19.2. TRASOBARES. VISITA Y RECORRIDO

11-5-2011.  Por la carretera desde Oseja a Trasobares hay unos 20 km. y a mitad de camino se encuentra Calcena. Entre Oseja y dicho pueblo,  por una pista en un desvío a la derecha desde lo alto de “La Crucija”, está la Ermita de Calcena, San Cristóbal.

La ermita de San Cristóbal de Calcena, al fondo el Moncayo, debajo el pueblo. L´armita San Cristóbal de Calzena, ta lo fundo lo Moncayo y debaxo, lo lugar

La ermita de San Cristóbal de Calcena, al fondo el Moncayo, debajo el pueblo. L´armita San Cristóbal de Calzena, ta lo fundo lo Moncayo y debaxo, lo lugar

Aquí se detienen un rato, pero como volverán por la tarde a Calcena, ya comentarán lo relacionado con esta localidad y la ermita en el capítulo correspondiente.

Rótulo en cerámica de la Ermita de San Cristóbal. Retulo en zeramica de l´armita de San Cristóbal

Rótulo en cerámica de la Ermita de San Cristóbal. Retulo en zeramica de l´armita de San Cristóbal

Hace muchos años, en uno de esos viajes que M. Pérez estaba con su hermano José Manuel, y sus padres en Trasobares, en casa de la abuela Cándida Urbano, marcharon unos días a Oseja con el coche conducido por su padre Manuel. Esa vez, M. Pérez se fue caminando en cuenta de montar en el coche; lo hizo como llamada de atención y motivación hacia su padre, para que dejase de fumar. En ese momento no le salió bien, pero no tardó nada en conseguirlo.

Han quedado en Trasobares con Joaquín Gil, primo hermano de su madre Angeles Gil, para que les haga de guía en la visita a “La Tonda”, terreno que ha heredado M. Pérez y que todavía no conoce, a pesar de las muchas referencias de su madre para que lo vaya a conocer.

Joaquín Gil Gil, tío de M. Pérez.

Joaquín Gil Gil, tío de M. Pérez.

Joaquín, vecino de Trasobares y pastor que ha sido toda la vida, se sabe todo el terreno del término como si fuese la palma de su mano. ¡quién mejor!

Después de los cariñosos saludos de encuentro marchan en el coche hacia “la Tonda”. A la salida de Trasobares hacia Calcena se desvían a la derecha por una pista en regular estado que se dirige hacia Talamantes. A poco más de 6 km. aparece un desvío a la derecha y hacia abajo. En menos de un km. aparcan el coche en la partida denominada Barranco de La Tonda. La cabeza más alta de este monte ronda los 1.500 mts. de altitud.

"La Tonda", terreno de M. Pérez y o suyo chirmán José Manuel

“La Tonda”, terreno de M. Pérez y o suyo chirmán José Manuel

"La Tonda", terreno de M. Pérez y o suyo chirmán José Manuel

“La Tonda”, terreno de M. Pérez y o suyo chirmán José Manuel

"La Tonda", terreno de M. Pérez y o suyo chirmán José Manuel

“La Tonda”, terreno de M. Pérez y o suyo chirmán José Manuel

"La Tonda", terreno de M. Pérez y o suyo chirmán José Manuel

“La Tonda”, terreno de M. Pérez y o suyo chirmán José Manuel

Todo el monte está lleno de arbustos y, sobre todo, carrascas. Joaquín le va explicando a su sobrino M. Perez, mientras caminan, por donde van los límites de su terreno y lo de su hermano José Manuel, hasta ahora desconocidos para el Zerrigüeltaire.

Joaquín Gil enseñando "la Tonda". Joaquín Gil amostrando "la Tonda

Joaquín Gil enseñando “la Tonda”. Joaquín Gil amostrando “la Tonda

Joaquín Gil enseñando "la Tonda". Joaquín Gil amostrando "la Tonda

Joaquín Gil enseñando “la Tonda”. Joaquín Gil amostrando “la Tonda

Joaquín Gil enseñando "la Tonda". Joaquín Gil amostrando "la Tonda

Joaquín Gil enseñando “la Tonda”. Joaquín Gil amostrando “la Tonda

Joaquín Gil enseñando "la Tonda". Joaquín Gil amostrando "la Tonda

Joaquín Gil enseñando “la Tonda”. Joaquín Gil amostrando “la Tonda

Esta propiedad la heredaron –cedida por su madre Ángeles– directamente de su abuela, Cándida Urbano.

Continúa el recorrido por "la Tonda". Contina la cursa por "La Tonda"

Continúa el recorrido por “la Tonda”. Contina la cursa por “La Tonda”

Continúa el recorrido por "la Tonda". Contina la cursa por "La Tonda"

Continúa el recorrido por “la Tonda”. Contina la cursa por “La Tonda”

Continúa el recorrido por "la Tonda". Contina la cursa por "La Tonda"

Continúa el recorrido por “la Tonda”. Contina la cursa por “La Tonda”

Continúa el recorrido por "la Tonda". Contina la cursa por "La Tonda"

Continúa el recorrido por “la Tonda”. Contina la cursa por “La Tonda”

Hace años tenía valor, pues se producía una excelente leña para quemarla y para obtener carbón vegetal. La leña y el carbón de carrascas y chaparros constituía durante buena parte del siglo XX el principal combustible doméstico.

Joaquín sigue de guía. Joaquín contina de guida

Joaquín sigue de guía. Joaquín contina de guida

Joaquín sigue de guía. Joaquín contina de guida

Joaquín sigue de guía. Joaquín contina de guida

M. Pérez está emocionado de ver al fin los amplios terrenos suyos que no conocía hasta ahora. M. Martín dice que el vocablo “Tonda” podría significar “pelada”, “montaña pelada” (aunque ahora no está, sino llena de boscaje).

Joaquín sigue de guía. Joaquín contina de guida

Joaquín sigue de guía. Joaquín contina de guida

Joaquín sigue de guía. Joaquín contina de guida

Joaquín sigue de guía. Joaquín contina de guida

De vuelta a Trasobares acompañan a Joaquín a su casa. Mientras él prepara su comida, hacen una buena tertulia, y especialmente Joaquín, contando cosas de su vida. Escuchan de buen grado al auténtico, natural, sencillo, inteligente, filósofo… en una palabra: baturro Joaquín.

Joaquín en la puerta de su casa. Joaquín en a puerta de casa suya

Joaquín en la puerta de su casa. Joaquín en a puerta de casa suya

Después M. Martín canta una jota, en la siguiente le acompaña Joaquín. Se caen muy bien.

Joaquín Gil y M. Martín cantando jotas. Joaquín Gil y M. Martín cantando xotas

Joaquín Gil y M. Martín cantando jotas. Joaquín Gil y M. Martín cantando xotas

Joaquín Gil y M. Martín cantando jotas. Joaquín Gil y M. Martín cantando xotas

Joaquín Gil y M. Martín cantando jotas. Joaquín Gil y M. Martín cantando xotas

Joaquín Gil y M. Martín cantando jotas. Joaquín Gil y M. Martín cantando xotas

Joaquín Gil y M. Martín cantando jotas. Joaquín Gil y M. Martín cantando xotas

M. Pérez se acuerda con cariño de la madre de Joaquín, Bibiana Gil -hermana de su abuelo Ángel- , como cuando preparaba esos maravillosos quesos frescos de cabra que tenían un sabor único, inigualable. Son olores y sabores que se quedan para siempre en la memoria.

Bibiana Gil Vega el 1 de octubre de 1985. Bibiana Gil Vega lo 1 d’otubre de 1985

Bibiana Gil Vega el 1 de octubre de 1985. Bibiana Gil Vega lo 1 d’otubre de 1985

Comentarios curiosos que hace Joaquín Gil y que son los siguientes:

Joaquín comentando cosicas. Joaquín rezentando cosicas

Joaquín comentando cosicas. Joaquín rezentando cosicas

“De joven me hubiera gustau habé-me casau. No ha querido nadie casarse con mí. Se iban todas del pueblo.

En los matrimonios se veían muchos “cuadros”, igual he ganau.

Comenta que su prima Gloria –tía de M. Pérez- decía: “Hemos sido esclavos de nuestros padres y ahora de nuestros hijos”.

He sido feliz….¡pa entretené-me!

Mi abuelo era pastor, mucho esclavo y un poquico torpe, le pillaban todas tronadas. Mi padre era mejor pastor que yo, pero tenía menor interés.

En el monte cantábamos la jota “eres burro u burra”; me la enseñó mi madre.

Al preguntarle sobre viajes, Joaquín sentencia con una frase bien curiosa:

No he tenido nunca ilusión en viajar para ver “edificios elegantes”.”

Aprovechan la ocasión para incluir una entrevista etnográfica realizada a Joaquín Gil -en 2004 por M. Pérez, junto a su hijo Francho, mientras estaba de pastor en el monte con el ganado. Se incluyen solamente sus palabras.

 Excursión con charrada de Francho Pérez y Miguel Angel Pérez Gil con Joaquín Gil Gil (“Cucala”, “Chaquetudo”, “Capelón”) el 30 de mayo de 2004, empezando en Punta Ballota, Los Tomagales, Costera Ballotas, Los Hoyos del Caño, Barranco la Tejera (con galocho), Pata Rondán, Bal d’Azores y terminando en el Gredal.

 

“La primera vez que fui de pastor fue con mi abuelo Angel Gil Millán (“El Quizabe”), tendría unos 4 u 5 años y le ayudé a amamantar a los corderos. A mi abuelo,  sólo le quedaban 2 dedos en una mano por un tiro accidental que se hizo con un trabuco.

 

En Trasobares, hace unos años estábamos unos 40 pastores. Eran tiempos peores, en los que había que irse más lejos y te tocaba muchas veces dormir al raso y otras veces en corrales. Llegué a llevar en el ganado hasta 400 reses entre ovejas, corderos, cabras y mardanos. Los pastores teníamos costumbre de que cuando a primera hora de la mañana nos íbamos al sitio elegido, hacíamos fuego y de esa forma, a través del humo, nos saludábamos.

 

Joaquín Gil en el monte con Francho Pérez el 30-5-2004. Joaquín Gil en lo mon con Francho Pérez lo 30-5-2004

Joaquín Gil en el monte con Francho Pérez el 30-5-2004. Joaquín Gil en lo mon con Francho Pérez lo 30-5-2004

Me ha dado igual tener corderos de color negro que de blanco, aunque si que es verdad que la lana y la piel de los corderos negros valía menos que la de los blancos, en cambio mi abuelo el ganado lo tenía todo negro, concretamente de la raza bilbilitana roya.

 

La proporción en el ganado ha sido normalmente de cada 100 ovejas 3 mardanos, aunque yo creo que con 2 son suficientes. Ahora ya no, pero antes existía la costumbre de castrarlos. También hay más ovejas blancas dado que hay más mardanos blancos, pero el kilo de lana cuesta ahora sólo 25 pts.

 

En estos momentos quedamos  7 pastores en el pueblo y como ya estoy jubilado ya no salgo todos los días al monte pero llevo a medias con el Doroteo 128 ovejas, 4 cabras y 6 corderas, incluídas 2 cabras de la Paca (“zorrera”, “judas”). Mías son 71 ovejas, 6 corderas y 1 cabra, todas de rasa aragonesa. Los que crían, se quedan en el corral y se les echa pienso a los cordericos pequeños y a la madre para que tenga más leche.

 

Conozco una por una a todas las reses del ganado, aunque parezca mentira, al estar a todas horas con ellas, se te queda en la memoria.

 

El macho de la cabra es el buco –como se decía en Oseja- u macho cabrío.

El mardano es el macho de la oveja.

El cordero cría de la oveja.

Del choto o cabrito hace cabra o buco.

Hasta 1 año corderos/as y borregas (ternasco mientras tienen dientes de leche y ya no se amamantan).

Hasta 2 años ovejas primalas.

Hasta 3 años ovejas andoscas.

Hasta 4 años ovejas cuatrimudadas.

 

La marca de mi ganado es la misma señal que tenía mi abuelo y me gusta porque es de herencia. Tiene dos marcas:

Espuntada la punta de la oreja izquierda y

Portillo (quitando un trozo en el centro) adelante la derecha.

 

Cuando se te escapa una oveja o no te hace caso, les grito “Andallá” con voz ronca y como muchas veces no me atienden, les envío al perro. El 95% de los pastores sin perro no podrían ir, ya que es la herramienta del pastor, sino es por él no te obedecerían las ovejas ya que le tienen miedo. En tiempos cuando no había perros, había dos pastores, pero era peor.

También tengo el palo, pero el perro es todo. Éste último perro que tengo aún no está enseñado del todo, pero de momento como no ha atacado a las ovejas, no le ha hecho falta escolmillar los colmillos (quitarlos o partirlos).

 

Joaquín Gil Gil con el ganado en los Hoyos del Caño el 30-5-2004. Joaquín Gil Gil con lo rabaño en los Hoyos del Caño lo 30-5-2004.

Joaquín Gil Gil con el ganado en los Hoyos del Caño el 30-5-2004. Joaquín Gil Gil con lo rabaño en los Hoyos del Caño lo 30-5-2004.

Aún así a veces si tengo que lanzarle una piedra a alguna oveja, se la tiro, pero se la lanzo de arriba a abajo de tal forma que si le doy, sea ya con poca fuerza, ya que si le alcanzo al hígado la puedo matar.

 

Con el buen tiempo estamos todo el día en el monte, pero en invierno con menos horas de luz las ovejas salen 8 horas más o menos desde las 10 a las 18. El ganado cuando pasamos cerca de sitios que hay agua, barrancos o galochos, ellas mismas si tienen sed ya saben donde tienen que ir.

 

A los 2 meses de nacer las corderas las echas al monte y se les (retuerce la cola) escodar la coda a las corderas para que quede al descubierto la zona trasera y de esa forma algún mardano pueda montarlas y poder tener crías. Se les retuerce el rabo en luna menguante para que sea menos sangrante, se lava, se socarra y la coda ya está lista para comer.

 

Los esquiladores que venían antes eran de Olvega, ahora vienen de Tierga y de Mesones más o menos a mitad de junio.

 

El fiemo de las caballerías es más flojo que el del ganau, y se utiliza como abono para el cereal, sembrau, patatas y olivos.

 

A veces como orientación, al hacerse de noche, la luna nueva traspone cada día más tarde.

 

Cuando las reses dan blincos y retozan, es que barruntan cambio de tiempo. En el invierno el papirroyo cuando en sus vuelos se acerca mucho a la gente indica oraje, cambio de tiempo malo, nieve, frío. También cuando canta el cuco.

 

Hace unos años poníamos lazos para cazar perdices y conejos y hace 20 u 30 años dicen que vieron a un lobo por La Tonda.

 

La carne de una res muerta, se aprovechaba para hacer almondigas de oveja.

 

Antes, cuando algunas ovejas se ponían tristes, con fiebre, no comían y estaban hinchadas, se les decía que estaban cargadas de hiel. Se les curaba dándolas 2 cucharadas de vinagre, 1 aceite y 1 de sal, punta ceniza de olivo y tollega (planta como la aliaga) y todo esto agitado en un frasco.

 

Cuando tenían la teta inflamada o también le decíamos “le ha dado un Palo”, se le escaldaba los bizaus (los pelos del braguero) echando agua hervida con mucha sal.

 

Para una torcedura se pilmaban las patan con 2 cañas bien prietas con un trapo con cuerda.

 

Las heridas se desinfectan con aceite de oliva rusiente.

 

Joaquín Gil Gil con el ganado en los Hoyos del Caño el 30-5-2004. Joaquín Gil Gil con lo rabaño en los Hoyos del Caño lo 30-5-2004.

Joaquín Gil y su ganado con Miguel Ángel P. Gil volviendo de el Gredal el 30-5-2004. Joaquín Gil y lo suyo ganau tornando de lo Gredal lo 30-5-2004

Me gusta mucho el sonido del esquileo, con medianica, realeros, trucos redondos, pedreros, pequeños. Siempre he dicho en el sonido y la voz (clara y ronca en vez de aguda y grave), y como más me gusta es que haya 3 esquilos claros y roncos y de a medio para que hagan música.

 

El palo de los batajos lo hago de coral (medolla de Espino). También sé que lo hacen de boje.

 

El palo que llevo en el monte es de Membrillo. También he hecho de saljera y de olmo.

 

El morral se hace poniendo la piel de oveja a remojo y sobándola. El espaldero se hace con piel de macho cabrío. Los zagones eran unos pantalones que protegían del frío y del agua y se preparaban con piel de oveja y el tañau o boto para llevar agua se hacía con piel de cabrito.

 

Hasta hace poco venía gente a comprar corderos, pero ahora para vender la carne hay que llamar al comprero para que venga, ya sea de Herrera de los Navarros o de Magallón.

 

Hay un dicho que dice:

“Marzo, marzea, la vieja en el hogal se mea, y la joven al lado de ella.”

 

Los Pastores de antes comentaban esta historia.

“Un pastor mirando al cielo, decía.

¡Hala marzo marzea, que poco miedo te tengo, y el marzo le contestó: Con un día que me queda y otro que me prestará mi primo abril no te ha de quedar un cordero en el corderil, y se le helaron todos menos uno que se metió debajo del caldero, y la coda que no cabía aún se le heló también!”

 

Yo sigo trabajando de pastor porque para mí es una droga. El ganado es como si fuera mi familia.

 

“A la vejez se pierde el conocimiento y se gana de peso.” (Joaquín Gil Gil)”.”

Joaquín Gil montado en su burrico hace unos cuantos años. Joaquín Gil amontau en o burrico d´él fa cualques añadas

Joaquín Gil montado en su burrico hace unos cuantos años. Joaquín Gil amontau en o burrico d´él fa cualques añadas

Se despiden de Joaquín Gil y marchan a comer a casa del tío de M. Pérez, Nicerato Gil. Por el camino se cruzan con Tere Tejero Gil, una prima segunda de M. Pérez, los cuales se alegran bastante de verse, igual que con José María Gil Bueno, anterior alcalde de Trasobares, al que le está agradecido por haber sido el iniciador de que el libro de Oseja y Trasobares saliese publicado.

Comen muy a gusto en casa del querido tío Nicerato Gil Urbano –hermano de su madre- con el que estarán un buen rato.

Casa y corral de Nicerato Gil, tío de M. Pérez.

Casa y corral de Nicerato Gil, tío de M. Pérez.

Corral de Nicerato.

Corral de Nicerato.

M. Pérez mostrará en el capítulo 19.4 las informaciones obtenidas de Nicerato Gil respecto a Trasobares, por medio de preguntas que ya le había hecho antes.

Nicerato Gil Urbano en su casa de Trasobares, tío de M. Pérez, ya fallecido después de una enfermedad cerebral. Nicerato Gil Urbano en casa suya en Trasobars, tío de M. Pérez, ya feneziu dimpués d´una dolenzia zelebral

Nicerato Gil Urbano en su casa de Trasobares, tío de M. Pérez, ya fallecido después de una enfermedad cerebral. Nicerato Gil Urbano en casa suya en Trasobars, tío de M. Pérez, ya feneziu dimpués d´una dolenzia zelebral

M. Pérez está interesado e ilusionado en que su tocayo conozca la villa de Trasobares.

Pasan por la ermita de San Roque, un pequeño edificio de mampostería con el interior barroco.

M. Pérez delante de la ermita de San Roque. M. Pérez debán de l´armita de San Roque

M. Pérez delante de la ermita de San Roque. M. Pérez debán de l´armita de San Roque

Lateral de la ermita de San Roque. Costau de l´armita de San Roque

Lateral de la ermita de San Roque. Costau de l´armita de San Roque

Pueblo y torre de la iglesia de Trasobares. Lugar y torre d´a ilesia de Trasobars

Pueblo y torre de la iglesia de Trasobares. Lugar y torre d´a ilesia de Trasobars

Van pasando por varias calles, pero le quiere mostrar especialmente la fachada de la casa que pertenecía a su abuela Cándida Urbano

En la esquina, fachada de la casa de la abuela Cándida. En a cantonada, la frontera d´a casa d’a yaya Candida

En la esquina, fachada de la casa de la abuela Cándida. En a cantonada, la frontera d´a casa d’a yaya Candida

M. Pérez en la puerta de la casa de su abuela Cándida. M. Pérez en a puarta d´a casa d´a suya yaya Candida

M. Pérez en la puerta de la casa de su abuela Cándida. M. Pérez en a puarta d´a casa d´a suya yaya Candida

y otra casa que era de su abuelo Ángel Gil.

A la derecha la casa del abuelo Ángel. Ta la dreita la casa d’o yayo Angel

A la derecha la casa del abuelo Ángel. Ta la dreita la casa d’o yayo Angel

M. Pérez en la puerta de la casa su abuelo Ángel, ahora es de su prima María. M. Pérez en a puarta de casa d´o yayo Ángel, agora ye d´a prima María

M. Pérez en la puerta de la casa su abuelo Ángel, ahora es de su prima María. M. Pérez en a puarta de casa d´o yayo Ángel, agora ye d´a prima María

Después se  acercan al río Isuela y la fuente “La Piojosa”.

Camino del río y de la fuente. Camín ta l´arriu y ta la fuen

Camino del río y de la fuente. Camín ta l´arriu y ta la fuen

El río Isuela desde el puente. La Isuela dende la puen

El río Isuela desde el puente. La Isuela dende la puen

El río Isuela con el puente. La Isuela con la puen

El río Isuela con el puente. La Isuela con la puen

M. Martín al lado del camino de Punta Ballota. M. Martín chunto lo camín de Punta Ballota

M. Martín al lado del camino de Punta Ballota. M. Martín chunto lo camín de Punta Ballota

M. Pérez junto al río Isuela. M. Pérez chunto la Isuela

M. Pérez junto al río Isuela. M. Pérez chunto la Isuela

A estas horas ya hace mucho calor y en la fuente están frescos.

La fuente "Piojosa" de Trasobares. La fuen "Piojosa" de Trasobars

La fuente “Piojosa” de Trasobares. La fuen “Piojosa” de Trasobars

Los frondosos alrededores le gustan mucho a su amigo.

Desde los alrededores de la fuente vista hacia la media cabaña de Ángeles Gil, madre de M. Pérez. Dende os arredols de la fuen, ambiesta enta la meya borda de Ángeles Gil, mai de M. Pérez

Desde los alrededores de la fuente vista hacia la media cabaña de Ángeles Gil, madre de M. Pérez. Dende os arredols de la fuen, ambiesta enta la meya borda de Ángeles Gil, mai de M. Pérez

Vista de Trasobares. Ambiesta de Trasobars

Vista de Trasobares. Ambiesta de Trasobars

Casas de Trasobares. Casalar de Trasobars

Casas de Trasobares. Casalar de Trasobars

Todo muy verde. Tó muito berdo

Todo muy verde. Tó muito berdo

Continuando el recorrido

El lavadero de Trasobares. Lo labador de Trasobars

El lavadero de Trasobares. Lo labador de Trasobars

De vuelta al pueblo. De ritorno ta lo lugar

De vuelta al pueblo. De ritorno ta lo lugar

se aproximan a lo que era el antiguo Monasterio cisterciense de monjas, con edificios del barroco aragonés y ladrillos decorados de estilo mudéjar.

Edificio aragonés, antiguas dependencias del monasterio de Trasobares. Casalaz aragonés, antigas estachas d´o monesterio de Trasobars

Edificio aragonés, antiguas dependencias del monasterio de Trasobares. Casalaz aragonés, antigas estachas d´o monesterio de Trasobars

Recuerdan que las monjas fueron dueñas de Trasobares durante cientos de años.

Antiguos edificios monásticos o del Convento. Antigos casals monchils u d’o Combento

Antiguos edificios monásticos o del Convento. Antigos casals monchils u d’o Combento

Curioso reloj de sol. Chocán relox solar

Curioso reloj de sol. Chocán relox solar

Antiguo escudo de piedra. Antigo escuto de piatra

Antiguo escudo de piedra. Antigo escuto de piatra

Llegan a la preciosa portalada barroca con arco pasadizo a la plaza mayor, fechada en 1621, con escudo de piedra en el cuerpo superior utilizado por las señoras de Trasobares, y legítimamente heredado por el Concejo local.

M. Martín y M. Pérez en la portalada de 1621 del antiguo monasterio de Trasobares. M. Martín y M. Pérez en a portalada de 1621 de l´antigo monesterio de Trasobars

M. Martín y M. Pérez en la portalada de 1621 del antiguo monasterio de Trasobares. M. Martín y M. Pérez en a portalada de 1621 de l´antigo monesterio de Trasobars

El escudo está cortado en faja: en el cuartel superior, sobre oro, hay una carrasca de su color surmontada de cruz de gules, que es Sobrarbe, semipartido por otro cuartel cortado, que en su parte superior va la cruz griega de San Jorge y en la inferior las cuatro cabezas coronadas de otros tantos moros, alusivas a la batalla de Alcoraz. En el cuartel inferior del escudo figuran los cuatro palos o bastones de gules sobre campo de oro típico de Aragón.

M. Martín en la portalada y escudo de piedra de Trasobares. M. Martín en a portalada y escuto de piatra de Trasobars

M. Martín en la portalada y escudo de piedra de Trasobares. M. Martín en a portalada y escuto de piatra de Trasobars

M. Pérez en la portalada y escudo de piedra de Trasobares. M. Pérez en a portalada y escuto de piatra de Trasobars

M. Pérez en la portalada y escudo de piedra de Trasobares. M. Pérez en a portalada y escuto de piatra de Trasobars

Escudo de Trasobares. Escuto de Trasobars

Escudo de Trasobares. Escuto de Trasobars

Le preguntan a la madre de José María Gil –que tiene las llaves de la iglesia- para ver si la puede enseñar. Ella, encantada, la muestra con orgullo y los zerris lo agradecen.

La iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción no es la que tenía la localidad, que fue derruida y trasladado el culto al convento femenino cisterciense que había en la villa, y que ahora hace de iglesia. La torre campanario es mudéjar del siglo XVI y tiene dos cuerpos.

Torre de la iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Trasobares. Torre d’a ilesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Trasobares

Torre de la iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Trasobares. Torre d’a ilesia de Ntra. Sra. de la Asunción de Trasobares

Esta parroquia es de nave única construida en mampostería de piedra, de estilo gótico s-XVI, con pequeñas capillas entre los contrafuertes poco profundos. La sillería de los coros es de nogal, de gran valor artística y procede del convento cisterciense.

Coro, órgano y M. Pérez. Coro, güergano y M. Pérez

Coro, órgano y M. Pérez. Coro, güergano y M. Pérez

Debajo del coro alto se encuentra el Santo Cristo crucificado de grandes proporciones. Su realismo es característico de la época en que se realizó, segunta mitad del s.XIV y mitad del s.XV, apareciendo muerto y estilizado con formas suaves y redondeadas.

Santo Cristo del s. XIV-XV

Santo Cristo del s. XIV-XV

A la cruz le falta parte de la madera vertical.

En el Coro se conserva un interesante órgano renacentista de los siglos XVI, con cambios en el s. XVIII y con tallas barrocas brillantemente restaurado en 1991.

M. Pérez en el órgano de Trasobares. M. Pérez en lo güergano de Trasobars

M. Pérez en el órgano de Trasobares. M. Pérez en lo güergano de Trasobars

Posee la imagen de la Patrona, “la Virgen del Capítulo”, así llamada debido a que se encontró en la sala capitular del convento. Es una imagen románica del siglo XIII de madera, de unos 55 cms. de altura, la cual está sentada en una sillica llevando una manzana que debe representar al Orbe, con que parece entretener al Santo Niño que tenía delante del pecho; ocupa una urna de cristal en el Altar Mayor.

La Patrona de Trasobares "La Virgen del Capítulo", del siglo XIII. A Patrona de Trasobars "La Virgen del Capítulo", d’o sieglo XIII

La Patrona de Trasobares “La Virgen del Capítulo”, del siglo XIII. A Patrona de Trasobars “La Virgen del Capítulo”, d’o sieglo XIII

Fue robada en el año 1975 y recuperada en 1997.

De gran valor es la talla románica de la imagen de la “Virgen del Real”, colocada en el altar de San Bernardo.

La "Virgen del Real".

La “Virgen del Real”.

En la entrada hay también una imagen de la Virgen con el Niño en pié, de tamaño mayor que el natural, en madera.

La "Virgen con el Niño".

La “Virgen con el Niño”.

Placa en recuerdo de la visita del Nuncio de su Santidad a Trasobares en el año 2008. Retulo en alcordanza d´a besita d´o Nunzio d´a suya Santidá ta Trasobars en lo 2008

Placa en recuerdo de la visita del Nuncio de su Santidad a Trasobares en el año 2008. Retulo en alcordanza d´a besita d´o Nunzio d´a suya Santidá ta Trasobars en lo 2008

Precioso retablo restaurado. Polidismo retaulo esbiellato

Precioso retablo restaurado. Polidismo retaulo esbiellato

Entre el órgano, la “Virgen del Capítulo” y el retablo, salen encantados de la visita.

Desde aquí se acercan al cementerio a visitar a los seres queridos que tiene M.Pérez, abuelos y demás familia y que siempre están.

Cementerio de Trasobares. Fosal de Trasobars

Cementerio de Trasobares. Fosal de Trasobars

Saliendo de Trasobares, vuelven a ver a Nicerato junto a su casa.

Anuncios