro, y hacía allí se acercan.

Anuncios