16. SABIÑÁN

Sabiñán (del nombre romano de persona Sabinius o Sabinianus “hacienda de Sabino”), es una localidad de la comarca Comunidad de Calatayud Y de la provincia de Zaragoza. Se encuentra a 80 km. de Zaragoza capital en la margen derecha del río Jalón, a 451 mts. de altitud y tiene 747 habitantes.

 

A los de Sabiñán les dicen “Caracoleros”, ya lo dice esta frase:

“Al saquete caracol, que mañana vas a la Ruga” (la Rúa de Calatayud).

Otros dichos curiosos relacionados con Sabiñán son los siguientes:

“De Sabiñán, zapato royo”.

“Si vas a Sabiñán échate pan,

que en el camino no te darán”.

“¿Dónde está Dios?

– En Sabiñán.

¿Por qué?

-Porque allí hay agua”.

El famoso jotero de la localidad, Matías Maluenda, “el ruiseñor de Sabiñán”, una de las coplas que cantaba era esta:

“Saviñán es muy pequeño

 y está rodeado de flores

a la entrada hay buenas chicas

 y a la salida mejores”.

De la nombrada recopilación de (IDEAragón), seleccionan algunos topónimos curiosos de Sabiñán:

“Ajariz, Alfecera, Valdoña, Valdefeliche, Valcardera, Los Vagos de Valdegorrón, Valdemoro, Valdenogueras, Espartinas, Farinas, La Jorquera, Calcenique, Trebago, Campuchal, Majarretas, Aguachones, Serrezuela, La Horchaza, Torre de las Encantadas, Trasmón, Trebago, Chaparrilla, La Aladilla, Carcenique”.

La economía de Sabiñán se basa, al igual que en El Frasno, en la agricultura, con almendros, olivos (¡qué buenas están las olivas dulces de la clase “negral” o “bolvina”!), y cerezos, además de frutales con regadío y los viveros, pioneros de la arboricultura en España. El conservado árbol del Enebro es el símbolo de Sabiñán.

Dejan el coche en el centro, en la Plaza España, en donde está el Ayuntamiento. Desde aquí caminan por la calle Mayor hacia la iglesia de San Pedro Apóstol, que está abierta.

Torre de la iglesia de San Pedro Apóstol de Sabiñán.  Torre d´a ilesia de San Pedro Apóstol de Sabiñán

Torre de la iglesia de San Pedro Apóstol de Sabiñán. Torre d´a ilesia de San Pedro Apóstol de Sabiñán

Se adentran por una portada barroca con típica lonja aragonesa.

Luminoso interior de la iglesia de San Pedro Apóstol.  Aintros con relumbraina d´a ilesia  de San Pedro Apóstol

Luminoso interior de la iglesia de San Pedro Apóstol. Aintros con relumbraina d´a ilesia de San Pedro Apóstol

Es de origen mudéjar, pero en la segunda mitad del siglo XVII construyeron la actual iglesia con planta de cruz latina, de una sola nave, con cabecera plana y capillas entre los contrafuertes, los retablos son del siglo XVI-XVII, como el de la Virgen del Río de madera dorada y policromada. La torre es la mudéjar, del siglo XVI.

Retablo de la Virgen del Río de la iglesia de Sabiñán.  Retaulo d´a "Virgen del Río" d´a ilesia de Sabiñán

Retablo de la Virgen del Río de la iglesia de Sabiñán. Retaulo d´a “Virgen del Río” d´a ilesia de Sabiñán

Aún hay otra iglesia cristiana -en el barrio de la morería- en el solar de la antigua mezquita, cerrada al culto, la de “la Señoría” o de “San Miguel”, de estilo mudéjar, del siglo XVI.

Las calles son largas y estrechas con casas muy apretadas, aleros en los tejados y arcos de medio punto en ladrillo sobre las puertas.

Casa solariega en la calle Mayor de Sabiñán.  Casal  linachudo en a carrera Mayor de Sabiñán

Casa solariega en la calle Mayor de Sabiñán. Casal linachudo en a carrera Mayor de Sabiñán

Sobresalen varios palacios y casas solariegas típicas del Renacimiento aragonés del siglo XVI, como las de Garcés, Heredia, Rueda, la de Gracián (Francisco Gracián Garcés, padre del famoso escritor y filósofo Baltasar Gracián) y la de Muñoz de Pamplona o Argillo, la casa principal del pueblo.

 En este palacio, desde 1890 se guardó el cráneo del Papa Luna -Benedicto XIII-, hasta el año 2000, cuando lo robaron unos jóvenes, aunque fue recuperado después, encontrándose ahora bajo custodia judicial.

En un pequeño cerro permanecen los restos de la torre militar mudéjar de “Las Encantadas”, de la que ya han comentado la leyenda en El Frasno.

Sabiñán fue reconquistada  a los musulmanes por Alfonso I el Batallador, el 1120.

Permaneció una importante comunidad morisca en el barrio de la Morería -actual barrio de la Señoría- aquí estaban todos vasallos de los Fernández de Luna.

Este barrio de Sabiñán, rodeado de muros con puertas, fue mercado en 1434 por la Comunidad de Aldeas de Calatayud en 1434; como morería pagaban –al igual que la de Terrer- diezmos de pan y filazas para el obispo y el capítulo de Santa María la Mayor de Calatayud.

Del interesantísimo libro “Las comunidades mudéjares de Calatayud en el siglo XV” de F. Javier García Marco, publicado en 1993 por el Centro de Estudios Bilbilitanos, extraen íntegros dos de los documentos de actas que el autor ha encontrado en el archivo de protocolos de Calatayud. Los dos para recordar:

1º. Firma de servicio de Xenci, hija de Hamim de la Calva, moro habitante en Saviñán, con Alazar Cadoch, judío habitante de Calatayud (1481 febrero 28. Calatayud).

“Die vicesima octava mensis Febroarii Calatayubi.

Eadem die Hamim de la Calva, moro habitant en la moreria del lugar de Savinyan, aldea de ciudad de Calatayut, de su cierta ciencia, etc., puso et afirmo a su servicio a Xenci, filla suya, con el honorable Alazar Cadoch, judío habitant en la ciudad de Calatayut, por tiempo et spacio de dos anyos contaderos del primero dia del mes de abril primero vinient en adelant por precio de ochenta sueldos dineros jaqueses buena moneda usable en el Regno de Aragon et una saya nueva et dos mudas, sus camisas et cofias acostumbrados. Et el prometio que, si se yba, de torrnarla a sus propias expensas o dar otra tan buena moça que los sirviesse en el dicho tiempo. Et ellos prometieron de tener a cumplir todo lo sobredito, etc. Et obligaron ad invictionem (sic) sus personas et todos sus bienes, etc., cum registro et inserta procuracione, etc., juramentum, etc., fiat large, etc., ut in similibus, etc. Testes: Mahoma d’Allena, moro de Terrer, et Mosse de Murcia, judío de Calatayud”.

2º. Compromiso de paz entre varios moros de la morería de Saviñán en presencia del procurador general de la Comunidad de Aldeas de Calatayud (1483 noviembre 16. Saviñán).

“Eadem die. En presencia del muy magnifico don Domingo Benedit, vecino del lugar de Munebrega, procurador general de la comunidad de las aldeas de Calatayud, fueron personalmente constituidos Mahoma el Corço, menor de dias, Ali el Corço, menor de días, moros de la morería de Savinyan, de una part, Mahoma Mostavida, mayor de días, moros de la dita moreria, de la otra part, los (quales) dixeron que an tentido entre ellos, coniunctim seu dimissus, haviese seguido scandalos, contenciones et rinyas e feridas, et por tanto movidos por servicio de nuestro senyor Dios, amor e servicio del dito procurador et de la dicha Comunidad, que fazen paz e tregua por tiempo de un anyo los unos con los otros, adamient por ellos e por sus amigos, parientes et valederos, assi que ellos ni otri por ellos ni por sus amigos, parientes et valederos no faran, daran, dar ni ffer faran mal ni danyo en las personas, los unos de los otros, ni bienes de aquellos paladinament ni scondida, publicament ni ocultament de dicho, fecho, tracto, consello ni consentimiento, et dius pena de cada cient florines aplicaderos a la dita sensoria, et encara dius pena de crebantador del fuero e de la carta de la paz, etc. E por mayor firmeza juraron todos por bille ille alladi illea illehua, e por las palabras del Alcoran, e por el Romadan por ellos dayunado et el que tienen por dayunar, de tener e firmement cumplir la dita paz e tregua, e tener e cumplir todas e cada unas cosas sobreditas, etc., contra aquella no venir, etc., dius la dita pena et dius crebantador del fuero de la carta de paz. Testes: Pedro Betijen, vecino de Anyanyon, Anthon Malvenda, vecino de Alhama, Ali Calavera, alfaqui de la dita moreria”.

Antiguo palacio aragonés en Sabiñán.   Antigo palaz  aragonés  en Sabiñán

Antiguo palacio aragonés en Sabiñán. Antigo palaz aragonés en Sabiñán

En el libro “La población de Aragón según el fogaje de 1495”, de Antonio Serrano Montalvo, Saviñán tenía 46 fuegos moriscos. Transcriben esa relación nominal:

AL: Audalla el Villena. AF: Mahoma Calaveres. JD de la Morería: Yuce Calavera. TT: hon. Lorenzo de Enzina, scudero – Mahoma el Corzo, moro, v. de Sabiñán.

“Alii Daboçach, El Moreno, Hear el Goyolero, Maestre Alii, Brahen Capatero, Brahen Aquen, Brahen Vermexo, Alii do Ali, Alii Calauera, Mahoma Calauera, Ynel Calauera, Mahoma Hear, Audalla de Ricla, Yull el Corço, Mahoma el Gouyo, Mahoma Calavuera, Farax Capatero, Audalla el Villena, Mahoma el Corço, Hayn, viuda, Brahen de Loppe, El Royo, Muça el Vermexeo, Ropinyon, Alii de Alfaqui, Ali Seron, El Axecrich, Albayut, Yuce Alfaqui, Mahoma Alfaqui, Aly Ducinya, Brahen Calavera, Aboçach, Brahen el Villena, Mahoma Villena, Yuçe el Corço, Marien Dabocach, Yuce Domolich, El Frances, Haxa Dancari, Alii, capatero, Yuce Fortunyon, Mahoma Bendicho, Alii el Corço, Mahoma el Capatero, Marien Destrica”.

 

En este mismo libro de Antonio Serrano Montalvo cuenta que Saviñán tenía además 43 fuegos cristianos. Transcriben también esa relación nominal:

VC. De San Pedro: Mossen Pedro Velez. JD: Pero Gaston – Ximeno d’Olves. TT: Joan Mnyoz, escudero – Joan Doria, de Cariñena.

“Goncalo Garcia, La muxer de Joan Beltran, Ferrando Sanchez, Mateo Romeo, Alfonso Veron, Domingo Pamplona, Miguel Falvet, Anthon Serrano, Pascual Ruvio, La de Ferrando Ladron, Pedro Moracho, Alfonso Terrer, Lorenco Onzina, Pedro Lopez, Pedro Vasallao, Joan Goncalvo, Pedro Borra, Anthon Falvet, Joan de Borja, Joan Gaston, Bernat de Creche, Ximent d’Olans, Gil Benedit, Ximeno de Villalva, Martin Andres, Garcia Benedit, Martin de la Sierra, Vicent de Villalva, Mossen Miguel, Su madre, Francisco de Villalva, Joan de Yrripal, Martin Ferrandez, Colas Marco, Joan de Heredia, Joan Fortunyo, Joan Guillen, Guilart de Monent, Miguel Lopez, Bernat Beguer, Joan Munyoz, Pedro Gascon et Pedro de Soria”.

En el siglo XVI algunos moriscos salieron de su barrio de señorío, pasando a vivir en el pueblo de realengo.

En 1610 fueron expulsados de Saviñán 600 moriscos, entre ellos Juan Calavera, del que todavía se dice esta copla:

“Adiós a los Valdemoros y también la Vega Nueva.

Quédate con Dios Trasmón, que se va Juan Calavera”.

En el capítulo de Urrea de Jalón sobre el manuscrito del aljamiado, escribieron lo siguiente: “Antes de ser expulsados de España en 1610, moriscos del valle del Jalón (Almonacid de la Sierra, Morata de Jalón, Urrea de Jalón, Saviñán) escondieron entre los muros de sus casas envueltos en paños de lino, manuscritos con grafía árabe en lengua castellana con aragonesismos, denominándolas como lengua aljamiada (extranjera). Se cree que muchos de ellos estaban dejando de utlizar el árabe como lengua coloquial al sustituirlo por lenguas romances, y utilizaban ese sistema para seguir unidos a su pasado islámico.” Eso mismo sirve para Saviñán.

 

En 1957 se encontraron dos manuscritos árabes al derribar una parte de una casa situada en la antigua judería de Sabiñán. Uno de ellos, era un ejemplar del Corán y el otro, una copia del Kitab al-Muhtasar de al-Tulaytuli, los dos fragmentados. Después del hallazgo, habían permanecido en la Universidad de Zaragoza. En 1981 fueron localizados por el historiador Ángel Canellas, quien los depositó en el Departamento de Árabe.

En 1982, Mª José Cervera Fras trabajó el Muhtasar de Saviñán, bajo la dirección del Profesor D. Federico Corriente Córdoba; como resultado de esas tareas, serían presentadas como “Tesis de Licenciatura” en el “Departamento de Historia Medieval”.

Este trabajo fue publicado en 1987 en el libro “La plegaria musulmana en el “Compendio de Al-Tulaytuli”, Transcripción del Manuscrito de Sabiñan (Zaragoza).

 

Portada del libro del Manuscrito de Sabiñan.  Portalada d´o libro  d´o  Manescrito  de Sabiñán

Portada del libro del Manuscrito de Sabiñan. Portalada d´o libro d´o Manescrito de Sabiñán

El Muhtasar de Al-Tulaytuli fue una obra muy difundida entre los moriscos, pues trata de cuestiones de liturgia y derecho. El manuscrito de Sabiñán trata sobre la oración musulmana: requisitos, modos de cumplirla y casos al respecto, y está compuesto por 142 hojas, 69 escritas y las 71 últimas en blanco.

 

Ejemplo de una página del Manuscrito del libro de Mª José Cervera.  Contrimuestra d´una pachina d´o Manescrito, de ro libro de Mª José Cervera

Ejemplo de una página del Manuscrito del libro de Mª José Cervera. Contrimuestra d´una pachina d´o Manescrito, de ro libro de Mª José Cervera

Muestran una pequeña selección de vocablos aragoneses incluidos en los manuscritos de Sabiñán, que aparecen en el libro de Mª José Cervera:

“abastar, abaxar, abaxada, aceñando, agora, ajuntados, akaçar, akeste, alderredor, anka, ansi, arpada, asientar, baxar, baxo, baxillo, begada, bendico,binian, binte, bos, bueso, deballar, debaxo, demandar, dende, dentrar, dexar, dizir, dizindo, eçkerro, ençertar, endinos, enpues, enta, enxawar, enxugado, esfriarse, esklarecer, esti, fablar, fazer, faga, fago, farás, feço, fentar, fierro, fijo, fornillos, fuesa, fuye, gana, goyosos, ibantalla, imienda, incar, judicio, kabo, kale, kallandiko, kamiar, klaredad, konsas, maldico, man, maxillas, merkar, mesmo, meter, meytad, nenguno, nublo, nueso, otri, piadad, piedes, porlargar, posar, prençipiar, presona, pues, puyar, rrolde, rroyuras, seze, sia, tallante, tanben, tornar, traskordar, trasponer, tremolar, tristura”.     

La Cruz de Mayo continúa siendo una de las fiestas más interesantes de Sabiñán, con la tradición de “pingar el mayo” y la romería a la ermita de San Blas. Lo pingan en un descampado el primer viernes del mes, los quintos y también las quintas. La romería se celebra el primer sábado de mayo.

 

Desde Sabiñán continúan por la misma carretera para llegar a Morés, a 5,5, km.

Anuncios