16.1. Calamocha. Apuntes Históricos. Tradiciones

Vuelven a pasar por Entrebasaguas, y siguiendo por la N-234, atraviesan por la zona de Gascones y enseguida llegan a Calamocha, capital de la comarca del Jiloca con más o menos 4.600 habitantes, dedicados a faenas e industrias agropecuarias y servicios comarcales. En 1.971 muchos pueblos de la comarca se añadieron a su municipio: Luco de Jiloca, Lechago, El Pueyo, Valverde, Olalla, Cutanda, Villarillo de los Olmos, Cuencabuena, Navarrete del Río y Collados.

01 Rejas en una casa palacio de Calamocha. Rellería en un casal-palaz de Calamocha

Rejas en una casa palacio de Calamocha. Rellería en un casal-palaz de Calamocha

De las épocas prehistórica y romana han quedado restos en el barrio “El Gazapón” (poblado y necrópolis celtíberos y una “Villa” romana) y –sobre todo- el PUENTE ROMANO por el que pasaba la calzada de Zaragoza a Córdoba, sitio en el que parece que estaba situada la antigua ALBONICA, “mansión” de aprovisionamiento de las legiones romanas; es de un solo ojo, de 6 mts. de luz, 4,5 de altura, 3 de anchura y 8 de largo y fue estudiado por Martín Almagro Basch en los años 50 del siglo XX.

02 Restos de un viejo pilar encontrado en el antigo ayuntaRepui d´un biello pilar trobau en l´antiga Casa´l Lugar

Restos de un viejo pilar encontrado en el antigo ayuntaRepui d´un biello pilar trobau en l´antiga Casa´l Lugar

La importancia estratégica de este paraje, como encrucijada de caminos marcados entre el sur y levante y el centro y norte de la Península, se mantuvo, continuando en tiempos de los moros. Precisamente la primera cita documental es del 935, cuando el cronista musulmán Ibn Hayyan relató la marcha militar del califa Abdarrahman III contra la sublevada Saraqusta, desde Córdoba –capital del califato- por Guadalquivir, Guadiana, Júcar y Jiloca, pasando con su ejército por un lugar llamado QALAMUSA.

03 Escudo de los Garcés de Marcilla en la calle Mayor. Escuto de os Garcés de Marcilla en a carrera Mayor

Escudo de los Garcés de Marcilla en la calle Mayor. Escuto de os Garcés de Marcilla en a carrera Mayor

El Cid Campeador estableció su campamento por algunos meses en el Poyo del Cid, actual barrio calamochino, desde donde controlaba y sometía a tributo amplios territorios del Ebro al Maestrazgo (1089-1090). Después de la batalla de Cutanda y la creación de la Comunidad de Aldeas de Daroca, el acontecimiento más señalado fue la confrontación del noble Pedro de Ahones con Jaime I el Conquistador –en Calamocha y lugares vecinos- que desembocó en una guerra civil aragonesa, corta pero intensa (1226-1227). Las guerras con Castilla en los siglos XIV y XV tuvieron grandes repercursiones en Calamocha, al ser zona fronteriza.

04 Portal de una casa señorial. Portalada d´un casal siñorial

Portal de una casa señorial. Portalada d´un casal siñorial

Mucho más prósperos serán los siguientes siglos XVI y XVII para la localidad, lo que se hará notar mucho en el crecimiento de la población y la edificación de grandes casas, palacios y monumentos, como la iglesia de Santa María la Mayor, el convento de San Miguel Arcángel o las ermitas de San Roque y del Santo Cristo del Rabal, y las mansiones de los Rivera, Tejada, Vicente de Espejo y Valero de Bernabé. La guerra de Sucesión, la de Independencia y las Carlistas volverán a frenar notablemente el progreso y  desenvolvimiento de la localidad; según Madoz, Calamocha tenía 1.400 habitantes a mitad del siglo XIX y su importancia continuará creciendo en el XX, cuando contará con partido judicial y cabecera comarcal.

05 Detalles en la pared de una vieja casa calamochina. Detalles en a parete d´una biella casa calamochina

Detalles en la pared de una vieja casa calamochina. Detalles en a parete d´una biella casa calamochina

A los calamochinos les dicen “Niños” y “Brutos del Jiloca” y los pueblos de la comarca les han adjudicado algunos dichos:

Calamocha, venden jamones y llenan la pocha“;

Pintores de Calamocha, que pintaban con vino y chupaban la brocha“;

Calamocha, en pasando agosto se yelan hasta las pinochas“.

06 Aldaba mitológico. Trucador mitolochico

Aldaba mitológico. Trucador mitolochico

Entre las tradiciones calamochinas la más señalada es el BAILE SAN ROQUE, multitudinaria manifestación festiva celebrada en agosto, en la procesión del patrón San Roque a su ermita, con participación de centenares de bailadores de la localidad.

07 Baile de San Roque en Calamocha.

Baile de San Roque en Calamocha.

Este “Baile” salido –como en otros lugares de la comarca- de la efervescencia religiosa inducida por el brote de cólera de 1885, proviene directamente del antiguo Dance aragonés que se representaba en Calamocha para ocasiones especiales o distinguidas al menos desde el siglo XVIII, y del que se ha conservado el texto de una “versión” de últimos del siglo XIX, recogida por José de la Fuente a R. Corbatín y publicada en 1947 en la “Revista de Tradiciones Populares” del C.S.I.C.. Como es corriente en todos los dances, los aragonesismos suelen aparecer en los “Dichos” que el “rabadán” dedica a los danzantes y que empiezan así:

08 Puerta antigua recuperada en la calle Morería. Puarta antiga recuperata en a carrera Morería (Bico Biello)

Puerta antigua recuperada en la calle Morería. Puarta antiga recuperata en a carrera Morería (Bico Biello)

” ¡ Oh San Roque verginal/que presidís el dance este!/ líbranos de todo mal/ y en especial de la peste./ Y puesto que aquí ante todos/ tengo “los dichos” que icir,/ y que de diversos modos/ por mi boca han de salir/ sus pido que con presteza/ vos, que de amor sois alhaja/ deis a mi lengua presteza/ pa no entivocame miaja.” (Dirigiéndose al caudillo de los cristianos): ” Este chico está esmirriau/ dende que asistió a un bautizo/ y a juerza e pan se comió/ más de un almú de panizo…..”.

09 Casa palacio de los linajes Vicente de Espejo y Tejada. Casal-palaz d´os linaches Vicente d´Espejo yTejada

Casa palacio de los linajes Vicente de Espejo y Tejada. Casal-palaz d´os linaches Vicente d´Espejo yTejada

Mientras decía los “dichos”, el “rabadán” del dance sujetaba un palo con cintas con los que bailaban los danzantes, origen del actual “palitroque” o “bastón” que emplean los “dicheros” del Baile San Roque para recitar los “dichos” que le dedican al Santo y gentes calamochinas. Después de cada “dicho” empieza la música y el baile que volverán a parar mientras otro “dichero” delante del palitroque recita un nuevo “dicho”.

10 Aldaba curiosa.Trucador pichiforme

Aldaba curiosa.Trucador pichiforme

Aunque no hay documentación clara, es normal que también la música y los pasos del Baile San Roque provengan de las mudanzas del antiguo Dance.

11 Torre de la iglesia de Santa María la Mayor. Torre d´a ilesia de Santa Mª la Mayor

Iglesia y Torre de Santa María la Mayor. Ilesia y Torre de Santa Mª a Mayor

La actual pujanza del Baile San Roque y otras tradiciones y manifestaciones culturales calamochinas nace de la rica vida asociativa local, a partir de las peñas festivas de los años 70, y sobre todo desde la creación en octubre de del 87 del CENTRO DE ESTUDIOS DEL JILOCA, entidad impulsadora y agitadora de la cultura jilocana en toda su amplitud. Respecto al Dance aragonés y el Baile San Roque en el Jiloca, son de resaltar las Jornadas de Etnología dedicadas al tema en noviembre de 1989 y la publicación de la revista especializada “Cuadernos del Baile San Roque” a partir de ese mismo año.

Anuncios