12.2. Pancrudo. Asociación Cultural “El Calabozo”. Lesico de Pancrudo

Aunque la Asociación Cultural Pancrudina data de 1.989, no es hasta 1.996 cuando es más notoria su existencia, con precedentes en las actividades culturales preparadas por la Comisión de Fiestas en los años anteriores, así como la creación del grupo “Amigos del Teatro” que hacían representaciones teatrales veraniegas en Pancrudo, sobresaliendo la del Herrero de Pancrudo

Amigos del Teatro. Ripresentazión de El Herrero de Pancrudo ( 1994)

(1.994, con fundamento en el famosísimo dicho tradicional: “como al herrero de Pancrudo, que de tanto mallar se le olvidó el oficio”) y la leyenda y cuento respectivo, publicada por esas mismas fechas por la Comisión (veánse las explicaciones de la cuestión  en el “Lesico de Pancrudo”, pp. 9 y 12).

Portada del Cómic de J. Rillo y C.Gambarte. Portalada d’a Falordieta debuxata de J. Rillo y C. Gambarte

El segundo año de representaciones hicieron “Los Amantes de Teruel” (1.995, un año antes de que empezasen las recreaciones en Teruel capital, de las que se consideran –justamente- precursores). Igualmente, Migalánchel Martín, quiere pensar que fue positiva la influencia de la publicación de su “Lesico de Pancrudo” (Colla de Fablans d’o Sur. Teruel, 1.995) en el ambiente cultural pancrudino.

Pinchar la imagen. Punchar la imachen

El Lesico de Pancrudo (archivo íntegropinchar la imagen y también hay posibilidad de descargarlo) se difundió exitosamente entre todos los vecinos de Pancrudo y muchos pancrudinos de la “diáspora”; aunque no es una recogida léxica completa –ni mucho menos- supone una buena base para ahondar en el futuro en ese importante aspecto de la cultura e identidad de cualquier población. Como dice Chabier de Jaime Lorén en su reseña de la revista Xiloca-17, de abril de 1.996 (véasela Bibliografía):

“El Léxico de Pancrudo” elaborado por Migalánchel Martín representa una contribución a una serie de estudios que en los últimos años analizan la realidad lingüística en las comarcas del sur de Aragón. Pero, y sobre todo, es un material de gran valor para las gentes de Pancrudo, en cuanto que recoge un patrimonio cultural fundamental de identidad colectiva como es el habla. En tiempos de uniformidad cultural y de profunda crisis rural, resulta imprescindible el que las pequeñas comunidades  puedan llegar a conocerse en lo que han sido y hoy son, y de esta forma preservar su personalidad y proyectarla hacia las futuras generaciones.”

Las actividades más señaladas de “El Calabozo” son: la revista “Pancrudo” (anual, desde 1.997),

Portada del primer número de la revisa Pancrudo, 1997. Portalada d´o primer lumero d´a rebiesta Pancrudo, 1997

las Semanas Culturales (cada mes de agosto) y otras actuaciones de recuperación y promoción cultural, medioambiental, etc. a lo largo de todo el año, como el exitosísimo Festival de Artes Escénicas “Gaire”

Póster del II Festival Gaire en Pancrudo (2009). Retulo d´o II Festibal Gaire en Pancrudo (2009)

(celebrado cada septiembre desde el 2.008, originado en las mencionadas representaciones anuales de los “Amigos del Teatro”, que habían creado poco a poco en Pancrudo el gusto y ambiente favorable por las comedias y los “gaires” o comediantes).

Anagrama de l´asoziazión El Calabozo

Sería demasiado abrumador intentar de desmenuzar aquí los numerosísimos temas tratados en la revista, semanas culturales, jornadas monográficas…

La nevera recuperada por el Calabozo en 1997. La nebera recuperata por El Calabozo en 1997

Día del senderismo, IV edición. Los primos Isidro y M. Martín con los demás participantes en la Plaza (agosto 2001). Día del Senderismo, IV edizión. Os primos Isidro y M. Martín con os demás partizipans en la Plaza (agosto 2001)

La Asoc. Cult. El Calabozo en la Ofrenda a la Virgen dle PIlar. En el recuadro de arriba derecho Pura y Maribel, tía y prima de M. Martín. L’Asociazión Cult. El Calabozo en la Ofrenda ta la Pilarica. En o cuatrón susano dreito Pura y Maribel, tía y prima de M. Martín

Disco publicado por la Asociación y el Ayuntamiento en 2014. Disco publicau por l'Asoziazión y o Conzello en 2014

Disco publicado por la Asociación y el Ayuntamiento en 2014. Disco publicau por l’Asoziazión y o Conzello en 2014

solamente decir que todas estas tareas le han dado muchísima vida y animación a la localidad. Respecto a los contenidos de la revista, los que más le gustan a M. Martín, especialmente, son los etnográficos e históricos locales,

Faz y zoquetas en la pared de una casa pancrudina. Faz y zoquetas en la parete d´una casa pancrudina

Placa recordatoria del 800 aniversario de la primera mención documental de la aldea de Pancrudo. Placa remeratiba d´o 800 cabodaño d´a primer menzión decumental de l’aldeya de Pancrudo

aunque echa a faltar algún trabajo o recogida adicional del habla pancrudina. Por eso le ha gustado mucho la publicación en el número 14 (julio-2.010, pp. 84 y 85) de un artículo de Pascual Tolosa sobre “Algunas palabrotas…p.e. “Gaire” con expresiones del antiguo hablar pancrudino, escuchadas o recordadas por él, tan interesantes como éstas: “Acércame ese zarramencho qu´estoy esderizau”; “No te quedes como un alufres y cómete esos remondrijos, qu´estás lambreño“; “No hagas el gaire“…. etc.

Tambien M. Martín recogió –después de la publicación del Lesico de Pancrudo- algunos vocablos pancrudinos y de la comarca, escuchados a sus parientes y otras personas: “encodijá-se” (atragantarse); “esbarraizes” (rastrillo de púas de hierro); “bizcotero”, u “majuelo” (tipo de zarzal); “escamondar” (podar las ramas de los chopos); “trafuscá-se” (confundirse); “ustiar“, “austiar” (trabajar madera o palos con una navaja); “recolsá-se” (apoyarse); “a la guingorria” (con dejadez, con pasotismo); “lendrina” (endrina); “licor de lendrinas” (pacharán); “musau” (enfadado, hay un dicho: “el que se musa en la boda, la pierde toda”); “refainar” (hacer girar): “te pego un tortazo que te refaino“; posiblemente viene de “refinadera” u “refainadera” (peonza); “de berano” (en verano).

Como ya se expresó en el Lesico de Pancrudo (p.8) es comprobable el claro retroceso de la lengua aragonesa por estos territorios, en darse cuenta de la pérdida del significado en algunos motes tradicionales como Carrañas, Mesaches o Campiroles, vocablos aragoneses de los que ya no conocían su significado ni siquiera los nacidos a primeros del siglo XX. Otro ejemplo de esto es el vocablo “chiringazo”, que aún empleaban mi padre y mi abuelo, pero decían “jeringa”; cuando le pregunté al abuelo Isidro si ya no se decía “chiringa” me contestó que “antes sí, pero es que hablábamos mal”;  (ejemplos de esta índole son numerosísimos por todo Aragón, no solamente en las comarcas del Sur).

M. Martín con su abuelo Isidro, en Pancrudo (agosto 1985). Migalánchel Martín con o suyo güelo Isidro, en Pancrudo (agosto 1985)

M. Martín con su abuelo Isidro, en Pancrudo (agosto 1985). Migalánchel Martín con o suyo güelo Isidro, en Pancrudo (agosto 1985)

Por cierto, que no hay que confundirse entre la “chiringa” y la “esclafidera” (como se hace en alguna publicación pancrudina); son dos juguetes diferentes aunque –eso sí- los dos funcionan con “aire preto”. (Véanse las definiciones de los dos en el Léxico de Pancrudo).

Revista Ruxiada Lesico de Pancrudo en la Revista 7 de Aragón Abril de 1995

Los Zerrigüeltaires desean animar a las gentes de Pancrudo y de la zona a seguir recuperando estos vocablos y expresiones antiguas que aún “viven” en los recuerdos de muchos –sobre todo los nacidos antes de 1.970, cuando la “modernidad” se llevó los últimos alientos de la vida rural tradicional; con muchos resultados positivos y también alguno negativo.

Recreando la antigua habla pancrudina: “Aura que paize que bulligan las nuebas modas trujidas arrastro por la cresis de l´empandullo capitalista y los cambeos de mentalidá, los lugaricos chiquetes tienen l´aucasión de disbulgá-sen de tánta pejiguera y, con l´espentón del ritorno a lo natural, parar cuenta en la estoria y poner ficazio en las tradizions. Asina cubicarán más las mandanguicas y martingalas de la bida rural, iso será güeno pa jopar a l´endrecho -sin zaboquiar- cara´l debenidor y, en cuenta de sulsí-se escalfezido y malfurriau, podrá rechitar bien pincho el rento de los antipasaus. (Iso tamién es “memoria estorica”, anqu´en la tilibisión nomás end´ay que chafardeos y dijendas de “l´autra”)”.

Anuncios