11. Cuevas de Portalrubio – Portalrubio

Después de comer marchan en coche a Las Cuevas de Portalrubio, pueblo de escasamente una docena de habitantes en el que nació el abuelo de M. Martín, Isidro Martín Pérez (1.901-1.991).

Cuando llegan a la plaza de la iglesia, se topan con un viejo que les dice que poca gente se encontrarán por las calles, pues “d´ande no hay, no se pué sacar” y que algunos de los habitantes estarán en el bar. Entran los tres en el “Bar-Centro Social” y los Zerris toman una consumición y preguntan por el Museo Local de Fósiles; les contestan que es aquí mismo, en una habitación a la izquierda que les abren enseguida.

Rótulo en el Museo de Fósiles de las Cuevas de Portalrubio. Retulo en o Museyo de Fosils d´as Cuebas de Portielrubio

Los Zerrigüeltaires se sorprenden gratamente de la cantidad de fósiles de toda clase, perfectamente arreglados y expuestos en repisas y vitrinas; sobresaliendo especialmente unos grandes huevos de dinosaurio: ¡impresionante!

Calabaza fosilizada encontrada en las minas de las Cuevas. Carbaza fosilizata trobata en as minas d´as Cuebas

Hermoso huevo de dinosaurio. Guallardo güego de dinosauro

Pues eso... bibalbos. Pos ixo.... bibalbos

Vitrina llena de fósiles de las Cuevas de Portalrubio. Bitrina rebutién de fosils d´as Cuebas de Portielrubio

A contraluz (una montonada de fósiles y un bicho viviente). A cuentraluz (una caterbada de fosils y un bicho bibién)

En la charradica con los presentes, M. Martín se presenta como nieto de un hijo del pueblo, y que no había estado nunca en Las Cuevas hasta ahora. Como era de esperar, esta novedad les resulta muy curiosa a todos, y los más viejos le dicen que habían conocido al abuelo Isidro, pero que le habían tratado poco, porque de bien joven se fue a trabajar y vivir a Pancrudo.

Pasatiempo respecto a la baraja en el Centro Social de las Cuevas de Portalrubio.Pasatiampo respetibe a la baraxa en o Zentro Sozial d´as Cuebas de Portiel Royo

Marchan a rondar por el pueblo y fotografían la iglesia de San Miguel (del siglo XVIII),

Fachada de la iglesia de Cuevas de Portalrubio. Frontera d´a ilesia de Cuebas de Portiel Royo

el caserío, detalles curiosos por las casas y calles

Caserío tradicional en las Cuevas de Portalrubio. Casal tradizional en las Cuebas de Portielrubio

Bonita reja aragonesista en las Cuevas de Portalrubio. Polita rella aragonesista en as Cuebas de Portielrubio

Torre y tejado de la iglesia de Cuevas de Portalrubio. Torre y tellau d´a ilesia de Cuebas de Portielrubio

Manija de una puerta en las Cuevas. Manillera d´una puarta en as Cuebas

Polea tradicional y artística en un pozo de las Cuevas. Carruchas tradizional y artistica en un puzo d´as Cuebas

El mismo pozo, por el otro lado. Lo mesmo puzo, por l´autro costau

y algún paisaje chocante: un corral hecho con una pared de piedras mampuestas, aprovechando los huecos abrigados y agujeros al pie del vecino roquedal de calcina que –posiblemente- son la causa del nombre de la población.

Corral hecho en los huecos del roquedal, junto a las Cuevas de Portalrubio. Corraliza feita en os furgachos d´o rochal, chunto a Las Cuebas de Portielrubio

Primer plano del mencionado corral. Primer plan d´a debandita corraliza

El barranco “del Torrejón” (nace cerquica del Morteruelo) se junta en Las Cuevas con otros provenientes de Portalrubio, creando el río deLa Rambla(uno de los nacimientos del río Martín) que tiene espectaculares saltos de agua en su garganta, ya no muy lejos de Martín del Río.

La torre d´a ilesia de Las Cuebas, entre tellaus. La torre de la iglesia de Las Cuevas, entre tejados.

Casa y corral, muy deteriorados, en Cuevas de Portalrubio. Casa y corral, pro estronchinaus, en Cuebas de Portielrubio

Chimeneas y tejado en Las Cuevas. Chamineras y tellau en Las Cuebas

Como demostración de la riqueza geológica de esta zona, además de los saltos de agua, las cuevas y la abundancia de fósiles, está la presencia e importancia que históricamente tuvo la minería del carbón. En Las Cuevas hubo algunas minas importantes de lignito –el abuelo de M. Martín trabajó allí- igual que en Rillo y, ya en menor medida, en el mismo Pancrudo. También abundan los yacimientos arqueológicos en Las Cuevas: en el “Cabezo dela Oración” hay uno ibérico, otro visigodo –parece ser- en “El Cuco” y en la “Cantera del Ejido”: las “Cuevas –o Casas- de los Moros”, donde posiblemente habitaron moros en los siglos medievales.

Vieja puertecica de un aljibe en Las Cuevas. Biella puertezica d´un alchibe en Las Cuebas

Campanal de la torre de Las Cuevas de Portalrubio. Campanal de la torre de las Cuebas de Portielrubio

Parten a Portalrubio, pueblo de una veintena de habitantes que también pertenece al municipio de Pancrudo.

Puerta de un corral tradicional de Portalrubio. Puarta d´un corral tradizional de Portiel Royo

Hacen algunas fotos por las calles:

Antiguo llamador en Portalrubio. Antigo clamador en Portiel Royo

a una columna de la antigua lonja,

Columna de la antigua lonja de Portalrubio. Colunna de l´antiga lonxa de Portielrubio

a la vieja olmeda muerta que le ha nacido dentro otro arbolico joven,

M. Martín junto al viejo olmo de la plaza de Portalrubio. M. Martín chunto a la biella urma d´a plaza de Portielrubio

al abrevadero y el lavadero (por detrás de este se asoma un curioso torreón-palomar, con fecha en los azulejos de la pared: 1.927)

El lavadero y, detrás, una torre-palomar de 1927 en Portalrbio. O labador y, dezaga, una torre-palomar de 1927 en Portielrubio

El abrevadero de Portalrubio. Lo charaiz de Portielrubio

y la iglesia de San Martín, barroca del siglo XVII.

Iglesia de Portalrubio, reconstruida después de la guerra. Ilesia de Portielrubio, recostruyita dimpués d´a guerra

pesar de su pequeña población actual, Portalrubio consigue “revivir” en verano y en algunas fechas puntuales: fiestas patronales (ahora se hacen en Agosto), día “medieval y tradicional” (para el puente dela Purísima), romerías ala Virgen deLa Langosta… También han recuperado algunos edificios emblemáticos –además de la iglesia, deteriorada enla Guerra Civil-; el horno “moro” comunitario, la herrería y la escuela, que ahora es un museo escolar y etnográfico. Tienen su propia asociación cultural “El Horno”, y editan la revista “El Jaraiz”. Hay que decir, por otra parte, que el nombre medieval era “Portiel Rubio” (portillo rojo), referente posiblemente a los terrenos rojizos de las cuestas acarcavadas de Puerto Mínguez.

Los Zerris van justo de tiempo, así que se vuelve a Pancrudo pues aún les quedan cosicas pendientes.

Anuncios