22. VALLE DE SAJAMBRE. OSEJA – SOTO

Por la carretera N-625 y atravesando el Puerto del Pontón (1.290 mts.), bajan hacia el Valle de Sajambre. A esta entrada del valle la llamaban “carrera mayor”, por donde ya en el siglo X los naturales de este valle transportaban, hacia León y Tierra de Campos, aperos de labranza y carros de madera de los bosques de la comarca.

00 Mapa de la zona

Mapa de la zona. — Mapa d´a redolada.

El valle de Sajambre se encuentra al noroeste de la provincia de León, en la zona occidental de los Picos de Europa, entre el Puerto del Pontón y el Desfiladero de los Beyos; los principales ríos son: Sella, Zalambral, La Hocica y Arroyo Buseco. En su centro se alza la peña Ten, con formas de pirámide, es de cuarcita y tiene 1.222 m. de altitud.

En el valle de Sajambre están los mejores bosques del Parque Nacional, destacando los avellanos, robles y hayas con afloramientos calizos en las cumbres. Tiene cinco pueblos que apenas se ven entre la espesa vegetación. Descendiendo el puerto del Pontón, muy cercanas, hay dos fuentes: la “Fuente del Infierno”, que es donde nace el río principal, el Sella, en el lugar llamado Jonseya, y la “Fuente de la Jaya”.

01

Mapa de los Picos de Europa. — Mapa de ros Picos d´Uropa.

El río Sella nace en el término de Oseja de Sajambre (León), discurre por León y Asturias y desemboca en el Cantábrico en la ría de Ribadesella. Tiene una longitud de 66 km. Es un río de aguas limpias y claras hasta su desembocadura, lo que permite que lo remonten los salmones cada temporada.

Respecto al topónimo Sella: El Seya indoeuropeo tuvo también el nombre prerromano de ASTUR (I)A, Estola y también el latino FLUVIUM> Lloviu ‘el río’. Junseya, La Juenti, lat. fontem (fuente), indoeurop. Sal-i-a (agua) “fuente del Sella”, lugar del agua.

Los romanos hallaron en esta zona a los salaenos “habitantes del río Salia”, río que tenía la separación entre las tribus cántabras y astures.

 

Oseja de Sajambre (Oseja y Sajambre, al igual que Sella, provienen del indoeuropeo y prerromano SALIA: corriente de agua” y SALIAME: territorio por donde pasa el Salia: el Sella) es la capital geográfica del valle de Sajambre; las demás localidades pertenecientes a este municipio son: Pio, Vierdes, Soto y Ribota.

02

Vista de los pueblos del Valle de Sajambre. — Ambiesta de ros lucars de ra Bal de Sayambre.

A los de Oseja les dicen “Caldupios” y “Sajambriegos”; a los de Soto “Joracaños”, a los de Ribota “Sarriegos”, y a los Pio y Vierdes “Rebalbos”.

Oseja está situada al noreste de León y rodeada por las montañas de los Picos de Europa: Pozúa (1923 m.), Pico Jario (1908 m.) y Niajo (1739 m.), con bosques de hayas en las laderas altas, verdes prados en la zona media y en la parte baja, junto al pueblo, algunos cultivos. La inexistencia de un desarrollo industrial en el siglo pasado permitió la conservación de una de las masas forestales de especies autóctonas más importantes y valiosas de España.

03

Vista del valle desde Oseja de Sajambre. — Ambiesta de ra bal dende Oseya de Sayambre.

Su clima está entre el riguroso de la montaña interior y las lluvias y suavidades del Cantábrico. La fiesta patronal se celebra los días 15 y 16 de agosto, por “Nuestra Señora y San Roque”.

Oseja hoy tiene en la ganadería su principal actividad económica; para octubre celebran una feria ganadera con gastronomía local y exposiciones.

Oseja tiene 282 habitantes, está a 754 m. de altitud y a 125 km. de la capital. Los barrios del municipio son: Caldevilla, La Pandiella, Las Cortes, Quintana, La Cortina y San Roque.

En Oseja de Sajambre, la población es probable que se asentara desde los poblados diseminados por el valle hacia los alrededores del monasterio medieval benedictino de Santa María de Oselia (siglo VIII-IX), que estaba en territorio de Saliame o Saliamen, Río Salia (Sella), ahora Sajambre. Asimismo Oselia (Aqua de Salia, Arroyo del Sella) designa la fuente llamada Fontona del antiguo Monasterio, que brota junto a la actual iglesia de la Asunción.

04

Iglesia y cementerio de Oseja de Sajambre. — Ilesia y fosal d´Oseya de Sayambre.

En la Edad Media, el nombre oficial del Concejo fue el de Saiame/Sayame/Seyame y Sayanbre/Seyanbre, y los sajambriegos pronunciaban en la variedad oriental del asturleonés -desde esas fechas hasta finales del siglo XIX- Sayambre y Oseya, y a veces, Useya; en la localidad de Pio de Sajambre mantuvieron esa pronunciación durante buena parte del siglo XX. En los primeros documentos en romance lo escribían como Ossella, Oseya y Oseia; en 1697 Ausexa.

Las casas y algún que otro hórreo donde almacenaban el grano y chacinería, son representadas por ambos lados de la carretera, en la ladera este del río Sella. hacen una corta visita por Oseja, cuando ya es casi mediodía y empieza a hacer calor.

Fotografiando el hórreo-panera de la casa Piñán, entablan conversación con un vecino que les comenta, entre otras cosas, que de joven estuvo estudiado en Sos del Rey Católico.

05

Los Zerrigüeltaires delante de un hórreo en Oseja de Sajambre. Debán d´un orrio en Oseya de Sayambre.

Pérez va a la tienda del pueblo por si vendiesen camisetas de recuerdo con el nombre de Oseja, pero no tienen.

La bella iglesia de la Asunción la construyeron en 1855, consagrada por D. Ignacio Díaz Caneja, obispo de Oviedo, que hizo también el Ayuntamiento, los dos edificios de piedra marmórea de las canteras de Vierdes.

06

Iglesia de la Asunción de Oseja de Sajambre. — Ilesia de l´Asunzión d´Oseya de Sayambre.

En este mismo lugar estaba situada la anterior iglesia de Santa María de Oseja, la cual dependió durante la Edad Media del Monasterio de San Facundo y Primitivo de Sahagún. Este monasterio cobraba en Oseja sus rentas en especie: los productos eran recogidos en platos de madera.

En Agosto de 2000 el zerrigüeltaire Miguel Ángel Pérez Gil, nacido en Oseja (Zaragoza), estuvo en Oseja de Sajambre (León) para conocer al otro pueblo homónimo del Estado. Allí entrevistó para la revista “El Jaraiz” de Oseja al Alcalde de Oseja de Sajambre D. Virgilio Díaz Vega, a quien agradece sinceramente la buena disposición y amabilidad que tuvo con él; como asimismo a D. José Luis Alonso Vega, vecino osejano, por su colaboración lingüística, que transcribe en primer lugar:

07

D. Virgilio Díaz Vega alcalde de Oseja de Sajambre. — D. Virgilio Díaz Vega churato gran d´Oseya de Sayambre.

¿Se conserva aquí la lengua astur-leonesa? Poco. ¿Sabe cómo se dice bastón? Cacha, y también Cachaba. ¿Y hórreo y oso? Orro y osu. ¿Algún dicho o refrán? “Mata la oveya Pacho, que el que no tien nada está muy en paz.” Este dicho se refiere a que en épocas de hambre se animaba a que convidaran los que tenían más comida.

Entrevista con el Alcalde de OSEJA DE SAJAMBRE D. VIRGILIO DIAZ VEGA

 ¿Sabía que existe un lugar llamado también Oseja en la provincia de Zaragoza?

 Tenía referencias de que existía ese pueblo.

  ¿Cuál es el censo de Oseja de Sajambre?

 Actualmente, el pueblo tiene 200 habitantes, y al Ayuntamiento pertenecen también el resto de los pueblos del valle, Pío, Vierdes, Soto y Ribota; con ellos la suma es de unos 350 hab. en 8.000 Hectáreas que tiene su término municipal.  Hace 50 años había 1.300 hab. en total y en Oseja 400.

  ¿Dígame algo de la historia de esta zona?

 Los vestigios de ermitas del siglo VIII en zonas altas de la montaña como Salambre, cerca de Peñasanta o Monte Vindio, donde el ejército del rey cristiano  Pelayo se hicieron fuertes, deben su origen a las victorias que libraban los cristianos contra los musulmanes en dichas zonas. Esta parte, fue una barrera natural que impidió llegar a los árabes al Cantábrico.

 ¿Qué recuerdos tiene de su  infancia?

 En edad escolar estábamos en la escuela unos 100 niños, en cambio ahora solo hay 4. Los chicos jugábamos a guardias y ladrones; a los botones -que era el antecedente de las chapas- a los bolos; y al calvo o picalvo, que era un aparato con tres patas de palo, consistiendo el juego en intentar tirarlo desde una distancia con un palo, y un chico calvero intentar evitarlo. Las chicas jugaban a las tabas.

 ¿Qué costumbres o tradiciones recuerda?

 La matanza del cerdo, en la que se juntaban las familias. Por la mañana se tomaba una copa de parba u orujo y torta mantecada, después se mataba el cerdo, se almorzaba, y se comía hasta las últimas horas de la noche. Una costumbre muy típica era celebrar la “Hila” o “Jila”, en la que se reunían los vecinos de cada barrio en una casa por la noche; las mujeres hablaban mientras hilaban y tejían la lana y los hombres jugaban a la brisca.  A veces se jugaba a contar “Cosidiellas”, en la que se daba una referencia, y los demás intentaban acertar lo que era.

08

Rincón típico de Oseja de Sajambre. — Arracón tipico d´oseya de Sayambre.

 ¿Cuándo se celebran las fiestas de Oseja de Sajambre?

 Antes, las fiestas las esperábamos con mucha ilusión, ya que eran los días que mejor se comía. Se celebran el 15 y 16 de agosto, días de Ntra. Sra. de la Asunción  y San Roque. El 15 de agosto vamos a la ermita de San Roque y a jugar a los bolos. Antiguamente la costumbre era ir una persona de cada casa del valle a la misa.

 ¿De qué vive el pueblo?

 Principalmente de la ganadería. Hasta hace poco había algo de agricultura, especialmente maíz y patatas, pero desapareció con la llegada del jabalí, ya que las indemnizaciones que llegaban por “Medio Ambiente” eran pequeñas, y se dejó de sembrar. En Oseja también tenemos Hostal, restaurantes, tiendas, consultorio médico, taxi,  farmacia y  horno de pan.

 09

Dos hórreos de Oseja. — Dos orrios d´Oseya.

 ¿Qué relación hay con Asturias?

Antiguamente teníamos mejor comunicación con León y la meseta, a través del Puerto del Pontón de 1.290 m. de altitud. Con Asturias, la única vía era a través de la Senda del Arcediano, reconstruída en el siglo XVIII por Pedro Díaz de Oseja arcediano de Villaviciosa, sobre calzada romana que unía el pueblo de Soto de Sajambre con Amieva. Desde que se construyó la carretera a finales del siglo pasado por el Desfiladero de los Beyos o del Sella hay más contacto con Asturias, por el comercio con Cangas de Onís y por el Instituto de Enseñanza; con respecto al Hospital, lo eligen los enfermos ya que tenemos un acuerdo en el que podemos elegir el de Arriondas (Asturias) ¾ de hora o el de León 2 horas.

 ¿Cómo ve el futuro de Oseja de Sajambre?

 De difícil solución. La población está muy envejecida, la juventud se marcha; los matrimonios jóvenes buscan colegio, trabajo, y desde aquí es muy difícil. La ganadería está subvencionada por la Comunidad Europea y cuando desaparezca, ¡qué!  El turismo es de paso y de temporada. Ahora estamos en un momento decisivo, ilusionados pero desconfiados, ya que formamos parte desde hace poco del Parque Nacional de los Picos de Europa junto a Cantabria y Asturias, y prometen mucho, pero ya veremos.

 ¿Algo más para terminar?

 Si, decirles a los de Oseja de Zaragoza que me encanta que exista un pueblo con el mismo nombre que el mío, y que hoy con los medios que tenemos a nuestro alcance, cada vez vamos a estar más cerca unos de otros, lo que pudiera dar origen a un hermanamiento.

 10

M. Pérez y Francho Pérez en Oseja de Sajambre en el año 2000. — Migalánchel Pérez y Francho Pérez en Oseya de Sayambre en lo 2.000.

Del excelente e interesantísimo libro: “El habla y la cultura popular de Oseja de Sajambre” de Ángel R. Fernández González (Oviedo, 1959), eligen algunos textos, cantares y refranes, expresiones, tradiciones, vocabulario y topónimos de Oseja de Sajambre y su valle.

11

Portada del libro de Oseja de Sajambre. — Portalada de ro libro d´Oseya de Sayambre.

TEXTOS:

Narradora: Trinidad Díaz Bulnes (Oseya).

Un marido a una muyer: “Cudia a tu madre, tú cudiala, que p’achase en corredor no jazía falta cudiala tanto, tú llambe’l cuchiello, dai a ella buenas tayadas”.

12

Oseja y la Peña Ten. — Oseya y ra Peña Ten.

Narrador: Fernando Diez (Pio)

Eran dos vecinus d’aquí de Pio y se llamaban dambus Fernandus. Y entonces va y le cuenta uno al otru: Oye, tocayu, dice, pues creo que hay unas ruedas que ñon da vuelta al exe (por los coches)”.

Narrador Ismael Redondo, vecín del pueblu de Pio:

El nozal, la castañal, el mazanal, la peral, y el ablanal son los de más otelidá».

Vamos dir poco a poco, amirando las cosas per espacio, y entamando p’el nozal, que é pa nusotros el que más importancia tien».

Los montes de nozales i-llamamos nozaledas, y son muy sonaos los grandes nozales a los que i llamamos ‘nozalones’.

Y ahora que ya las tenemos maduras porque ya entaman las tempranas a primeros d’Otubre, hay que recoyelas. ¿Sabes demir? Pos agarra la vara de demir, y si esguilas bien, vota pal nozal ¡Ten cuidao con los gayos secos!”

13

Vista de Oseja de Sajambre y el valle. — Ambiesta d´Oseya de Sayambre y ra bal.

CANTARES Y REFRANES:

“Ya va el sol por Cutuprieto,

pastores por Capazal,

pa llegar a buena hora

char los xiatus a mamar”.

“En jebrero cada pita pon su güevo”.

“Días de mayo, días del diablo. No dan tiempo a una muyer  pa jablar un rato”.

“Las xieladas de Jienero, la nieve terde el capiello”.

EXPRESIONES:

Estar escoronao: Muerto de frío.

Sacar la crú y el calderón: Tener que insistir.

COSTUMBRES:

Celebran la romería de Oseja el 15 de agosto; en otros tiempos, en la víspera hacían una gran hoguera junto al “nogalón” al lado de la iglesia. A la mañana siguiente la misa y, por la tarde, a jugar “a los bolos” a la sombra del nogalón. Más tarde, baile en la carretera con pandereta o tambor. A mitad de tarde hacían la rifa de la rosca.

14

Un hórreo y el valle. — Un orrio y ra bal.

En la mañana de San Juan las mujeres salen al campo para recoger flores y guardarlas en las acacias. Por la noche se hacían grandes hogueras hasta el amanecer en los puertos de montaña.

El día de Reyes se llevaba a hombros al Cura desde la iglesia a la abadía.

15

La iglesia de Oseja y la Peña Ten. — A ilesia d´Oseya y ra Peña Ten.

En las frías noches de invierno los vecinos se reunían en las casas alrededor del hogar; mientras las mujeres jilaban, las mozas tejían, los viejos esgranaban el maíz y los hombres arreglaban las colleras de las vacas, iban contando leyendas y sucedidos.

LÉXICO LOCAL:

Abeyas: Abejas. Aclariar: Despejar el tiempo. Acontropar: Recoger la hierba seca. Acusadiella: Acertijo. Aguja: Aguja. Alcordase: Acordarse. Almada: Almohada. Amariello: Amarillo. Anque: Aunque. Añuedo: Nudo. Arrodiar: Rodear. Asemeyar: Parecerse. Asina: Así. Balde: Cubo. Bardal: Zarzal. Bijorco: Lugar dos arroyos o valles pequeños. Borra: Oveja pequeña. Cañimo: Cáñamo. Castiello: Castillo. Caxigo: Roble joven. Cierzo: Niebla. Cocho: Voz para llamar al cerdo. Comparanza: Comparación. Coxo: Cojo. Coyer: Coger. Cuayada: Cuajada. Cuchiello: Cuchillo. Cueña: Paso difícil entre dos peñas. Cueto: Cerro. Custiella: Costilla. Dedas: Los dedos del pié. Dentadumbre: Dentadura. Derrotar: Dar paso al ganado a las fincas después de recoger el fruto. Dimpués: Después. Ece: ¡Ya ves! Esbarriar: Resbalar. Escamudar: Cambiar. Escomenzar: Empezar. Escupiato: Salivazo. Esguilo: Ardilla. Estaramingase: Columpiarse. Fato: Tonto. Galipo: Trozo de pan duro. Güelo: Abuelo. Güeyo: Ojo. Il: El. Ivierno: Invierno. Jenoyo: Hinojo. Jiyo: Hijo. Llabrar: Labrar. Llamato: Nombre y mote. Llamber: Lamer. Mancato: Herida. Menigro: Ombligo. Muete: Mote. Nengún: Ninguno. Nombrato: Mote, nombre. Ñon: No. Payar: Pajar. Perrin de Dios: Mariquita. Pindio: Cuesta arriba. Pumar: Manzanal. Respirato: Respiración fuerte. Roñar: Reñir. Samartino: Matanza del cerdo. Samiguel: Sanmiguel, época benigna finales septiembre, primeros octubre. Simplayu: Tonto. Tasto: Sabor. Xaramoco: Tizón pequeño y redondo.

16

Vista de Oseja de Sajambre y la Peña Ten. — Ambiesta d´Oseya de Sayambre y la Peña Ten.

TOPONIMIA:

Agüeras, Bayada, Barcantiz, Buquerín de las Devasas, Calagüeños, Camín del Calvario, Canalón de l’Oto, Cerzaledo, Collada Maldemagán, Colladiello, Collao Cotaviello, Collao Cuetos Mermeyos, Congostura, Corona, Cruceta, Crú el Tarabico, Cubiello el Torno, Cuendio, Cueto Sullancos, Cueva Ludeyo, Entre Coro, La Frontadorio, Güera el Molín, Güeyo el Zaramal, La Joyosa, Ju lus Charcos, La Juaca, Llerón de la Corradiella, Llué, La Montañona, La Pandiella el Coro, Piedra Jita, Quisiende, El Ricuesto, Ruada Valpobre, La Solana, Teso de la Escosura, Los Teyos, Vallazán, Valleya Jonda.

17

Ríncon típico con horreo de Oseja. — Arracón tipico d´Oseya con orrio.

Continúan por la parte baja del pueblo, visitando unos cuantos más hórreos.

18

Hórreo de Oseja de Sajambre (1). — Orrio d´oseya de Sayambre.

19

Hórreo de Oseja de Sajambre (2). — Orrio d´oseya de Sayambre.

20

Hórreo de Oseja de Sajambre (3). — Orrio d´oseya de Sayambre.

Terminan la visita por Oseja y deciden ir a comer al pueblo de Soto de Sajambre. A cinco kilómetros por un desvío a la derecha está Soto, un pequeño pueblo montañes en el interior del Macizo Occidental de los Picos de Europa.

Paran en el mirador de Vistalegre, al inicio de la carretera que llega a Soto; desde aquí, tienen una excelente panorámica de Sajambre y de la famosa peña Pica Ten (1.222 mtrs.).

 

21

Vista del Valle de Sajambre desde el mirador de Vistalegre. — Bal de Sayambre dende miralgüén de Vistalegre.

Soto de Sajambre (nombre latino subtus: “bosque”) es una población del municipio de Oseja de Sajambre, tiene 80 habitantes y está a 950 mts. de altitud.

La fiesta patronal de Soto de Sajambre es el 5 de agosto en honor a Ntra. Sra. de las Nieves. El último sábado de noviembre celebran la “Fiesta de la Matanza del Gocho”.

22

Rincón de Soto de Sajambre. — Arracón de Soto de Sayambre.

De Soto parte la Senda del Arcediano, en homenaje a Pedro Díaz de Oseja, que la revitalizó en el siglo XVII para permitir el paso de caballerías; hasta que hicieron la carretera a finales del XIX éste era el único camino que comunicaba la parte oriental de Asturias (Amieva 600 mts.) con el valle (8 horas) a través del puerto de Beza. En el siglo X la conocían como Vía Saliámica, nombre relacionado con su más que probable origen romano. Mientras que desde Oseja hacia la Meseta castellana por el puerto del Pontón, ya desde antiguo, el camino estaba preparado para el tránsito de los carros.

En los años 1080 y 1096 ya había documentación del lugar de Soto. En otros tiempos estuvo antes situado más arriba, en el sitio denominado Cueto Luengo, pero fue destruido por un arrastre de piedras desde la Peña de Beza, dicen no se salvó más que su iglesia o Capilla de San Julián, cuyas ruinas es lo único que se conserva descubierto del antiguo pueblo. El territorio de Soto dicen que pertenecía antes al concejo de Amieva. En Soto había una iglesia rural dependiente a todos los efectos de Santa María de Oseja.

Comen en el porche de una casa muy tranquilos y a gusto, sin tocar nada.

23

Porche de una casa de Soto de Sajambre. — Porchegato en Soto de Sayambre.

En Soto se conservan hórreos y paneras y un viejo molino comunitario.

La iglesia parroquial de Ntra. Sra. de las Nieves es un edificio del siglo XVII reconstruido en 1883-1885, gracias a la iniciativa de D. Domingo Díaz-Caneja y con la participación del pueblo.

24

Iglesia de Ntra. Sra. de las Nieves de Soto de Sajambre. — Ilesia de Ntra. Sra. de las Nieves de Soto de Sayambre.

Se van del valle de Sajambre camino de Asturias, entrando por el desfiladero de los Beyos (hoces), siguiendo el curso descendiente del Sella entre paredes rocosas de 1.000 mtrs. de altura, por una estrecha y hermosa carretera construida entre 1875 y 1890.

En el puente de Vidosa una estrecha calzada asfaltada accede a la izquierda a Viego, San Juan de Beleño y después hacia Sobrefoz, pueblo que van a visitar (32 km.).

Anuncios