17. La Laguna de Gallocanta. Historia. Ecología. Cultura

Desde Calamocha, hacen 12 kms. por la A-1507 hasta Tornos, donde continúan por T-25/CV-634, observando hacia el oeste la bonita vista de la Laguna de Gallocanta que les acompaña durante unos diez kms.

La Laguna de Gallocanta es el principal humedal de la cuenca endorreica esteparia del mismo nombre, sistema hidrográfico complejo originado en las épocas Terciaria y Cuaternaria, delimitado por las sierras de Santa Cruz, Pardos, Menera y Caldereros y los valles del Piedra y del Jiloca, en los límites de las provincias de Zaragoza, Teruel y Guadalajara. A esta cuenca pertenecen –además de la Laguna de Gallocanta- numerosas lagunas, lagunicas, balsas, remansos y humedales, así como ramblas, barrancos y una gran red de aguas subterráneas.

01 Mapa d'a Lacuna Gallocanta

Mapa d’a Lacuna Gallocanta

Centrándonos en la Laguna de Gallocanta, y siguiendo los trabajos de Francisco Javier Gracia Prieto y Chabier de Jaime Lorén – véase la Bibliografía- hay que señalar tres secciones bien definidas: “Lagunazo Pequeño” (hacia el noroeste), “Lagunazo Grande” (central) y los meridionales “Lagunazos de Tornos” (zonas húmedas). La longitud total de la laguna es de 7-8 kms., la anchura de unos 2 kms. y el fondo de entre medio y los dos metros; está situada más o menos a 1.000 mts. de altitud, y en tiempo de abundante lluvia abarca algunas 1.400 hectáreas (mayor laguna natural de la Península).

Los principales riachuelos que desembocan en esta laguna son “Los Aguanares”, “La Isilla”, “El Royo Santed”, “La Reguera del Prado Las Cuerlas”, “La Rambla Los Pozuelos” y los manantiales de “Los Ojos”. Además hay dos islas de cierta amplitud en el Lagunazo Grande, denominadas “Lomerón del Colorau” e “Isla del tíó Pesterre”. La Laguna de Gallocanta es de aguas saladas, igual que la vecina “La Lagunica” (justo en el sureste y entre medio de los lugares de Bello y Tornos).

02 Lacuna de Gallocanta en os arredols de Tornos

Lacuna de Gallocanta en os arredols de Tornos

No obstante, la también vecina laguna de La Zaida, hacia el noroeste, es de agua dulce, sin nada de salinización; y las también próximas “Balsas” de Santed, la grande es salada y la pequeña, dulce. Estas diferencias en tan pequeño espacio son buena prueba de la compleja y variada geología e hidrografía de la zona.

ALGUNOS ASPECTOS HISTÓRICOS

— 1.457: Alfonso V de Aragón otorga a Martín Pérez de Santa Cruz –su  Botiller Mayor (Jefe de bodegas)- el terreno de la Comunidad de Daroca dicho “LA BASSA DEL PLANO DE GALLOCANTA”, donde en tiempos de lluvias se juntan las aguas y en verano desaparecen, surgiendo la sal”. Asimismo, el rey otorga al mencionado Martín Pérez el monopolio de recogida de la sal de dicha Basa. (A. Sinués y A. Ubieto: “El Patrimonio Real en Aragón durante la Edad Media”).

03 Castillo de Tornos. Castiello de Tornos

Castillo de Tornos. Castiello de Tornos

S. Labaña: “Itinerario por el Reino de Aragón” (1.610): “…es de agua salada y no cría peces, sino lo que llega por los arroyos de agua dulce que en ella entran, se vuelve por el mismo arroyo después de probar el agua, y así no es de ningún provecho. Se llama Gallo Canta y es de agua salada, no cría ningún pez pero sí hay mucha caza”.

T. del Campillo: “Documentos históricos de Daroca y su comunidad”: en 1.693 se prohibe coger sal de la laguna mientras durase el alquiler del “sobre precio” de la sal del Reino de Aragón, a favor de J. M. Iñiguez,  el beneficio del cual era para mantener el Tercio Aragonés en Cataluña.

M. Traggia: “Descripción del Partido de Daroca” (1.790): “A la parte del oeste, entre Berrueco, Tornos, Bello, Las Cuerlas y Gallocanta se halla la famosa laguna de este nombre….. muy nociva….. por las malignas tormentas que se forman sobre ella….. sus aguas entonces crían sal que custodian siempre guardas del rey, para que ni los ganados ni las personas se aprovechen de ella en perjuicio de las rentas reales….”.

S. Miñano en 1.826 (“Diccionario Geog.-Estad. de España y Portugal”) y P. Madoz en 1.850 dan la lata con la malignidad de las aguas de la Laguna “cuyas evaporaciones causan tercianas muy malignas”. Sobre el tamaño de la Laguna de Gallocanta, Madoz dice que: “tendrá aproximadamente 1 hora de ancha y sobre 5 de circunferencia”.

— En “Tradiciones histórico-religiosas de todos los pueblos del arzobispado de Zaragoza” (1.880), después de mencionar la ermita de Ntra. Sra. del Buen Acuerdo “cuya imagen no es aparecida ni sabemos sea hallazgo milagroso, pues su culto es tan antiguo que se ignora completamente su origen” se dice sobre la Laguna: “muchas veces se han bendecido los estudios de esta laguna: ¿cuándo llegará la realización de estos trabajos, que han de dar pan en esta zona y aumentar bastantes aranzadas de tierra para el cultivo, saneando todo el país”.

04M. Martín en las cercanías del pueblo y laguna de Gallocanta. Migalánchel Martín amán d'o lucar y lacuna de Gallocanta

M. Martín en las cercanías del pueblo y laguna de Gallocanta. Migalánchel Martín amán d’o lucar y lacuna de Gallocanta

L. Parral y Cristóbal en “Fueros de Aragón” (1.907) dice: “Edificios notables, ermita de Ntra. Sra. del Buen Acuerdo y un gran hotel a las orillas de la laguna….. la caza en la Laguna de Gallocanta da abundantísimas ánades en variedad extraordinaria”.

Es de destacar el continuo aprovechamiento de la Laguna a lo largo de los siglos, especialmente para  extracción de sales y cacerías. Además el tamaño de la laguna no ha cambiado nada en los 2.000 últimos años, pues en su margen noreste –en el término de Berrueco- aparecieron restos de una vivienda romana del siglo I d.C.

ACCIÓN HUMANA

La más antigua acción humana sobre la Laguna conservada hasta hoy es la regulación del aporte de agua desde la vecina laguna de La Zaida (situada en el Campo Used, a 4 Kms.) desde el siglo XVI. Por contrato establecido entre los ayuntamientos de Gallocanta y Used, la compuerta de La Retuerta desvía el agua de la sierra de Santa Cruz hacia la laguna de Gallocanta el día 15 de agosto, siempre y cuando la laguna de La Zaida esté llena. Esta operación se repite un año sin otro, así que La Zaida tiene agua un año de cada 2, al otro año esa laguna se seca y se transforma completamente en terreno de cultivo.

05 mapalagunagallocanta

Mapa de la Laguna Gallocanta. Mapa d’a Lacuna Gallocanta

También es de destacar que el agua de La Zaida –cuando hay- se filtra despacio hacia Gallocanta, apareciendo en el manantial de la Cañada, junto a la ermita “del Buen Acuerdo”. O sea que, de una forma o de otra, el agua de La Zaida siempre termina en Gallocanta.

A últimos del siglo XIX, en 1.897, la laguna de Gallocanta fue comprada al Estado por el “Banco Agrícola, Comercial e Industrial S.A.”, sociedad constituida a propósito para dejar secar y explotar la laguna que, después de “saneada”, iba a transformarse en una finca denominada “Dominios del Pilar”. Los responsables del proyecto habían valorado la construcción de un canal de desagüe que drenase agua de la Laguna hacia el valle del Jiloca; los terrenos resultantes serían para aprovechamiento agrícola y ganadero. La producción correspondiente sería llevada hasta el ferrocarril por el mencionado canal.

Afortunadamente, el proyecto jamás fue emprendido y la mencionada Sociedad se liquidó en 1.931. El único beneficio que continuaron obteniendo de la Laguna de Gallocanta durante el siglo XX fueron las sales para el ganado.

Más grandes y duraderos fueron los resultados de otras acciones hechas en las proximidades de la Laguna, como drenar y secar La Lagunica a mitad del siglo XX, y desagüe y transformación del Prau de Las Cuerlas para cultivos de regadío (remolacha primero y girasol después).

06 La Laguna de Gallocanta, al fondo Las Cuerlas. A Lacuna de Gallocanta, ta ro fundo As Cuerlas

La Laguna de Gallocanta, al fondo Las Cuerlas. A Lacuna de Gallocanta, ta ro fundo As Cuerlas

ASPECTOS ECOLÓGICOS

Continuando con Chabier De Jaime, los ecosistemas de la Cuenca de Gallocanta se resumen en tres: bosques serranos de quejigos-robles melojos, áreas esteparias (páramos y campos de cereales) y los humedales.

Centrados en la Basa del Plano Gallocanta, las hierbas dominan las confluencias de los diferentes riachuelos en la laguna; antiguamente apacentaban los ganados del Común, ahora sufren roturas y drenajes para aprovechar cultivos de regadío (sobre todo en Las Cuerlas).

07 Al fondo la Laguna de Gallocanta. Ta ro fundo a Lacuna de Gallocanta

Al fondo la Laguna de Gallocanta. Ta ro fundo a Lacuna de Gallocanta

En los ribazos húmedos de encharcamiento periódico crecen los prados más amplios, con plantas esparcidas según los niveles de sales y cal, formando céspedes y junqueras. En las playas salubres –cubiertas en invierno- suelen crecer diferentes formas de sauce mimbrero llantén, dependiendo de sus tolerancias a sales y cloruros.

Los carrizos suelen prosperar especialmente en los márgenes donde se recogen las aguas dulces de riachuelos y manantiales. También dentro del agua de la Laguna proliferan las algas adaptadas a la salinidad, principal comida de las aves zampullinas.

Respecto a la fauna, Chabier De Jaime registra 258 especies de vertebrados en la cuenca de Gallocanta, de las que 215 son de aves (91 de ellas nidificantes).

08 Parece el Nilo pero es la Laguna de Gallocanta. Parixe o Nilo, pero ye a Lacuna de Gallocanta

Parece el Nilo pero es la Laguna de Gallocanta. Parixe o Nilo, pero ye a Lacuna de Gallocanta

Intentarán de resumir a continuación la minuciosa y completísima descripción que Chabier De Jaime hace de la fauna avícola de Gallocanta.

EN PRIMAVERA

– Limícolas que pasan de camino hacia los humedales nórdicos y las tundras escandinavas: archibebes, combatientes, agujas, zarapitos, correlimos y chorlitos.

Nidificantes en los carrizos: fochas, somormujos lavanco, zampullines cuellinegros y pequeños, aguiluchos laguneros, carricerines comunes, grandes y pequeños, cigüeñelas, avocetas, chorlitejos patinegros, fumareles cariblancos, pagazas piconegras, gaviotas reidoras, buitrones, lavanderas boyeras, avefrías, ánades reales, ánades frisos, porrones comunes, patos cucharas,  patos rabudos, cercetas.

– En las llanuras de cereal: avutardas, aguiluchos cenizos, codornices, calandrias, alondras, cogujadas, terreras.

– En los páramos: collalbas, bisbitas campestres, alcaravanes, mochuelos, abubillas, cernícalos, ortegas.

– Por as choperas: cornejas, urracas, trigueros, carpinteros, jilgueros, escribanos, alcotanes.

09 M. Pérez en las cercanías del pueblo y laguna de Gallocanta. Migalánchel Pérez  amán d'o lucar y lacuna de Gallocanta

M. Pérez en las cercanías del pueblo y laguna de Gallocanta. Migalánchel Pérez amán d’o lucar y lacuna de Gallocanta

EN VERANO: patos rabudos, fochas y granívoros: trigueros, escribanos, gorriones, pinzones, pardillos comunes y aláudidos. A últimos del verano empiezan las migraciones y pases nupciales de limícolas desde el norte de Europa hacia África.

A PRIMEROS DE OTOÑO llegan a Gallocanta los primeros patos invernantes. A últimos de octubre, con los primeros fríos, aparecen las bandadas de grullas con su típica “formación en V”. Gallocanta ha sido nombrada recientemente el paraje más importante de Europa como zona de paso migratoria y de invernada de las grullas, por su situación estratégica en la ruta migratoria peninsular, el hábitat favorable de la laguna –con dormideros, alimento abundante en los campos vecinos y escasa vegetación arbórea- además de la protección legal como “Zona de Caza Controlada” desde 1.973 y “Refugio Nacional de Caza” desde 1.985. Los pasos de los últimos otoños dan censos superiores a las cincuenta mil grullas, casi el total de la ruta europea occidental. Descansan en los márgenes de la Laguna y aprovechan los rastrojos del grano caído en la recolección, sin rehusar otras comidas como hormigas o ajos salvajes. Las lluvias de otoño y la labranza de los campos les obliga a seguir camino rápidamente hacia las dehesas de encinares de Extremadura y Andalucía, aprovisionamiento de las nutritivas bellotas. En los campos de Gallocanta no permanecen en invierno más de una decena parte de las grullas que pasan.

10 Evocadora foto de la laguna de Gallocanta. ¡Qué afoto de Gallocanta!

Evocadora foto de la laguna de Gallocanta. ¡Qué afoto de Gallocanta!

CON LOS ÚLTIMOS COLETAZOS DEL OTOÑO van llegando a Gallocanta las grandes bandadas de aves invernantes, entre las más abundantes los patos zampullines, los patos colorados (hasta 35.000), fochas (hasta 40.000) y porrones comunes (hasta 80.000). También se juntan por miles los patos de superficie, que ocupan las aguas  poca profundas: ánades silbones, patos cuchara, ánades reales, ánades frisos, cercetas y patos rabudos. En menor número: porrones moñudos, porrones pardos, porrones bastardos, tarros blancos, cercetas carretonas, ansares comunes y ansares campestres y, mismo, algún grupo de flamencos. Aún más escasos son los limícolas invernantes en la Laguna: avefrías, zarapitos, andarríos, agachadizas, agujas y archibebes (a todos estos le dicen “chiflones” por esa comarca) y las gaviotas.

11 M. Martín en la primavera de Gallocanta. Migalánchel Martín en a primabera de Gallocanta

M. Martín en la primavera de Gallocanta. Migalánchel Martín en a primabera de Gallocanta

EN INVIERNO suelen cobijarse en los carrizales, prados y en las llanuras muchos pajaricos: escribanos palustres, bisbitas comunes, pajareles ribereños, jilgueros y algunos aláudidos que son comidos por el esmerejón y el aguilucho pálido, que también se nutre – junto con el ratonero– de los roedores de campos y prados.

Resulta muy ilusionante para ornitólogos y naturalistas la búsqueda de observación de todas estas aves, y otras aún más escasas y raras en la comarca: garzas, garcetas, cigüeñas negras, cormoranes, avetoros, barnaclas, cisnes, gaviotas argénteas, lechuzas campestres…además de otros patos y limícolas diferentes de los ya mencionados.

12 Parece un río pero es la Laguna de Gallocanta. Parixe un río, pero ye a Lacuna de Gallocanta

Parece un río pero es la Laguna de Gallocanta. Parixe un río, pero ye a Lacuna de Gallocanta

EN LA FINALIZACIÓN DEL INVIERNO llega a a Gallocanta la segunda oleada de grullas, que permanecen escasamente algunos días, disfrutando de la simiente de los cereales recién sembrados; estas rapacerías en los campos sueles generar las quejas y reclamaciones de los labradores.

12a Grullas de Gallocanta.

Grullas de Gallocanta.

Poco después la Basa del Plano Gallocanta, se queda silenciosa del ruido de grullas, patos y otras aves acuáticas, hasta la llegada de las primeras avanzadillas de migradores veraniegos.

ALGUNAS MANIFESTACIONES CULTURALES

En “Tiento a la música popular en el Campo de Bello” (véase la Bibliografía) Pascual Crespo Vicente hace un repaso completísimos a las tradiciones musicales y festivas en la comarca de Gallocanta: gaiteros (dulzaineros), auroras, dianas, procesiones, dances -en Odón,

13 Dance de Bello (Teruel) en 1913  a los comentaDanze de Bello tergüel en 1913 muito parixito a los aquí comentaus

Dance de Bello (Teruel) en 1913, muy parecido a los aquí comentados. Danze de Bello (Tergüel) en 1913, muito parixito a los astí comentaus

Bello, Gallocanta (recuperado)

Pascual Miguel Ballestín, Mairal  del Dance de Gallocanta en plena representación en  Zaragoza en "l' Aragonés n´a Carrera" década de 1990 . Foto de Vídeo de M. Martín. Pascual Mairal Ballestín, Mairal d'o Danze de Gallocanta en plena ripresentazión en Zirigoza.  "l' Aragonés n´a Carrera" decada de 1990. Afoto de Bideyo de M. Martín

Pascual Miguel Ballestín, Mairal del Dance de Gallocanta en plena representación en Zaragoza en “l’ Aragonés n´a Carrera” década de 1990 . Foto de Vídeo de M. Martín. Pascual Mairal Ballestín, Mairal d’o Danze de Gallocanta en plena ripresentazión en Zirigoza. “l’ Aragonés n´a Carrera” decada de 1990. Afoto de Bidio de M. Martín

y La Yunta (Guadalajara)-

14 Danze de La Yunta,1914(Guadalaxara, pero güegatizo y furnidor d´auguas ta Gallocanta)(1914)

Dance de La Yunta (Guadalajara), fronterizo y proveedor de aguas a Gallocanta (1914). Danze de La Yunta (Guadalaxara), güegatizo y furnidor d´auguas ta Gallocanta) (1914)

romerías, corridas y otros deportes tradicionales, “refrescos”, canciones de bodega, “zorras” y “villanos”, bailes de plaza, “la Rolda”, así como juegos y canciones de niños; respecto a éstos es muy interesante un juego y canción que la acompaña, tradicional de Las Cuerlas, reproducido por Pascual Crespo en el trabajo documentado y que dice así:

“A LAS CLAUS DE DEU / SAN PER Y SAN CHIGUÁN / ANDABAN AL PASO (o “LAS DAMAS”) / DEL TRIQUI, TRIQUI, TRAN”.

Se solía jugar y cantar a primeros de enero; la musica y el lenguaje parecen de origen medieval y se parecen a melodías y tonos de otros sitios de Aragón, Cataluña y Occitania.

15 Peirón de San Antón. Tornos

Pairón de San Antón. Tornos

Hay otras manifestaciones de la cultura popular en la zona: leyendas, dichos, literatura oral, construcciones agrícolas, peirones (especialmente abundantes e interesantes en Tornos) y el léxico popular tradicional, del que es buen ejemplo el de Gallocanta, recogido por Pascual Miguel Ballestín (véase la Bibliografía).

16 El pueblo de Gallocanta. O lugar de Gallocanta

El pueblo de Gallocanta. O lugar de Gallocanta

Los vocablos gallocantinos que más les llaman la atención a los Tocayos son estos: AGUARRUCHO, CHUGARRIAR, RUCHAR, TRIBALLAR y ZIRIGÜELTA.

17 Vista de la Laguna desde Berrueco. Ambiesta d'a Lacuna dende Berrueco.

Vista de la Laguna desde Berrueco.  Ambiesta d’a Lacuna dende Berrueco

Los Zirigüeltaires continúan por la CV-634, paran un momento junto a Berrueco

18 Iglesia de Berrueco y el Castillo al fondo. Ilesia de Berrueco y o Castiello en o fundo

Iglesia de Berrueco y el Castillo al fondo. Ilesia de Berrueco y o Castiello en o fundo

para fotografiar la Laguna y el pueblo – con la torre de la iglesia y el torreón del Castillo-

19 Vista desde Berrueco. Ambiesta dende Berrueco

Vista desde Berrueco. Ambiesta dende Berrueco

y continúan hacia Gallocanta, donde vuelven a hacer lo mismo. Les hubiese gustado visitar despacio cada uno de los pueblos que rodean la Basa del Plano de Gallocanta, pero no les da tiempo; la tarde avanza y aún les queda un buen recorrido.

Desde Gallocanta continúan por la CV-633, la A-211 y la A-2506, rodean la laguna de La Zaida, pasan cerca de la de Guialguerrero (el nombre proviene del desaparecido poblado medieval de Villar Guerrero) y por Cubel se dirigen lanzados hacia Abanto.

Anuncios