12.3. Pancrudo. Hacia el Castillo

Siguen subiendo con dirección al Castillo,

Gran Casa en La Plaza de Pancrudo. Casalaz en La Plaza de Pancrudo

Manija-llamador en una puerta pancrudina. Manillera-clamador en una puarta pancrudina

Puerta-ventana de un granero. Puarta-finiastra d´un granero

ahora por la calle “del Sol”, donde están algunas viviendas de la familia de Migalánchel Martín; así, cuando están llegando a casa de la tía Rosario (ya fallecida; hermana de la abuela de M. Martín, Palmira, y primera entrevistada en la sección “El Rincón del Abuelo” de la rev. “Pancrudo” –aparece en el número 1 (julio-1.997), pp. 41-45), entran por un callejón hacia la izquierda para fotografiar la parte trasera de la casa de los abuelos Palmira e Isidro; continúan por la calle del Sol, pasan por delante de la fachada de la mencionada casa de los abuelos de M. Martín

M. Martín la parte de atrás de la casa de sus abuelos. M. Martín en a zaguera d´a casa d´os suyos güelos

La fachada de la casa de los abuelos de M. Martín. La frontera d´a casa d´os güelos de M. Martín

–llena de bártulos y ladrillos, pues los albañiles están arreglando la casa vecina-

Ventanas de la casa de los abuelos de M. Martín. Finiestras d´a casa d´os güelos de M. Martín

Calle del Sol, la casa de los abuelos de M. Martín rodeada de enseres de los albañiles. Carrera d´o Sol, la casa d´os güelos de M. Martín redoliata de trastes d´os piquers

y por la cuesta de esta misma calle pasan por la casa de “los Lahozes” (la de Esther Lahoz, la gran atleta pancrudina, ya mencionada en el Léxico de Pancrudo; por esta cuesta pegaba Esther buenas galopadas y “sprints” ya a los 6 años de edad, según recuerda M. Martín –que tenía 10 entonces- como si la estuviese viendo ahora mismo.

Esther Lahoz, la pancrudina más universal, con el premio más universal, con el premio Peirón del Altiplano Teruelano-2003. Esther Lahoz, la pancrudina más unibersal, con o premio Pairón de l´Altiplano Tergüelano-2003

Pancrudo le hizo un gran Homenaje el 15 de agosto de 1.998, bautizando el flamante polideportivo de la localidad con el nombre de Esther Lahoz, como se recoge en el número 3 de la rev. “Pancrudo”, p. 41.).

Viejo rótulo en la unión de las calles Castillo y del Sol, primera zona de entrenamientos de Esther Lahoz. Biello retulo en a chuntura d´as carreras Castillo y del Sol, primera zona d´entrenamiens d´Esther Lahoz

M. Martín va hacia la fuente a por agua, por la cuesta de la calle del Sol (Pancrudo, 1970). Migalánchel Martín marcha ta la fuen á por augua, por a costera d´a carrera El Sol (Pancrudo 1970)

M. Martín va hacia la fuente a por agua, por la cuesta de la calle del Sol (Pancrudo, 1970). Migalánchel Martín marcha ta la fuen á por augua, por a costera d´a carrera El Sol (Pancrudo 1970)

Ya que mencionamos a Esther Lahoz y el atletismo, quieren referir aquí las novedades sobre la Melodíade las “Corridas de Pancrudo” que daba Pascual Tolosa en el número 5 de la rev. “Pancrudo” (junio-2001),  p. 19: “En la revista “Juegos y Deportes tradicionales de Pancrudo” se recoge la melodía recopilada por Ángel Vergara en 1.981, referente a las “corridas de Pandrudo”…

Monográfico sobre juegos tradicionales en Pancrudo. Monografico sobre chuegos tradizionals en Pancrudo

La pasada primavera, dentro de los cursos de Música, Danza y Tradición Oral que imparte la D.G.A., se incluyó dicha melodía como parte del módulo “Tradición Oral de Aragón”. A esta melodía, el profesor José Manuel Arranz le añadió una letra tomando como hilo conductor el río Ebro y adaptándole también una danza con palos. El resultado de esta composición se presentó en público el día 12 de mayo de 2.001 en el Colegio Público de Zaragoza “Joaquín Costa”. A continuación se presenta el texto en castellano y en fabla (traducido por Manuel Sánchez Barea):

Texto en castellano:                                         

“Llegan sin cesar, bajando por el río,                       

Nuevas voces que al resto se unirán (bis)               

Risas, llantos, brisa fresca, ecos de la tierra,

junto al Ebro, agua y vida, techo de su hogar.”

Texto en fabla:

“Plegan de contino, baxando por o río,

Nuebas bozes que a la resta s´unirán.

Risos, ploros, bisa fresca, resons de a tierra,

Chunto a l´Ebro, augua y bida, teito de o fogar.”

Como podeis comprobar, cada vez es más conocida esta breve melodía que un día, no se sabe bien cuándo, saltó de las manos, quién sabe si de un pancrudino.”

A esto añaden, que la melodía de “Las Corridas” es pariente o hermana de la de “el Chapirón”, o “la Zorra”, que se tocaba para finalizar las sesiones de baile pancrudinas, hasta los años 30. Muy emparentadas todas con “Zorras” y “Villanos” de muchos otros lugares de Aragón.

Las Corridas de Pancrudo, o dela Magdalena–por la santa patrona de la localidad- son la versión local de las típicas “corridas de pollos” aragonesas y se continúan celebrando cada año, el día dela Magdalena-22 de julio-, fiesta grande de Pancrudo.

Siguen por la calle del Sol, hacia la derecha, y pasan junto a la casa de los tíos Pura y Abel y primos Maribel e Isidro.

M. Martín delante de la casa de sus tíos y primos-hermanos. M. Martín debán d´a casa d´os suyos tíos y primos chirmans

El patio-entrada a la casa de los parientes de M. Martín. Lo siestro-entrador ta la casa d´os pariens de M. Martín

El patio entrada, 40 años antes. Foto de M. Martín a su familia. O mesmo siestro, 40 añadas antis. Afoto de Migalánchel Martín á la suya familla

El patio entrada, 40 años antes. Foto de M. Martín a su familia. O mesmo siestro, 40 añadas antis. Afoto de Migalánchel Martín á la suya familla

Se dirigen seguidamente por “las Eras” rectos al cerro del Castillo.

Anuncios