7. Fonfría. Sierra Pelarda. Santuario de la Virgen de la Silla – Baños de Segura

Continúan por la A-2514en dirección hacia Fuenfría, pues quieren ver esa zona del nacimiento de la Huerva y la Sierra Pelarda, pasan rápidamente por Rudilla y media docena de kms. más adelante llegan a Fonfría pero no paran en el lugar, pues marchan hacia el puerto para ver la vista del valle del Pancrudo.

Al fondo el pueblo de Fonfría. Ta ro fundo Fuenfría

Cuando están llegando al desnivel de la otra vertiente, se desvían por una pista de tierra –bien arreglada- para llegar hacia el repetidor.

Vista de la Sierra Pelarda. Ambiesta d'a Pelarda

Desde aquí la vista es impresionante hacia el valle dela Huervay las sierras de Oriche y Cucalón; sin embargo el valle del Pancrudo no se ve por el pinar. Los Zerris hubiesen querido bajar un rato por la otra vertiente de la Sierra, para ver las vistas y el antiquísimo Santuario de Pelarda, pero la tarde avanza y hoy todavía les queda mucho recorrido; así que se vuelven por donde han venido, dejan a la derecha el famoso “Marojal de Pelarda” (selva de “marojos”, denominación local de los “melojos” –Quercus pyrenaica- variedad de rebollo de hoja caduca) y en Fonfría se desvían un par de kms. hasta la ermita dela VirgendeLa Silla.

El Santuario de la Virgen de La Silla y su Cofradía han sido el principal centro religioso y de identidad de esta comarca dela Alta Huerva.

El Santuario de la Virgen de la Silla. O Santugario d'a Birchen de Lasilla.

Su origen legendario está establecido en la donación hecha por Jaime I el Conquistador de la Santa Imagen de la Virgen que la acompañaba en sus conquistas. Así lo recoge el Padre Faci: “D. Jaime, al retirarse a su corte de Zaragoza desde Valencia deja la Santa Imagen que siempre llevara con él, como Trono y Silla que se le debía por tantas victorias y favores….” La  realidad sería mucho más dura: parece ser que la ermita se ubicó sobre los restos de un torreón de vigía de la línea defensiva establecida en la zona por Ramón Berenguer IV, a mitad del siglo XII; este torreón y un poblado añadido –que se despobló a mitad del siglo XIV- estaban en la partida de “La Losiella”, de la que tomaron su nombre. En los documentos antiguos se hace referencia a la pardina o dehesa de “Santa María –o Nª Señora- de Losilla” o “Losilla”; no es hasta primeros del siglo XVIII que aparece la denominación de “Nª Sª de Lasilla” (por errores gráficos o alteración en la pronunciación).

La parte de atrás del Santuario de la Virgen de la Silla. A zaguera d´o Santugario d'a Birchen de Lasilla

De esos tiempos será también a creación de la mencionada leyenda, aprovechando la gran antigüedad de una de las imágenes titulares de la Virgen–ya desaparecida-. También es posible que la referencia a Jaime I indique el momento de creación del poblado y la iglesia de Losiella, en el siglo XIII. Así se describe en los “Gozos a María Santísima de la Silla” (1.891): “Fuenfría fue muy dichosa / con regalo tan precioso / que el Rey D. Jaime animoso / nos hizo…./ De Cataluña á Mallorca / desde Valencia á Aragón / en la grupa de su arzón / os pasea entre sus tropas / el Principe que os adora / y os aclama Capitana / Madre Virgen Soberana….”.

La Sierra Pelarda desde el Santuario de la Virgen de la Silla. A Pelarda dende o Santugario d'a Birchen de Lasilla

Un documento del Archivo Municipal de Daroca (sección “Pastos y Mojonaciones de la Comunidad de Aldeas”), publicado en “Cuadernos desde La Silla” 1º 1, pp. 15-18, redactado en el lugar de Monforte y fechado en octubre de 1.560, sobre pastos y amojonaciones en los lugares de Bea y Fonfría, trata muy ampliamente sobre la “pardina de Nª Sª de Losilla” (la “Comunidad de Aldeas” controlaba mucho las pardinas de los lugares, pues sacaba jugosos beneficios con los “cánones” anuales que apechugaban los ayuntamientos titulares de las mismas). En este documento declaran delante de los comisarios dela Comunidad de Aldeas de Daroca, sobre los pastos y amojonaciones de sus pardinas, Joan Matheo y Cristobal Valero –jurados del lugar de Bea- con los testigos  Domingo Pardos –de Collados- y Marco Valenciano –de Olalla- de una parte, y de la otra Antón Herrando y Antón Martín –jurados de Fonfría- con los testigos Marco Valenciano –ya mencionado- y Miguel Lop –de Allueva-. Es un documento interesante por los topónimos y algunos vocablos, expresiones y contenidos.

Esta es la toponima que aparece, referente a la amojonación de las dehesas: DEHESA DE “EL REBOLLAR” (BEA): Colladico de la Haya, Valle de la Hoya, Puntalico La Peña, Cavezo el Tobrero, Partida Las de Miguel,Fuente Los de Miguel, Collado Val de la Fuente, Collado Val de Pallaranco, Prado de la Sierra, Puntal del Arbal de Palancar, La Fuen Ginebrossa, Val de La Penilla, Partida Valmediano, Puntalico de los Sesternelos, La Guerba, Camino de Fuenfria.

DEHESA DE “LA PARDINA DE NUESTRA SEÑORA DE LOSILLA” (BEA Y FONFRÍA): Hondon de la Cantera de Val de Tello, los Pajares de Losilla, Peña Val de Tello, La Matilla, El Juncar, La Presa de la Carca.

DEHESA DE “LA RETUERTA” (FONFRÍA): la Loma Gorda, las Navazas, El Menudillo, la Presa de Sancho Ibañez, las Vertientes de Garcia, Val Fondo, Camino de Nueros, la Hoya el Collado, Mojon de la Dehesa Pelarda, La Cruz de los Evangelios(cabezo), Cabezillo de la Presa Bernabe, Cabezo la Torre, Ermita de San Cristobal, la Presa de Joan Ibañez del Escorial, los Mojones de la Dehesa.

Algunos vocablos y expresiones curiosas de dicho documento: “la valle”, “virtiente”, “dizir”, “la puente”, “defuntas”, “por junto a”, “por recta linea”, “en somo de”, “oido lo esposado”, “a saberes”, “et fecho lo sobredicho”, “dixeron y proposaron”, “la cual dehesa es vedada de leñas a eternas,debaxo las penas y calonias que se siguen….”, “cabezo enta el termino de Godos”…. etc.

El primer domingo de mayo se celebra cada año una romería muy popular en toda la comarca, llegan vecinos de Bea, Lagueruela, Allueva, Anadón, Rudilla, El Colladico, Piedrafita, Salcedillo, Fonfría.

Los Zerrigüeltaires merodean un poco alrededor del grandioso edificio del santuario –del siglo XVIII- que, por lo que se ve, está recién restaurado.

Monumento a la Virgen de la Silla. Molimén a ra Birchen de Lasilla

Hacen alguna foto al edificio, a un monumento-peirón a la “Virgen de la Silla” próximo, y a los paisajes de los alrededores, sobre todo al paraje del nacimiento de la Huerva, situado a algunos cientos de metros.

Nacimiento del río Huerva. Naxedero de la Güerba

No les da tiempo de más, así que continúan viaje siguiendo ahora el curso del río Aguasvivas

Edificio cerrado de los Baños de Segura. Os baños de Segura tancaus

–que nace muy cerquica de la Huerva, pero en la otra vertiente de aguas- pasando por Allueva, Salcedillo y Segura de Baños, donde se desvían hacia el puerto de Segura para visitar la Fozde “La Cingla” del Aguasvivas

El río Aguasvivas en la Foz de la Cingla. L'Aguasbibas en a Zingla

y los Baños de Segura (cerrados al público, pues lo están arreglando desde hace años), haciéndose algunas fotos.

La Cingla del Aguasvivas. A Zingla

Desde los Baños se vuelven a Segura, por donde pasan sin parar por falta de tiempo. La historia de Segura y su Baronía estuvo muy unida durante siglos a la de Huesa del Común y su Honor (veáse el capítulo de Huesa); en la primera guerra carlista la población aguantó fuertes asedios que le causaron grandes destrozos. Ahora escasamente quedan 30 habitantes, es de esperar que el lugar se animará bastante con la reapertura de Los Baños –que parece próxima- éstos datan del siglo XVIII y han sufrido todo tipo de sucesos y situaciones de propiedad, explotación, etc. A los Zerris lo que más les ha sorprendido de Segura es la leyenda local publicada por Pascual Martínez Calvo en su libro “Historia de Montalbán y la comarca” (1.985):

Otra visión de La Cingla del Aguasvivas. Dende atro anglo, a Zingla

“LA HISTORIA TRISTEDE UN PASTOR – AMORES QUE MATAN

Ocurrió en Segura en la partida de Prado de Sancha, Prau Sancha, hoy Prusancha; desde el hecho hace unos 400 años. La tradición ha llegado hasta hoy.

 

Los ancianos lo oyeron a sus abuelos y así. Blasco Ibáñez lo menciona en “Cañas y Barro”. Sin duda que los segadores que venían de Valencia a estos pueblos, llevaron allá la historieta. Hasta los años 30 han venido.

 

Es así: el Prado de Sancha es un llano que cuelga del pinar hacia Segura. Un pastorcito cuidaba su rebaño. Un día encontró una culebrita, que él alimentaba de leche en su vaso o cuerno. Pasaba los ratos jugando con ella. Al llegar allá, la llamaba: “¡Sancha, Sanchica!”, y la serpiente se deslizaba suavemente hasta su amigo. Crecieron los dos. Y el pastor tuvo que ir a la “mili”. Tardó a venir varios años. Volvía feliz, hecho un veterano, a ver la tierra de su infancia.

 

“¡Sancha!, ¡Sancha!”, gritó el pastor una y más veces. Al rato oyó un ruido de juncos y vio moverse los matorrales. Algo pesado se movía. Pronto se alarmó ante una enorme serpiente, que avanzaba recelosa hacia él. Tuvo miedo, pero se confió. ¡Será ella!.

 

 – “¡Sancha!”, dijo un poco asustado, retrocediendo algo. “¡Cómo has crecido!…¡Qué grande eres!”. Ella le reconoció y avanzaba deprisa. El intentó huir. ¡Pero era ella!. Los dos se miraron y, de momento se alegraron.

 

Ella, sin duda para manifestarle su alegría, se enroscó a sus hombros estrechándole tan fuerte, que el pastor forcejeó por soltarse.

 

-“¡Suelta, Sancha, suelta!. No me abraces. Eres demasiado grande para estos juegos”. La serpiente le acariciaba, como en otros tiempos.

 

Mientras los anillos se contraían, un escalofrío angustioso corrió su cuerpo, cayendo esfixiado, envuelto en sus anillos.

 

Unos pastores acudieron, al oir sus gritos, encontrándole ya cadáver con los huesos quebrantados y la carne amoratada por el fuerte abrazo de Sancha.

 

Esta huyó, ante los gritos de los pastores, hacia el cerrado pinar.”

La Foz de la Cingla del Aguasvivas. A Foz d'a Zingla

Los Zerrigüeltaires continúan viaje hacia Vivel del Río por la carreterica que sigue el curso del río Segura, uno de los principales abastecimientos del río Martín.

Anuncios