12. BÁRBOLES – BARDALLUR

Bárboles es una localidad de la provincia de Zaragoza y de la comarca Ribera Alta del Ebro, en las confluencias de los ríos Jalón y Ebro. Está a 40 km. de Zaragoza capital, a 259 mts. de altitud y tiene 333 habitantes. Su término municipal está compuesto por la localidad de Bárboles y las pedanías de Oitura y Peramán.

 

Mapa de la zona. Mapa d’a Redolada

Mapa de la zona. Mapa d’a Redolada

Bárboles es un topónimo antiguo con sufijo prerromano átono de origen y significado desconocidos. Una hipótesis sería traducirlo como “hondo del molino” y otra opinión destaca el origen mozárabe del vocablo BARBOL. La primera mención conocida es de 1156: Barboles. Como curiosidad, el nombre de Bárboles aparece en los callejeros de Cartagena, Cadrete, Pinseque, en la urbanización la Joya de Marlofa y en Zaragoza, como Camino de Bárboles.

A los de Bárboles les dicen “Mosquiteros”, como aparece en estos dichos:

“De Bardallur son los zorros,

de Plasencia los raneros,

de Grisén son los lanudos

y en Bárboles mosquiteros”.

De la renombrada recopilación de (IDEAragón) eligen algunos topónimos interesantes de Bárboles:

“Arquillo, Acequia de la Almenara, La Badina, El Vadillo, La Barca, Bizcochea, Brazal de la Torre, Burdel, Dehesa de Lucas, Desguaz, Los Goyeros, Codarrasas, La Calera, Camino de Campablo, Carrera, Quiñones, La Corona, Las Costeras, Las Cuevas, Las Lagunas, Mediahuerta, Medio Cahiz, La Muga, Las Murallas, Noguera, Olbito, Hoyica, Partidero del Nogueral, Pontarrón, Pratidero de Aguillón, Royales, Sejoria, Sisallar, Socarrén, El Sotico, Soto del Marqués, Tamarigal”.

En primer lugar se dirigen hacia la plaza Mayor de Bárboles. Aquí está la Casa Consistorial, la iglesia parroquial y un gran edificio que debió ser “de los Marqueses”, o del Conde de Parcent y Contamina.

La coqueta plaza de Bárboles. La repolida plaza de Barboles

La coqueta plaza de Bárboles. La repolida plaza de Barboles

La iglesia de la Asunción de Nuestra Señora es de mitad del siglo XVI y construida sobre los restos de la primitiva iglesia del siglo XV, de la que sólo se conserva la torre campanario de estilo mudéjar. Esta torre es de finales del siglo XV, presenta planta cuadrada y estructura de alminar hispanomusulmán; aún se aprecian restos de cerámica en sus muros. El edificio fue levantado sobre planta rectangular de nave única de dos tramos. La capilla lateral es de mitad del siglo XVII. Los interiores de la iglesia son rectangulares con nave de finales del XVI, de dos tramos y cabecera cuadrada.

El edificio contiguo a la iglesia, de los siglos XVII-XVIII, tiene galería aragonesa con alero, dinteles, arco de entrada, galería de arquillos y balcón de madera.

La plaza es preciosa y muy cuidada. En uno de los laterales se encuentra el arco de entrada del castillo hacia la calle del mismo nombre. Es un arco de acceso de medio punto, del siglo XVIII, con escudo reciente de Bárboles, en cerámica.

El arco del siglo XVII que da entrada a la calle del Castillo. L´arco d´o sieglo XVII entradero ta la carrera "del Castillo".

El arco del siglo XVII que da entrada a la calle del Castillo. L´arco d´o sieglo XVII entradero ta la carrera “del Castillo”

Desde la plaza se dirigen hacia la casa familiar de José Luis Cervera, el amigo y sin embargo compañero de M. Pérez. Éste considera a José Luis una persona muy importante en su vida. Hoy no se encuentra en Bárboles pero, al menos como recuerdo, harán una foto de su casa. Este capítulo es un homenaje a él y a su familia.

La casa familiar en Bárboles del amigo José Luis Cervera. A casa famillar en Barboles de l´amiu José Luis Cervera

La casa familiar en Bárboles del amigo José Luis Cervera. A casa famillar en Barboles de l´amiu José Luis Cervera

Cambiando a temas históricos, el señorío (marquesado) de Bárboles fue creado en 1340 y compuesto por Barboles y Peraman.

En 1429 Ybrahi Abucach, moro de Barboles, firma en vasallaje con el señor de Bárboles para: “…abitar en aquel lugar durante el tiempo de mi vida…”.

 

Antonio Serrano Montalvo, recoge en el libro “La población de Aragón según el fogaje de 1495”, el censo de Aragón hecho casa por casa. Bárboles tenía 44 fuegos, transcriben una relación nominal de todos ellos:

Mossen Pedro Ximenez de Embun, Señor del lugar. Alamín: Alii de Jofar. ”La casa del Castillo, Audalla Dechilla, Yuce Daranyon, Ybrahi el Gallego, Mahoma Bacat, Mahoma Gualit, Farax de Ferrali, Mahoma Dalborje, Alii Dalborge, Ybrahi Darzequa, Mahoma Çalema, Yuce Daranyon, Alii Gifar, Mahoma Morata, Yuce Samuel, El Alfaqui, Ylel de Lop, Alii Dalfaren, Audalla Nauarro, Alii de Yça, Yuce Muarte, Yuce el Nauarro, Mahoma de Gila, Mahoma de Vera, Alii Fresquet, Ybrahi el Fallaquo, Mahoma el Lancero, Alii el Lancero, Mahoma Cabayas, menor, Yuce Farax, Mahoma de Lop, Alii Alcortes, Yuce Nauarro, Alii Dalbarrazi, Mahoma Cabanyas, Ybrahi de Ca, Ybrahi Dalborge, Mahoma el Cantarero, El Vicario”.

Si consideramos que a cada fuego le corresponderían unas 5 personas, Bárboles tendría en 1495 alrededor de 220 habitantes.

En 1568 fueron arrendados Bárboles, Oitura y Cascallo al mercader Miguel de Foncillas por 29.000 sueldos anuales.

La población de Bárboles en 1609 era de 43 fuegos. En 1646 de 30 fuegos, en 1713 de 28 vecinos, en 1797 de 55 fuegos y en 1857 de 430 habitantes.

Bárboles según Pascual Madoz en 1850. Barboles seguntes Pascual Madoz, lo 1850

Bárboles según Pascual Madoz en 1850. Barboles seguntes Pascual Madoz, lo 1850

Del libro “Bárboles en los siglos XVII y XVIII: una encrucijada en el Bajo Jalón” de Pedro J. López Correas, entresacan algunos interesantes apuntes históricos:

Portada del libro de Pedro Correas de Bárboles. Portalada d´o libro de Pedro Correas de Barboles

Portada del libro de Pedro Correas de Bárboles. Portalada d´o libro de Pedro Correas de Barboles

“Los señores de Bárboles, del lugar de Oitura y de la “pardina” de Figueruelas, en el primer cuarto del siglo XVII, fueron Fernando Cerdán y Jerónima de Heredia. Tuvieron gran interés en repoblar Bárboles para que les trabajasen sus tierras desde la expulsión de los moriscos en 1610.

Uno de los privilegios era elegir alcalde; en 1613 nombraron a Jerónimo Asensio:

“Nos Jheronimo Asensio, alcaide del lugar de Barboles, por los muy ilustres señores don Fernando Cerdan y Doña Jheronima de Heredia…”.

En el segundo cuarto de siglo XVII el señorío de Bárboles estarbaocupado por Juan Ximenez Cerdán y Embún, Beatriz Sanz de Armora y María Sanz de Armora.

Los lotes de tierras arrendadas de los Señores los cogen, sobre todo, matrimonios. Muestran varios ejemplos de uno de ellos, los López-Berges:

“A mitad de 1643: Martín López –labrador- y María Berges, esposos y vecinos de Bárboles, reconocen tener en préstamo de la casa de Bárboles, la cantidad de 32 cahices y 4 hanegas de trigo; 3 cahices de cebada; y 2 cahices de avena”.

Muestra de la cancelación de una deuda, en 1642:

“Una deuda de 24 cahices, 6  hanegas y 6 almudes de trigo; 5 cahices de cebada; y 2 cahices de avena, que Martín López y María Berges, esposos, vecinos de Bárboles, habían contraído con la Casa de Bárboles”.

A partir de septiembre de 1644, “la Casa de Bárboles otorga haber recibido de Martín López y María Berges, esposos, vecinos de Bárboles, la cantidad de 17 cahices de trigo, 3 cahices de cebada; y 2 cahices de avena.

8 cahices de trigo; 3 cahices de cebada; y 2 cahices de avena = por la simiente de 1643, y los otros 9 cahices de trigo = en parte de pago de una deuda mayor, contraída en 1643”.

Precioso rincón de Bárboles. Sobrepolida rinconada de Barboles

Precioso rincón de Bárboles. Sobrepolida rinconada de Barboles

De 1630 a 1680 fueron numrosos los mayordomos de la cofradía de Nª Sª del Rosario, uno de ellos, Juan Berges, será en los años 1666 y 1671.

La procedencia de 170 matrimonios (340 personas) que se casaron en la iglesia de Bárboles desde 1616 a 1799 era de muchos lugares, cercanos o lejanos. De Bárboles, 229 hombres y 333 mujeres, pero había otros: de Bardallur, 8 hombres y 13 mujeres; de Francia, 8 hombres y 1 mujer; y de Trasobares, 1 hombre y 1 mujer.

En las primeras décadas del siglo XVIII, Bárboles aparece en el señorío de los marqueses Alonso Fernández de Heredia y María Martina de Castejón y Ciria.

En 1654, según las actas de visita del Arzobispo, en Bárboles entran los animales al cementerio y, en 1660, las golondrinas a la iglesia.

En 1731, José Duarte, alcalde, Simón Fonz y Nicolás Berges, regidores, del lugar de Bárboles, nombran como procurador del Ayuntamiento a Juan Arbex.

En 1754, el administrador del marqués Diego Fernández de Heredia, arrienda a José Berges, vecino de Bárboles, las herencias de tierras, casa, pajar y bodega que su padre, José Berges tenía en el lugar de Bárboles.

En 1759, se efectuó la adveración foral del testamento del vecino de Bárboles José Arbex delante de las puertas de la iglesia:

“José Arbex estando muy enfermo y en posesión de todas sus facultades mentales realizó su testamento,  el cual entregó al vicario Francisco Les por no haber en Bárboles notario real, en presencia de Domingo Vázquez y Félix Duarte.”

En un pueblo de Aragón la adveración de testamento ante párroco, delante de la iglesia. En un lugar d’Aragón l’alberazión de testamén ante mosen, debán d’a ilesia

En un pueblo de Aragón la adveración de testamento ante párroco, delante de la iglesia. En un lugar d’Aragón l’alberazión de testamén ante mosen, debán d’a ilesia

Para que todo procediese conforme con lo establecido en los Fueros de Aragón, se hizo la encuesta establecida a ese fin:

El punto décimo del testamento decía así: “Deja como heredera de todos sus bienes a su mujer María Berges, para que pueda disfrutar de ellos mientras viva. Y cuando ella muera, deja como heredero universal de todos sus bienes a su hijo mayor Agustín Arbex, siempre que acepte el presente testamento”.

El arriendo de la panadería aparece como un privilegio más de los señores de Bárboles. En 1769, “José Royan, administrador general de María Joaquina Fernández de Heredia, viuda de Antonio Lanuza y de Boxadors, condesa de Plasencia y marquesa de Bárboles, arrienda a José Lamuela y José Berges, labradores y vecinos de Bárboles, el horno de cocer pan y la panadería de Bárboles”.

En cada uno de los tres años del arriendo los panaderos podrán cortar leña y tamarices para el horno de la panadería en el término de Aguillo, junto al río Jalón.

Esta misma Señora, Mª Joaquina Fernández de Heredia, compra en 1772 una casa en Bárboles que confronta con la carnecería y con casa de los herederos de Gregorio Berges, por 160 libras jaquesas”.

Después de visitar Bárboles se dirigen a Bardallur, que está a 4 km.

 

 

Bardallur (topónimo de sustrato prerromano, relacionado con el vascón UR “agua”, traducido como “río del molino”) es una localidad de la provincia de Zaragoza y de la comarca de Valdejalón. Se encuentra a 44 km. de Zaragoza capital, a 276 mts. de altitud y con 328 habitantes. Su primera mención fue en 1137 con el nombre de Bardalur.

De la mencionada recopilación de (IDEAragón) eligen algunos topónimos referentes a Bardallur:

“Alberquilla, Algaba, El Almicén, Almodaina, Alfondiga, Barranco del Val de Campablo, Arroyo del Pilatón, Vadillo, Bayos, Boquerones, La Dehesica, El Esperadero, Garretas, La Coscolleta, Camino de Cantavieja, Camino de la Carrasca, Camino de los Ontinares, Campo del Ojo, Caseta de Francho, Caseta de Pascualico, Caseta de Roza de Solares, Castillo de Turbena, El Castilluelo, Los Clerigos, Condesa, Cuarto Medio, Las Panchias, Royo de la Val, Sementel, Cenaque, Los Cerados, El Sotico, Tablaza, Turbena, Chopar”.

La localidad de Bardallur tiene el mote de “el pueblo de la Zorra”, como aparece en estos dichos:

“En Bardallur está la zorra,

en Bárboles quien la mate,

en Pleitas quien se la coma

y en Oitura rabian de hambre”.

 

En este interesante blog de Bardallur: http://turbena.blogspot.com/p/la-fabla-de-bardallur.html, se incluye un extenso vocabulario y expresiones corrientes en Bardallur, todo recopilado por Pablo Medrano Lázaro y publicado en el libro ”La Fabla de Bardallur” (El vocabulario corriente de los vecinos de Bardallur) en 1997. Excelente trabajo del que seleccionan algunos vocablos aragoneses, ocurrencias y dichos:

“Acotolar, Betello, Capuzar, Chemecar, Dorondón, Esmochar, Fagüeño, Gayata, Inte, Joriar, Lamín, Mallacán, Nublo, Ñudo, Orache, Picaraza, Querar, Reblar, Sarguentana, Tastar, Usillo y Zardacho”.

“Quedarse escachau, Llevar gayatazos, Llover carruchos”.

“Amanecieron templando, como los de Lumpiaque”.

“Si sale con barba, San Antón y si no, la Purísima Concepción”.

Casa-cueva de Bardallur. Casa-espelunga de Bardallur

Casa-cueva de Bardallur. Casa-espelunga de Bardallur

Los primeros vestigios humanos conocidos del término de Bardallur son de la Edad de Bronce, en los yacimientos de Campablo

En época islámica la comarca era denominada “Salun” (Jalón) y comprendía desde Ricla hasta Cabañas de Ebro.

En la época cristiana la población es destruida, rehecha y repoblada.

En 1227, el rey Jaime I de Aragón cambió Bardallur a D. Pedro de Luna, de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. Después la entregó a D. Pedro Jordán de la Peña y fue fortificada por orden de Jaime I “El Conquistador”.

En el siglo XIV Bardallur pasa a Artal de Orta, señor de Épila.

En 1409, Bardallur pasa a pertenecer a María de Luna y en 1431 es vendido a Ferrer de Lanuza.

Respecto al mencionado censo recogido por Antonio Serrano Montalvo en el libro “La población de Aragón según el fogaje de 1495”, transcriben la relación nominal de los 35 fuegos que tenía Bardallur por esas fechas:

Alamín: Mahoma el Fallaquo. Jurado: Yuçe Taraçona, Alii Moferriz. “La Casa de Mahoma Nauarro, Alii de Trigo, Yuce el Cahen, Yuce Azeyt, Alii el Heni, El Alamin, Alii Mufferriz, Alii Dalbarrazin, La Viuda de Manran, pobre, Mahoma Matabuey, Yuce el Cuenti, Mahoma de Fallaquo, Mahoma Culeyma, Mahoma Elguien, Hamet Elguien, Alii Cabanyas, Ybrahi Leui, Mahoma Pinillo, El Alfaqui, Yuce Taraçona, Muca Çançala, El Danyon, Hamet de Joha, Xenci el Matabuey, Yuce de Trigo, Mahoma Paterna, pobre, Alii Paterno, pobre, Ybrahi Abengalia, Yuce el Heni, Mucot de Faralbien, Mahoma Nauarro, pobre, Mahoma Bengalin, El Molinero, El Castillo, El Alfaqui Villel”.

Si consideramos que a cada fuego le corresponderían unas 5 personas, Bardallur tendría en 1495 unos 175 habitantes.

Cinco Justicias de Aragón –Juan de Lanuza- de 1478 a 1591 fueron señores de Plasencia y Bardallur. A principios del siglo XVII y después de cortarles la cabeza a uno de ellos -D. Juan de Lanuza “lo Mozo” -en 1591, las posesiones que éste tenía en Bardallur y Plasencia fueron arrasadas por orden del rey Felipe II, continuando más adelante en propiedad de los Lanuza, pues en 1616 el Conde de Plasencia y Señor de Bardallur era Pedro de la Nuça.

En 1610, año de la expulsión de los moriscos, Bardallur contaba con 112 fuegos; de ellos, 109 eran de moriscos. En total, 544 personas fueron desterradas y el lugar quedó prácticamente deshabitado. Tras la repoblación Bardallur llegará los 34 fuegos en 1650.

Según las Actas de visita del Arzobispo en Bardallur, el 1614, la torre está en peligro de caerse; el pueblo muy necesitado y sus gentes, muy pobres.

Del mencionado libro “Bárboles en los siglos XVII y XVIII…” de Pedro J. López Correas, escogen algunos datos curiosos e interesantes sobre Bardallur:

En 1719, en la partida del Castilluelo, término de la villa de Urrea de Jalón, se juntaron las siguientes personalidades para recibir un préstamo de 140 libras jaquesas de José Felices, vecino de Épila:

“Juan Jaravo, alcalde, y Juan Correas, regidor, de la villa de Urrea de Jalón, Pedro Bustrán, alcalde, y José Escuer, regidor, de la villa de Plasencia. Juan Santuchos, alcalde, y Domingo Samitiel, regidor, del lugar de Bardallur y José Berges y José Duarte, regidores del lugar de Bárboles”.

En 1741 se reunen dos de estas corporaciones para contratar a un cirujano:

“Gaspar González, alcalde, José Marren y Matías Arbex, regidores, y Calisto Escuer, síndico procurador, de la villa de Plasencia; Lorenzo Trigo, alcalde, Domingo Samitiel, Antonio Trigo y Francisco Samitiel, regidores, y Pedro Crespo, síndico procurador, del lugar de Bardallur.

La Hermandad de Plasencia y Bardallur contratan como cirujano a Francisco Casanoba, “maestro cirujano”, residente en Bardallur, por un tiempo de 3 años y por un precio anual de 25 cahices de trigo (12 cahices y 4 hanegas de trigo cada corporación), en tres pagas para el día de San Miguel de cada año”.

La “Hermandad” compuesta por Plasencia y Bardallur se deshará en 1765. Entonces sólo Bardallur alquilará dichos servicios, llevando dos trabajos a la vez: cirujano y escribano.

En el Ayuntamiento de Bardallur, el 31 de diciembre de 1765 se reunirán para la contratación:

Francisco Samitiel, alcalde, Juan Dito e Ignacio Medrano, regidores, y Braulio Trigo, síndico procurador, del lugar de Bardallur.

Contratan como cirujano de Bardallur a Francisco Alcal, “maestro cirujano”, residente en Bardallur, por un tiempo de 3 años y por un precio anual de 17 cahices y 6 hanegas de trigo, en tres pagas para el día de San Miguel de cada año”.

En 1850, el político español Pascual Madoz en su “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España” cuenta unos datos interesantísimos sobre Bardallur: geográficos, económicos y del terreno, detalle de aguas minerales y de clima que, por cierto, es sanísimo.

Bardallur seguntes Pascual Madoz, lo 1850

Bardallur seguntes Pascual Madoz, lo 1850

De aquí es la familia materna del amigo José Luis Cervera. Este amigo le recomendó a M. Pérez que no dejase de visitar en el barrio de viviendas de “Las Cuevas”, así que se dirigen hacia allí.

Las viviendas están excavadas en un monte de yeso que, en contacto con el aire, se transforma en roca. Exploran sólo por fuera, pero les resulta chocante. Como les dice un vecino de una de estas viviendas: “en invierno se está caliente y en verano fresco”.

Bibianda en Las Cuevas de Bardallur

Bibianda en Las Cuevas de Bardallur

En el interior hay un espacio central del que nacen a derecha y a izquierda las habitaciones más importantes: cocina, dormitorio, las dos con ventana. Al fondo, sin luz natural, otras habitaciones secundarias.

Bardallur está organizado a lo largo de una calle paralela al monte donde están las cuevas, así que desde el barrio de las Cuevas observan a sus pies la población de Bardallur con excelentes vistas, los tejados de las casas, la iglesia y al fondo, la ribera del Jalón.

Ambiesta de Barboles dend´os arredols de Las Cuevas de Bardallur

Ambiesta de Barboles dend´os arredols de Las Cuevas de Bardallur

La iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, del siglo XVIII es de estilo barroco y solo tiene una nave. En su interior resalta el retablo gótico policromado de San Bartolomé, que pertenecía a la ermita de Turbena. En las proximidades se encuentran los restos del castillo de Turbena, conocidos por “El Santo”, un antiguo poblado medieval gobernado de 1134 a 1156 por el noble Ruy Pérez (de los Ximénez de Urrea). En el mismo monte está la ermita románica de San Bartolomé, del siglo XII y reformada en el XVIII.

Les ha gustado la visita a Bardallur,  han sido interesantes las viviendas en cuevas y especialmente sugestivo por ser el pueblo materno del amigo José Luis.

La última visita de la jornada será Urrea de Jalón, a 3 km.

Anuncios