18.3. OSEJA. VIVENCIAS Y RECUERDOS DE FAMILIA I

El recuerdo más lejano de Oseja que tiene Miguel Ángel Pérez estaría cercano a los años 70 del siglo pasado, y relacionada con la antigua casa.

Vista de Oseja en 2014. Ambiesta de Osella en 2014

Vista de Oseja en 2014. Ambiesta de Osella en 2014

Recuerda a su abuela Vírgenes  Pérez Aznar, preparándole meriendas, con bocadillos de “fuagrás” (paté de hígado), de chorizo, de jamón, de longaniza, de chocolate y de “sopetas” (pan untado con vino y azúcar) ¡y qué buenas que estaban!

01.  Vírgenes Pérez Aznar a la izquierda, con el abuelo Ramón, tía Vitoria, el abuelo Ángel, Fulgencio, tía Dora y prima Angelines en 1968. Vírgenes Pérez Aznar a ra cucha, con o yayo Ramón, tía Vitoria, o yayo Ángel, Fulgencio, tía Dora y prima Angelines en 1968

01. Vírgenes Pérez Aznar a la izquierda, con el abuelo Ramón, tía Vitoria, el abuelo Ángel, Fulgencio, tía Dora y prima Angelines en 1968. Vírgenes Pérez Aznar a ra cucha, con o yayo Ramón, tía Vitoria, o yayo Ángel, Fulgencio, tía Dora y prima Angelines en 1968

02. Abuela Vírgenes, Joaquina, madre Angelines, hermano José Manuel, tia Pía y tía Escolástica en 1972

02. Abuela Vírgenes, Joaquina, madre Angelines, hermano José Manuel, tia Pía y tía Escolástica en 1972

Esta vieja casa tenía su encanto.

03. Detrás, la antigua casa donde nació Miguel Ángel Pérez. Dezaga, ra dentrata d'a antiga casa do nazió M. Pérez. Año 1970

03. Detrás, la antigua casa donde nació Miguel Ángel Pérez. Dezaga, ra dentrata d’a antiga casa do nazió M. Pérez. Año 1970

Nada más entrar, a la izquierda, había unas altas escaleras que subían a la primera planta. Ya en lo alto, enfrente, se bajaba un escalón, y se entraba en un granero inmenso y dentro de él, en el fondo a la derecha, otro granero más pequeño que aún se conserva hoy. Recuerda M. Pérez que aquí había unas olivas riquísimas preparadas con hinojo y otras hierbas. A la derecha de la entrada principal hacia el granero, subiendo un escalón, estaba la cocina con el hogar y, subiendo otro escalón a la derecha, un armarico y un curioso ventanuco. En la planta calle y de frente, bajando un escalón, estaba el patio -con suelo de piedra y losa y un poco curvado- por el que se bajaba a la izquierda a la cuadra y a otra habitación de la que salían olores húmedos y penetrantes, con una puerta que llevaba a un corralico con una tocinera y, en la zona de arriba, un conejar. En esta habitación Angelines Gil, la madre de M. Pérez organizó una pequeña tienda y bar que antes estaba arriba, en la cocina.

A la derecha está la habitación con alcoba donde nació M. Pérez.

16. La habitación donde nació Miguel Ángel Pérez. A cambra do naxió Miguel Ángel Pérez Gi

16. La habitación donde nació Miguel Ángel Pérez Gil. A cambra do naxió Miguel Ángel Pérez Gil

Los dos primeros años de su vida transcurrieron en el pueblo, hasta que bajaron a vivir a Zaragoza.

17. La habitación junto a la habitación donde nació Miguel Ángel Pérez. L'alcoba chunto a ra cambra do naxió M. Pérez

17. La habitación junto a la habitación donde nació Miguel Ángel Pérez. L’alcoba chunto a ra cambra do naxió M. Pérez

18. Otra vista de la alcoba junto a la habitación donde nació Miguel Ángel Pérez. Atra ambiesta de L'alcoba chunto a ra cambra do naxió M. Pérez

18. Otra vista de la alcoba junto a la habitación donde nació Miguel Ángel Pérez. Atra ambiesta de L’alcoba chunto a ra cambra do naxió M. Pérez

Con su hermano José Manuel que ya nació en Zaragoza, se llevan 7 años.

13. Hermoso con buen aspecto de José Manuel. Guallardo y con lustre de José Manuel

13. Hermoso con buen aspecto de José Manuel. Guallardo y con lustre de José Manuel

20. José Manuel Pérez Gil en medio de su abuelo Ramón de Oseja y Cándida de Trasobares. Chusé Manuel Pérez Gil en meyo d'o suyo yayo Ramón d'Osella y a suya yaya Candida de Trasobars

20. José Manuel Pérez Gil en medio de su abuelo Ramón de Oseja y Cándida de Trasobares. Chusé Manuel Pérez Gil en meyo d’o suyo yayo Ramón d’Osella y a suya yaya Candida de Trasobars

21. Toda la familia Miguel Ángel y José Manuel con los padres. Toda ra parentalla, Miguel Ángel y José Manuel con os pais

21. Toda la familia Miguel Ángel y José Manuel con los padres. Toda ra parentalla, Miguel Ángel y José Manuel con os pais

Al ser la casa pequeña, la familia pensó en hacer una nueva y conservar alguna habitación de la antigua. Consiguieron hacerla contigua a la vieja y, durante mucho tiempo, a esta nueva vivienda le decían los vecinos “el chalet”; su tío Carlos Grasa –marido de su tía Mila- puso la señal de “los 5 Pes” en los barrotes de hierros de las ventanas, referente a los 5 hermanos Pérez. Carlos, a pesar de vivir en Madrid, era quien más ilusión tenía y fue el cerebro de la planificación de la nueva casa. Carlos Grasa Fernández acaba de fallecer el 29 de julio de 2014. Descanse en paz este buen hombre.

24. Carlos, Manuel, Angelines, Carlitos, Marisa, Mila, Victoria y Ramón Pérez Cardiel en la Bodega en el año 1989

24. Carlos, Manuel, Angelines, Carlitos, Marisa, Mila, Victoria y Ramón Pérez Cardiel en la Bodega en el año 1989

Los viajes a Oseja de M. Pérez han estado definidos por la unión de toda la familia: sus padres, tio y tías y abuelos. En esa época se acuerda ver por las calles del pueblo a la tia Escolástica, la tia Pía, la tia Consuelo, la tía Milagros (hermana de su abuelo Ramón), y a tantas personas mayores…

25. La tiá Escolastica.

25. La tiá Escolastica.

26. Juntos en el banco de casa de la tiá Pía. Chuntos en o banco de casa ra tiáPía. Añada 1972

26. Juntos en el banco de casa de la tiá Pía. Chuntos en o banco de casa ra tiáPía. Añada 1972

Con los jóvenes de su edad, también lo pasó muy bien, jugando al fútbol, a los arcos con flechas, al escondecucas, etc. Era un chaval tímido pero se llevaba bien con todos los chicos del pueblo.

27. Los chicos que cerraron la escuela. Año 1968. Os zagals que zarraron a escuela en l'añada 1968

27. Los chicos que cerraron la escuela. Año 1968. Os zagals que zarraron a escuela en l’añada 1968

28. Jóvenes de Trasobares en las fiestas de San Blas de Oseja. Año 1979. Chobens de Trasobars en as fiestas de San Blas de Osella. Añada 1979

28. Jóvenes de Trasobares en las fiestas de San Blas de Oseja. Año 1979. Chobens de Trasobars en as fiestas de San Blas de Osella. Añada 1979

Con cierta nostalgia se acuerda de un viaje a Oseja en coche, a finales de los años 70, con sus padres y los amigos Ángel Trigo y Carlos Béjar.

29.Los queridos amigos de Miguel Ángel Pérez, Carlos Béjar y Ángel Trigo. Os quiestos amigos de M. Pérez, Carlos Béjar y Ángel Trigo

29.Los queridos amigos de Miguel Ángel Pérez, Carlos Béjar y Ángel Trigo. Os quiestos amigos de M. Pérez, Carlos Béjar y Ángel Trigo

Fueron unos días encantadores: bodega, fuente… hasta fueron corriendo a “la Aldea” por la carretera, estuvo genial; recuerda que decía Carlos: ¡qué morenos/as son en este pueblo!

Después los amigos volvieron a Zaragoza en autobús.

30. Ángeles cogiendo nueces. Ángeles Gil pillando cucas

30. Ángeles cogiendo nueces. Ángeles Gil pillando cucas

31. M. Pérez en el campo de cerezas de su padre en La Aldea. M. Pérez en o cambo de ziresas d'o pai en La Aldea

31. M. Pérez en el campo de cerezas de su padre en La Aldea. M. Pérez en o cambo de ziresas d’o pai en La Aldea

Como recuerdos no tan positivos, las dos caídas que tuvo, una en la carretera debajo del pueblo, con una bicicleta, y la otra con una mobilette que había comprado su tío Carlos; tuvo heridas pero podía haber sido peor.

32. Miguel Ángel Pérez con su hermano José Manuel montados en la moto en Oseja. M. Pérez con o suyo chirmán José Manuel muntaus en l'amoto en Osella

32. Miguel Ángel Pérez con su hermano José Manuel montados en la moto en Oseja. M. Pérez con o suyo chirmán José Manuel muntaus en l’amoto en Osella

Angelines le detalla a su hijo Miguel Ángel su relación con Oseja, cómo conoció a su padre Manuel, y sobre su nacimiento en 1960:

“La casa de la Rosario en Oseja la hizo y vivió allí mi bisabuelo de Trasobares Francisco Bueno Remón que está enterrado en Oseja. La viuda, mi bisabuela Juana Pérez Domínguez, volvió a Trasobares. Su hija (mi abuela) Encarnación Bueno Pérez se casó en Oseja con Miguel Urbano Gascón. El primer hijo, mi tío Jaime Urbano Gil, nació en Oseja un 9 de febrero. Mi madre Cándida casi nace también allí; luego quiso venir a conocer Oseja y la ermita de la Virgen de la Sierra.

 Mi padre Ángel Gil Vega cuando iba a las fiestas de Oseja iba a parar a casa “la tía Colasa”.

La hermana de mi padre, Ángeles Gil Vega de Trasobares se casó con Linos Gran de Oseja.

 La primera vez que fui a Oseja fue a la actual casa de la Ángeles, en unas fiestas de San Blas, estaban viviendo tus abuelos Ramón y Vírgenes y los cinco hijos.

04. El de la izquierda Manuel Pérez Pérez. O d'a cucha Manuel Pérez Pérez

04. El de la izquierda Manuel Pérez Pérez. O d’a cucha Manuel Pérez Pérez

En el pueblo recogían huéspedes de los pueblos. Estaban durmiendo en una cama tres, uno de ellos era el tío Higinio, se levantó a beber agua y luego se tuvo que quedar en la cocina porque ya no tenía sitio para meterse de nuevo.

05. Mila Pérez, Angelines Gil y Victoria Pérez en la terraza de la casa de la Ángeles en 1960

05. Mila Pérez, Angelines Gil y Victoria Pérez en la terraza de la casa de la Ángeles en 1960

Conocí a tu padre de esta manera: mi hermano Nicerato fue a comprar judías a Oseja que lo mandó mi padre Ángel. Fue a dormir a casa de mi tía Angeles y conoció a Victoria Pérez, luego decía que había una morena que le había gustado. Iría más viajes y se hicieron amigos y después vendría a las fiestas, y también mi primo el Luisito conoció a la familia. Cuando volvió a Trasobares hablaba bien de ellos y de tu padre Manuel. Yo ya sabía que existían los hermanos.

 En esa época fui a la ermita de la Virgen de la Sierra, iba con mi amiga la Ángeles “la Cucha” y no sé si lo nombraron; al salir de su casa, la Herrería estaba enfrente, y allí estaba tu futuro padre, Manuel. Hala vamos a hablar con éste que nos contará un chiste. Cóntanos un chiste le dijo la Ángeles. “¿En qué se parece una hormiga a un elefante? Al no decir nosotras nada, él dijo: En que ninguno de los dos se suben a los árboles. Entonces yo le comenté: las hormigas se suben a los árboles. Y él contestó: “Pero la que decía yo estaba muerta”. Y así fue como nos conocimos.

 12. Ángeles la Cucha, amiga de Ángeles Gil

12. Ángeles la Cucha, amiga de Ángeles Gil

La siguiente vez que lo vi fue en la Virgen de la Sierra que fui también con la Ángeles “la Cucha” y allí igual no hablé con él.

 Otra vez el Manuel nos trajo a Trasobares a su hermana pequeña, la Milagritos y a mí, pero hasta “los Tomagales”, en la entrada del pueblo. A partir de ahí cogimos amistad. Estuvimos de noviazgo un par de años, él venía más a Trasobares, cuando se iba a i r a la mili, le acompañamos yo y mi hermana mayor la Dora hasta “la Punta Ballota”. Como estaba en Valenzuela, el sábado desde el cuartel iba a Casetas, luego el tren hasta Morés y en Morés cogía el coche hasta el empalme, y luego andando los 4 km. aquella noche estaba con la familia y por la mañana ya estaba en Trasobares andando, decía que en 3 horas pero que el venía en hora y media, dormía y el lunes a las 6 de la mañana bajaba en autobús a Zaragoza.

 Nos casamos en Calatayud entre los hermanos el 14 de febrero de 1960 y nosotros dos vinimos a vivir a Oseja.

06. Los padres de Miguel Ángel Pérez (Manuel y Angelines) el día de su boda. Os pais de M. Pérez (Manuel y Angelines) o diya d'o casorio

06. Los padres de Miguel Ángel Pérez (Manuel y Angelines) el día de su boda. Os pais de M. Pérez (Manuel y Angelines) o diya d’o casorio

En la casa fui decidida y monté una tienda-bar en la que vendía azúcar, arroz, fideos, sardinas rancias, especias para la matanzía, anchos para morcillas y chorizos, avecrem, chocolate, galletas, tabaco, botones, gaseosas, coñac, vermut, cerveza, anís, etc.

Compremos dos habitaciones de parte del corral del tió Jorge, donde ahora está el “chalet”.

Me llevaba bien con todas de Oseja. Mis amigas eran la Ángeles “la Cucha”, la Ángeles “la Gascona”, la Teófila, la Vitoriana, la Teresilla, la Joaquina, la Bruna y de jóvenes, la María Luisa, la Mariana, la Sole, la Sebastiana y la Josefina.

Recuerdo de esa época, el tío Blas, el tió Serrano, el tió Casildo, la tiá Sebastiana, el tió Valtorres padre del Anselmillo, el tío Benardo y el tío Vitorián.

Cuando su iba tu padre a Calatayud, sacaba las caballerías para darles de beber en el abrevadero y al pajar para que comiesen.

Una vez fui a regar a “los Casales” y allí estaba en el huerto el “tió Folajo”, el padre de la Concha y la Manolilla.

También iba a “las Cabezadas” y a segar a “la Borrona” con tu padre y con tu tío Ramón.

En la plaza de la iglesia se juntaban a coser, hacer medias, apaños y echar peazos, la Felisa Cardiel, la Sebastiana, la tía Pía, la Manolilla, la Antoñica y la madre del practicante.

Había un practicante en Oseja y el médico estaba en Jarque. Tu padre ató una cuerda en el techo para que yo me agarrase desde la cama. En el parto estaba el practicante, la abuela Vírgenes y tu padre que entraba y salía. Naciste el 20 de octubre de 1960.

07. Miguel Ángel Pérez en brazos de su padre Manuel Pérez en 1961. Migalánchel Pérez ayoyau por o suyo pai, Manuel Pérez en 1961

07. Miguel Ángel Pérez en brazos de su padre Manuel Pérez en 1961. Migalánchel Pérez ayoyau por o suyo pai, Manuel Pérez en 1961

A primera hora vino a verte el Vitorián, tío de tu padre.

También vino mi hermana la Gloria que ya vivía en Zaragoza con su hija Angelines; durmieron en casa la Ángeles “la Cucha”.

Mi padre Ángel Gil Vega mandó a un sobrino del Fermín de Trasobares que llevara en burro a Oseja a mi madre Cándida Urbano Bueno. Ella te apuntó en la Secretaría.

El cura venía a hacer el cabo de año del padre de “los Periquillos”(abuelo de la María Luisa) y aprovechamos para bautizarte después. El padrino fue tu tío Ramón y de madrina la Vitoriana (hasta un poco antes la costumbre era sólo madrinas). Yo no fuí, las madres no iban a los bautizos. Tu abuela Cándida sacó galletas de vainilla y anís.

La ropa del bautizo la compré en Calatayud con la Teófila.

 08. Miguel Ángel Pérez Gil con 6 meses en 1961, Migalánchel Pérez Gil con 6 meses en 1961

08. Miguel Ángel Pérez Gil con 6 meses en 1961, Migalánchel Pérez Gil con 6 meses en 1961

 Ya habías nacido cuando le llevaba comida a tu padre donde estaba segando, más allá de “la Mina”; una noche me quedé allí, y mi madre, la abuela Cándida se quedó con tú.

09 Miguel Ángel Pérez en medio de sus padres. Migalánchel Pérez en meyo d'os suyos pais

09 Miguel Ángel Pérez en medio de sus padres. Migalánchel Pérez en meyo d’os suyos pais

Una vez se fueron tu padre y tu tío Ramón pal Pilar (1961) a los toros a Trasobares y nos quedemos yo, tú y la abuela Cándida.

15. La yaya Cándida Urbano Bueno en 1974

15. La yaya Cándida Urbano Bueno en 1974

Te llevaba al corral y mientras echaba comida a los animales, te dejaba en el ventano.

La entrada del antiguo corral en Oseja. A dentrata á ro antigo corral en Osella

La entrada del antiguo corral en Oseja. A dentrata á ro antigo corral en Osella

 Angelines Gil en el corral de Oseja. Angelines Gil en o corral de Osella

Angelines Gil en el antiguo corral de Oseja. Angelines Gil en l’antigo corral de Osella

En la calle, sentadico en una silla, pasaba el padre del Ansemillo y te decía: ¡Manoliillo, miá qué es majo, eh!

 10. Ángeles Gil en la casa de Oseja. Ángeles Gil en a casa d'Osella

10. Ángeles Gil en la casa de Oseja. Ángeles Gil en a casa d’Osella

Para mí Oseja es un segundo pueblo como es el mío. La zona que más me gustaba era por la balsa y el corralico.

11. Ángeles Gil en Oseja. Ángeles Gil en Osella

11. Ángeles Gil en Oseja. Ángeles Gil en Osella

Oseja es el lugar que he elegido para que me entierren con tu padre.”

 

Miguel Ángel Pérez se lamenta de que su padre Manuel  muriese antes de lo que podía haber imaginado, y no haber podido disfrutar de él como lo había hecho con el abuelo Ramón.

Como homenaje, M. Pérez muestra una carta de despedida a su padre, publicada en la Revista “El Jaraiz” de Oseja, en el año 2009, unos meses después de que hubiese fallecido:

 

33. Manuel Pérez de joven. Manuel Pérez de choben

33. Manuel Pérez de joven. Manuel Pérez de choben

“CARTA A MANUEL, MI PADRE

 Querido papa:

 No te puedes imaginar la pena que tengo en no volverte a ver y la necesidad de expresar lo que siento por ti. Perdóname si no he sido el hijo que esperabas que fuese, o que no haya sabido demostrarte lo mucho que realmente te quería. Tal vez, nuestro carácter nos ha impedido mostrar los verdaderos sentimientos de cada uno, y a ti, no desarrollar del todo ese gran corazón que se notaba que tenías.

 

34.Manuel Pérez Pérez en la bodega. Manuel Pérez en a bodega

34.Manuel Pérez Pérez en la bodega. Manuel Pérez en a bodega

35. Miguel  Ángel Pérez en la bodega. Migalánchel Pérez en la bodega

35. Miguel Ángel Pérez en la bodega. Migalánchel Pérez en la bodega

36. La  vieja y gran llave de la bodega. A biella y gran clau d'a bodega

36. La vieja y gran llave de la bodega. A biella y gran clau d’a bodega

En Oseja, por necesidad, te tocó trabajar mucho y desde niño, y junto con los vicios adquiridos, de alguna forma lo estabas pagando con tu salud; pero era la vida que te tocó vivir, y nunca te quejaste. En los últimos años, tenías una gran ilusión por el trabajo que realizabas; te dolían los huesos, pero tú valiente y cumplidor no fallabas nunca y has estado trabajando hasta el final de tus días.

 

37. Manuel Pérez, padre de Miguel Ángel. Manuel Pérez, pai de Migalánchel

37. Manuel Pérez, padre de Miguel Ángel. Manuel Pérez, pai de Migalánchel

A veces, te salía tu orgullo y eras un poquico cabezón; defectos como tenemos todos; pero para mí lo más destacable, es que has sido cariñoso y una buena persona. Estabas siempre deseando -al igual que la mama- que fuéramos a comer con vosotros, José Manuel, yo, y tu nieto que también te quería mucho. La última nochevieja, Francho cantó jotas que tú le enseñaste, y estoy seguro que fue uno de los últimos momentos más felices que viviste.

 

38. Francho con el abuelo Manuel. Francho o con o yayo Manuel

38. Francho con el abuelo Manuel. Francho o con o yayo Manuel

La muerte es un destino impredecible, y nadie lo imaginábamos; ¡ingenuo de mí! no creía que estabas tan cerca de ella. No he podido o no he sabido disfrutar totalmente de tu sabiduría, de tu experiencia, de la memoria que atesorabas, aunque sí que aproveché parte de tus conocimientos para la elaboración del libro.

 Esperaba tu jubilación para que me hablases más de muchas cosas, de ti, de tu vida….y se nos ha adelantado….tu muerte.

 A tu manera fuiste feliz, y al menos para los que quedamos aquí, siempre nos quedarán los buenos recuerdos que vivimos juntos y que nunca se olvidarán.

 

39. Manuel Pérez Pérez.

39. Manuel Pérez Pérez.

Gracias por todo papá. Tu familia te quiere.

 En Oseja, vas a descansar en paz. “

40. Lápida de Manuel Pérez muerto en 2009, en el cementerio de Oseja. Lapida de Manuel Pérez, moriu en 2009, en o fosal d'Osella

40. Lápida de Manuel Pérez muerto en 2009, en el cementerio de Oseja. Lapida de Manuel Pérez, moriu en 2009, en o fosal d’Osella

La madre de su padre -la abuela Vírgenes Pérez, “Cucala”- murió aún más joven, cuando M. Pérez estaba haciendo la “mili”.

41. Virgenes Pérez Aznar (Cucala) en 1930 con 18 años

41. Virgenes Pérez Aznar (Cucala) en 1930 con 18 años

Era una buena mujer, muy noble, siempre estaba convidando y a M. Pérez, más, al fin y al cabo, era su primer nieto.

42. Vírgenes Pérez Aznar (8-12-1912  17-8-1979) y  Ramón Pérez Cardiel (27-2-1905  28-5-1997) el día de su boda en octubre de 1932  Vírgenes Pérez Aznar (8-12-1912  17-8-1979) y  Ramón Pérez Cardiel (27-2-1905  28-5-1997) o diya d'o suyo casorio en otubre de 1932

42. Vírgenes Pérez Aznar (8-12-1912 17-8-1979) y Ramón Pérez Cardiel (28-2-1905 27-5-1997) el día de su boda en octubre de 1932 Vírgenes Pérez Aznar (8-12-1912 17-8-1979) y Ramón Pérez Cardiel (27-2-1905 28-5-1997) o diya d’o suyo casorio en otubre de 1932

43.Familia osejana, a la derecha Virgenes Pérez lleva en brazos al nieto Carlitos. Foto Carlos.  Familla osellana. Á ra dreita, Virgenes Pérez leba en brazos á ro nieto Carlitos.(Afoto Carlos)

43.Familia osejana, a la derecha Virgenes Pérez lleva en brazos al nieto Carlitos. Foto Carlos. Familla osellana. Á ra dreita, Virgenes Pérez leba en brazos á ro nieto Carlitos.(Afoto Carlos)

El abuelo paterno Ramón Pérez, “Morico”, lo recuerda M. Pérez como una persona muy cercana, familiar, cariñoso y muy trabajador.

44 Ramón Pérez Cardiel (morico) en 1920 durante el servicio militar en África. Ramón Pérez Cardiel (Morico) en 1920 mientres o serbizio militar en Africa

44 Ramón Pérez Cardiel (morico) en 1920 durante el servicio militar en África. Ramón Pérez Cardiel (Morico) en 1920 mientres o serbizio militar en Africa

Tenía fama de haber tenido mucho nervio e inagotable rasmia. Fue uno de los dos principales artífices del mencionado libro de Oseja y Trasobares; el otro mérito corresponde principalmente a la abuela Cándida Urbano de Trasobares, del que ya se comentará en el capítulo correspondiente.

45 Ramón Pérez Cardiel en los años 80

45 Ramón Pérez Cardiel en los años 80

46. Ramón Pérez Cardiel trabajando en Las Menonzas. Ramón Pérez Cardiel triballando en Las Menonzas en 1992

46. Ramón Pérez Cardiel trabajando en Las Menonzas. Ramón Pérez Cardiel triballando en Las Menonzas en 1992

El abuelo Ramón estuvo siempre dispuesto a ayudar en el germen del libro y cuanto más tiempo pasa, más valora M. Pérez todo lo que le llegó a comentar de su vida, trabajo, habla, costumbres, mili…; los recuerdos que almacenaba eran un tesoro. En varios capítulos relacionados con Oseja se muestra la esencia tradicional de lo recopilado en su momento.

47.Lápidas de los yayos paternos de M. Pérez en el cementerio de Zaragoza. Lapidas d'os yayos paternos de M. Pérez en o fosal de Zirigoza

47.Lápidas de los yayos paternos de M. Pérez en el cementerio de Zaragoza. Lapidas d’os yayos paternos de M. Pérez en o fosal de Zirigoza

El padre de Miguel Ángel Pérez Gil se llamaba Manuel Pérez Pérez (8-2-1935 / 7-2-2009). Sus abuelos, Ramón Pérez Cardiel (28-2-1905 / 27-5-1997) y Vírgenes Pérez Aznar (8-12-1911 / 17-8-1979). Sus bisabuelos paternos fueron Victorián Pérez Abad y María Cardiel Ibáñez y de la otra parte Manuel Pérez Diestre, “tió Manuel el Tendero” y Joaquina Aznar Jaime. Todos ellos tenían los motes de “Moricos” y “Cucalas”.

 

48 48 Manuel Pérez Pérez. Mila Pérez Pérez y Manuel Pérez Pérez en un fotomontaje en los años 50. A famillia Pérez Pérez (Moricos y Cucalas). Manuel Pérez Pérez. Mila Pérez Pérez y Manuel Pérez Pérez en un afotomontax en ras añadas 50. A famillia Pérez Pérez (Moricos y Cucalas)

48 48 Manuel Pérez Pérez. Mila Pérez Pérez y Manuel Pérez Pérez en un fotomontaje en los años 50. A famillia Pérez Pérez (Moricos y Cucalas). Manuel Pérez Pérez. Mila Pérez Pérez y Manuel Pérez Pérez en un afotomontax en ras añadas 50. A famillia Pérez Pérez (Moricos y Cucalas)

El hijo de Miguel Ángel se llama Francho Pérez Sirvent.

56 Francho Pérez, hijo de Miguel Ángel. Francho Pérez, fillo de Migalánchel

56 Francho Pérez, hijo de Miguel Ángel. Francho Pérez, fillo de Migalánchel

Nacido en 1990, Francho es un joven admirable; buena persona, con gran sensibilidad y corazón, simpático, cariñoso con la familia y apegado a sus raíces. Decidido y luchador, su padre se siente muy orgulloso y le desea que con trabajo y esfuerzo llegue a conseguir sus objetivos en la vida.

50. Ángeles, Dora, Cándida, Miguel Ángel, Ramón y Francho

50. Ángeles, Dora, Cándida, Miguel Ángel, Ramón y Francho

51 Francho Pérez en Oseja. Francho Pérez en Osella

51 Francho Pérez en Oseja. Francho Pérez en Osella

52. M. Pérez con su hijo Francho. M. Pérez con o suyo fillo Francho

52. M. Pérez con su hijo Francho. M. Pérez con o suyo fillo Francho

53. Francho Pérez cogiendo cerezas en la Aldea en los cerezos de su abuelo Manuel Pérez Pérez en Junio de 1998. Francho Pérez replegando ziresas en La Aldea en los ziresos d'o suyo yayo Manuel Pérez Pérez en junio de 1998

53. Francho Pérez cogiendo cerezas en la Aldea en los cerezos de su abuelo Manuel Pérez Pérez en Junio de 1998. Francho Pérez replegando ziresas en La Aldea en la zirasera d’o suyo yayo Manuel Pérez Pérez en junio de 1998

54. Francho Pérez en el campo de cerezas de la Aldea. Francho Pérez en o cambo de ziresas de La Aldea

54. Francho Pérez en el campo de cerezas de la Aldea. Francho Pérez en o cambo de ziresas de La Aldea

55. Francho con su abuelo Manuel. Francho con o suyo yayo Manuel

55. Francho con su abuelo Manuel. Francho con o suyo yayo Manuel

Francho Pérez en la Peña la Muela, debajo Oseja.  Francho Pérez en la Peña ra Muela, debaxo Osella en 2014

Francho Pérez en la Peña la Muela, debajo Oseja. Francho Pérez en la Peña ra Muela, debaxo Osella en 2014

El hermano de Miguel Ángel es José Manuel Pérez Gil.

57. José Manuel Pérez Gil. Chusé Manuel

57. José Manuel Pérez Gil. Chusé Manuel

De diferente carácter a Miguel Ángel, es menos hablador, pero no por ello es un defecto. Es noble, mañoso y dotado de mucha memoria e inteligencia, muy trabajador si es menester y de siempre, dispuesto. Entre ellos se respetan y se quieren.

 

58. Los hermanos José Manuel y Miguel Ángel. Os chirmáns Chusé Manuel y Migalánchel

58. Los hermanos José Manuel y Miguel Ángel. Os chirmáns Chusé Manuel y Migalánchel

Gracias a los abuelos -especialmente por medio de su abuelo Ramón- ha llegado a saber también el nombre de los abuelos de éstos. (Casildo Pérez García – María Abad Pérez) y (Andrés Cardiel Pérez  – Isabel Ibáñez Vela) y por la otra parte, (Manuel Pérez Neila – Cayetana Diestre Pérez) y (Sebastián Aznar Pérez – Rosa Jaime Gran).

Los padres y abuelos son el lazo con nuestros antepasados, y es fundamental que tengamos una noción de ese enlace para entender nuestra cultura, para sentir nuestras raíces y vivir nuestra vida, pues son los guardianes y referentes de la memoria familiar y todo lo que somos se mantiene y se transmite gracias a ellos.

Los ancianos nos aportan la base, la entrega y paciencia que sólo el amor es capaz de generar y una perspectiva solamente realizable con los años y la sabiduría. Los abuelos ven en sus nietos una continuidad vertical descendiente de los ancestros, unida en la tierra y, además, tienen un conocimiento profundo de un tiempo anterior al actual y transmiten informaciones de los antepasados sobre un mundo que ya no conocemos, pero que esa época en la que vivieron continúa afectando a la nuestra.

Igualmente, tomamos conciencia del valor de la familia, de su identidad y de su pasado, y en ese proceso de amar y respetar a nuestros ancianos, también nosotros vamos cambiando.

Anuncios