3. Vuelta a Zaragoza (Jaulín – Botorrita – María de Huerva)

Este primer día van a volver a hacer noche en Zaragoza. La vuelta la hacen por el Valle del Huerva pasando primero por Jaulín, donde paran un momento para hacer una foto ala Estanca del pueblo, que antiguamente surtía de agua a la población y ahora es un parque acuático muy animado por las aves que lo habitan, gracias al acondicionamiento hecho por la gente del pueblo y que les mereció el “Premio Nacional de Medio Ambiente” (1984) y el premio “Medio Ambiente de Aragón” (2007).

La Estanca de Jaulín. A Estanca d'o Lugar

Continúan viaje y al pasar por Botorrita se desvían hacia el yacimiento celtíbero de Contrebia Belaisca,

Mapa celtiberia en el que está incluido Contrebia Belaisca. Mapa d'a Zeltibera en o que ye encluyiu Contrebia Belaisca

solamente a algunos centenares de metros de la población pero, curiosamente, situado en el término municipal de María de Huerva.

Yacimiento de Contrebia Belaisca. Chazimién de Contrebia Belaisca

Este yacimiento es muy importante para el conocimiento de la historia de los celtíberos, sobre todo por el hallazgo de algunos “bronces” con textos en lenguas prerromanas del Valle del Ebro, en alfabeto ibérico nororiental, y en latín, que han suministrado importantes datos filológicos e históricos sobre los pueblos celtíberos a los estudiosos. Especialmente importante es el llamado “Bronce II de Botorrita”, que recoge el litigio jurídico más antiguo documentado enla Península Ibérica, y en el que el senado de Contrebia Belaisca arbitra y resuelve la disputa sobre derechos de canalización de aguas entre las ciudades de Salduie (Zaragoza), Alaun (Alagón) y Sosinesta (situación desconocida).

Bronce encontrado en Botorrita, el texto más largo hallado en escritura ibérica. Bronze trobato en Botorrita, o testo más luengo

Los Zerris hacen una foto de conjunto del yacimiento y continúan viaje.

Llegan a María de Huerva (del árabe HISN AL MARIYA: torre de vigía, atalaya), localidad de casi 4.500 habitantes a unos 15 kms. de Zaragoza capital; van directos al Castillo y Pueblo Viejo de María, Bien de Interés Cultural, cruzando a la márgen derecha del Huerva y dejando el auto a la sombra de una vaguada, al norte de la loma donde permanecen los restos arquitectónicos de dichas construcciones.

Restos del castillo de María de Huerva. Estrazios d'o castiello de Mariya de la Güerba

María fue un puesto importante en la conquista de Zaragoza por las tropas de Alfonso I el Batallador, debido a los refuerzos enviados por Córdoba para ayudar a Saraqusta contra las tropas aragonesas, navarras y bearnesas que la sitiaban, juntos en María, huyeron sin plantar batalla a los cristianos –debido a la clara superioridad numérica de éstos- dejando la capital del Ebro a merced de los cruzados del “Deus li vol”.

El rey Alfonso I le otorga Carta Puebla el 1124, aún así la población continuará estando mayoritariamente árabe durante cinco siglos, hasta la expulsión de éstos a primeros del siglo XVII, cuando alrededor de 200 familias moriscas de María fueron desterradas y abandonaron el país por el Somport, siendo su nuevo destino –parece ser- Túnez. Después de pasar por muchos propietarios y posesiones feudales,la Honorde María pasa en 1428 al linaje de los Fernández de Heredia –que más adelante serán Condes de Fuentes- a los que continuará perteneciendo el Señorío de María hasta el fin del Antiguo Régimen.

M. Martín bajo los restos del castillo de María de Huerva. M. Martín baxo os estrazios d'o castiello de Mariya de la Güerba

La actual María está situada en la márgen izquierda del Huerva; se trata de una refundación de la localidad por cristianos “viejos”, a resultas de la expulsión de los árabes en 1610; el nuevo lugar está diseñado por un arquitecto del Conde de Fuentes, situado junto al Camino Real a Madrid, construído con formas barrocas y denominado “Maríala Nueva”.

De la época contemporánea lo más destacable en esta localidad esla Batallade María, acontecida el 15 de junio de 1809 entre el ejército napoleónico de Suchet y el español de Aragón y Levante. El resultado fue igualado pero con pérdidas mucho más grandes por la parte española, que supusieron la imposibilidad de continuar la ofensiva reconquistadora de Zaragoza y el Valle del Ebro, que prosiguieron en manos de los franceses hasta el 1813. En 2009 se celebró en María de Huerva el 200 aniversario de este enfrentamiento, con importantes jornadas de recreaciones y celebraciones históricas.

Cartel de la celebración de la Batalla de Maria de Huerva. Retulo d'a zilebrazión d'a Baralla de Mariya de la Güerba

Este año, en junio del 2010, se ha celebrado el 400 aniversario de la expulsión de los árabes de María, con interesantísimas jornadas de recuerdos y recreaciones históricas.

Cartel de la conmemoración de la expulsión de los moriscos en María de Huerva. Retulo de l'alcordanza d'a forachite d'os moriagos en Mariya de la Güerba

Los Zerris suben la cuesta norte de la loma del Castillo, dirigiéndose rectos hacia la Torrede Vigía; a la vez que se hacen fotos, M. Martín le comenta a su tocayo, las excursiones que hacía de joven con los “scouts” los fines de semana, cuando iban a menudo a Cuarte, María, Mezalocha… y, una vez hacia Fuendetodos y Azuara, -siempre caminando- y que estas “marchas” les parecían lo más normal del mundo: “juventud, divino tesoro”…

M. Pérez bajo los restos del castillo de María de Huerva. M. Pérez baxo os estrazios d'o castiello de Mariya de la Güerba

Ya enla Atalaya, merodean alrededor y por dentro, entrando –con apuros- por algunos subterráneos que comunican diferentes aposentos y zonas de la construcción. Las vistas desde aquí dela Vegade María y Valle del Huerva, por un lado, y del seco Valle y Plana de María por el otro, son impresionantes e inolvidables.

M. Martín, al fondo el pueblo de María de Huerva. M. Martín, enta lo fundo o lugar de Mariya de la Güerba

Se quedan unos minutos más observando con atención y vuelven a bajar al coche, pues todavía les falta un par de cosas de ver yendo hacia Zaragoza.

Anuncios