23. MUNÉBREGA

Desde el monasterio se vuelven a Nuévalos, donde se desvían por la A-202 hasta Munébrega, parando un momento para hacer un recorrido.

Es una localidad de casi 500 habitantes situada junto a la Rambla del Molino, que baja de la Sierra de Pardos, a 750 mts. de altitud y 98 kms. de Zaragoza.

La denominación medieval Moniebrega, o Monuebrega, proviene de la de una población celtíbera –Munebrix u Mundobriga– de la que se encontraron los restos en 1998, en la “Granja la Zaragocilla”, entre Munébrega y Olvés.

01 Sarcófago celtíbero empleado como abrebador en "la Zaragocilla".Sarcofago zeltibero emplegau como abrebador en La Zaragozilla .   Fuen- Olvés, qué bonito es.

Sarcófago celtíbero empleado como abrebador en “la Zaragocilla”. Sarcofago zeltibero emplegau como abrebador en” La Zaragozilla”

Según Rafael Andolz, los de Munébrega tienen 4 motes: “Munébrega zarandilleros / que además son pajareros / que aunque son munebregueros / los llaman los cangrejeros.” (“Zarandilla” es la denominación local de la lagartija).

Aparcan en la plaza Castillo, junto a la iglesia de Nª Sª de la Asunción, de origen mudéjar del siglo XIV, y el Ayuntamiento.

07 Plaza Castillo con ayuntamiento e iglesia de la Asunción. Pza. Castillo con Achuntamién e ilesia de l'Asunzión

Plaza Castillo con ayuntamiento e iglesia de la Asunción. Pza. Castillo con Achuntamién e ilesia de l’Asunzión

Fotografían la fachada de la espectacular iglesia

Fachada de la iglesia de la Asunción de Monébrega. Frontera d´a ilesia de l´Asunzión de Moniebrega

Fachada de la iglesia de la Asunción de Monébrega. Frontera d´a ilesia de l´Asunzión de Moniebrega

y placas conmemorativas de dos hijos ilustres de la localidad: fray Julián Garcés

Rótulo en recuerdo y homenaje a fray Julián Garcés. Retulo en alcordanza y omenax á Flay Chullán Garzés

Rótulo en recuerdo y homenaje a fray Julián Garcés. Retulo en alcordanza y omenax á Flay Chullán Garzés

y Chuan Ferrández de Heredia (1310-1395), importantísimo personaje precursor del Renacimiento, con gran influencia en la religión, política y cultura europeas de su época, que a partir de su nombramiento en 1377 como Gran Maestre de la Orden de los Hospitalarios desarrollará en Avignon un importante Scriptorium de obras históricas, tanto de factura propia como traducciones de clásicos griegos, algunas de éstas las primeras que se hacían en una lengua europea occidental, en este caso el aragonés medieval, aunque con importantes y abundantes préstamos e influencias de otras lenguas románicas, debido a los múltiples orígenes de los escribanos y traductores del Escritorio Herediano y el origen diverso de las fuentes escritas utilizadas.

Rótulo en recuerdo a Juan Fernández de Heredia. Retulo remeratibo de Chuan Ferrández d´Eredia

Rótulo en recuerdo a Juan Fernández de Heredia. Retulo remeratibo de Chuan Ferrández d´Eredia

Fue el primero en hacer traducir a Tucídides y Plutarco a una lengua romance -iniciativa única en la historia de las traducciones medievales-, gracias a sus contactos con humanistas helenos durante las campañas guerreras en las que participó.

Así, hizo traducir y publicar las “Vidas Paralelas” de Plutarco, la “Historia de la Guerra del Peloponeso” de Tucídides; y otras traducciones, como el “Libro de Autoridades” o “Rams de flores” (relatos de la “Summa Collationum” de Juan de Gales), “Flors de las Historias de Orient” (textos del monje Hayton) o la “Historia troyana” de Guido de Columnis.

Además se ocupó de hacer los textos enciclopédicos de la educación principesca, como el “Secreto Secretorum” y el “Libro del Trasoro” e historias locales, como “la Grant Cronica d’Espanya” y “la Cronica de la Conquista de Morea” (inspirada en un libro de Juan Zonaras). También se interesó por los libros de viajes, haciendo traducir al aragonés el “Libro de las Maravillas del Mundo” de Juan de Mandevilla y el “Libro de Marco Polo”.

Otras obras se han perdido, aunque se conoce su existencia por la correspondencia con reyes de Aragón; por ejemplo, una “Summa Historiarum” traducida al aragonés.

En el museo local -cerrado a estas horas- hay información de otros muchos hijos ilustres nacidos en la localidad: obispos, arzobispos, un cardenal, escritores, pintores, un Justicia de Aragón… ”impresionante”.

Escudo con Cruz de San Jaime con fecha del siglo XVIII.  Escuto con Cruz de San Chaime y calendata d'o sieglo XVIII

Escudo con Cruz de San Jaime con fecha del siglo XVIII. Escuto con Cruz de San Chaime y calendata d’o sieglo XVIII

Los Zerris se conforman con dar una vuelta por los alrededores de la plaza;

Casas tradicionales en la plaza Castillo de Munébrega. Casas tradizionals en a Pza. Castillo de Moniebrega

Casas tradicionales en la plaza Castillo de Munébrega. Casas tradizionals en a Pza. Castillo de Moniebrega

enseguida se fijan en la escultura de una cara de un muchacho “pasmado” y fumando, ubicada en una esquina de una casa de color “rojo-tomate”, debajo del alero.

Cara de fumador asombrado en la esquina Moncayo. Cara de fumarraire pasmau en la esquina Moncayo

Cara de fumador asombrado en la esquina Moncayo. Cara de fumarraire pasmau en la esquina Moncayo

En ese momento pasan por ahí tres viejos, a los que les preguntan por qué esa cara en ese sitio; estos señores se encogen de hombros, pero uno de ellos les dice que “de siempre se ha llamadola esquina Moncayo”.

Esquina Moncayo con el fumador al aire de ese monte. Esquina Moncayo con o fumarraire á l´aire d´ixe mon

Esquina Moncayo con el fumador al aire de ese monte. Esquina Moncayo con o fumarraire á l´aire d´ixe mon

Continúan un poco más charlando con estos abueletes, que les cuentan que la ermita que se ve en un monte próximo es “la Virgen del Mar y de la Cuesta”, pues está situada en una cuesta y “la Virgen la trajo Fernández de Heredia de una batalla con los turcos”.

La ermita de la Virgen del Mar y de la Cuesta

La ermita de la Virgen del Mar y de la Cuesta

Los sorprendidos Tocayos se despiden de estos señores, fotografían las dos “novedades” y continúan el paseo por Munébrega, fotografiando algunos detalles arquitectónicos y preciosas casas, como “la Casona del Solanar”,

Esquina en chaflán de la Casona del Solanar. Cantón enchaflanau de la Casona del Solanar

Esquina en chaflán de la Casona del Solanar. Cantón enchaflanau de la Casona del Solanar

alojamiento rural resultante de la unión de dos casas mudéjares medievales.

Magnífica fachada de la Casona del Solanar. Mañifica frontera de la Casona del Solanar

Magnífica fachada de la Casona del Solanar. Mañifica frontera de la Casona del Solanar

También hacen fotos al bonito y restaurado lavadero

Lavadero restaurado de Monébrega. Labador esbiellau de Moniebrega

Lavadero restaurado de Monébrega. Labador esbiellau de Moniebrega

y a algunas ventanas, balconadas

Fachada decorativamente pintada en Munébrega. Frontera decoratibamén pintata en Moniebrega

Fachada decorativamente pintada en Munébrega. Frontera decoratibamén pintata en Moniebrega

y enrejados.

Torres de la iglesia de Munébrega en el espejo de una ventana enrejada. Torres de la ilesia de Moniebrega espiellatas en una finiestra enrellata

Torres de la iglesia de Munébrega en el espejo de una ventana enrejada. Torres de la ilesia de Moniebrega espiellatas en una finiestra enrellata

Rápidamente vuelven al auto, para continuar el recorrido por la A-202 y la A-2, con dirección al Valle de los Perejiles.

Anuncios