9. Eriste – Eresué

Eriste (de la raíz indoeuropea “ER”: ‘curso de río, corriente’, más morfema “IS” ERA-ERISA-ERISTI, o posible nombre de persona “GRISIUS”, “ERUS”, o “IRRIUS”; o etimologías vascones “IRA”, “IRISTI”: ‘helecho’; “ARITZ”: “roble”), es una localidad perteneciente al ayuntamiento de Sahún, en la margen derecha del río Ésera – aquí le llaman también “el río Benás”-. Está a 137 km. de Huesca capital, a 3 km. al sur de Benasque y a 1.118 mts. de altitud, donde viven unos 160 habitantes.

Mapa de la zona. Mapa de la redoltada.

A los de Eriste les llaman “Tabáns”, ya lo indica este dicho:

“Molto traten de tabáns / a la chen que ye de Grist, / poco caso te’n farán / y s’apartarán del mich”.

Casas de Eriste Casas de Grist..

Mientras M. Pérez da una vuelta por Eriste, M. Martín conversa -junto a la carretera a la entrada del Barrio Nuevo- con un hombre vecino de Sahún, José María Blanc de casa “Chaimisans, que le dice los apodos de algunos pueblos del valle. Es de Grist, “tabans”; es de Saunc, “trabucs”; es de Castilló, “matasaps”; es de Benás, “tripaquesos”; es de Sarllé, “sarllerencos, potrencos y turcos”; es de Ansils, “chicolaters”; es de Billanoba, “totacoba y papudos” y es de Sesué, “falandraixos”. Le dice también esta frase: “- ¿D’aón yes nen? – “De Sesué, pomas y peras y qué!!”.

José María Blanc de casa Chaimisans de Sahún-Saúnc.

Eriste está enfrente del embalse de Linsoles y dividido en dos barrios, el Nuevo –abajo en la carretera- y el Viejo, un poco más arriba. En éste, destacan casas con escudos y detalles ornamentales. La iglesia de San Félix –recientemente restaurada- tiene una torre campanario de planta cuadrada rematada en pirámide de pizarra. Las fiestas son en honor a  San Félix el africano, el 1 de Agosto, el día 2 se baila el Ball de Grist, con música famosa –luego copiada por Riego para el conocido himno republicano- y la fiesta de invierno, el 20 de Enero. En Eriste ya habían estado en el año 1992.

Escudo de una casa del pueblo. Escudo d´una casa del llugá de Grist.

Jean Joseph Saroïhandy -filólogo francés- durante la visita hecha por aquí a principios del siglo XX, recopiló algunas palabras escuchadas en Eriste:

“la man, feba una sona!, tan pronto estigo chelada de fret coma sudan, para cuenta que no s’en caiga, puya ne poco, iste foch no me fa goy, no tossiba brenca, anan ta las Pagúls, el primé llugá que se troba, qui hu ha dito?, que tiens al güello?, este can ye vuestro?, Romanet, Chuanet, ir cueto ixo, l’as feto?, Pilara!, se lleve la mia chambra, á l’altro’l dia, dile que puye, la llet de craba, ya s’ha feto de nit!, güe han veniu? No, ya 4fa güeit dias que ha treballao molto, mos queriba a nusaltros, eba enteneu tot lo que li diba, la fuella, coma tienga navalla, rai!, chulla: carne sin hueso, que sempre le achudara a possá-se la chaqueta, issarsos, bucardos, abellas, brispas, tavans que fan mal, salces, avillaneras, telleras, yo no’n prengo”.

La iglesia de Eriste. La illesia de Grist.

Según el mencionado libro de José Antonio Saura Rami, los nombres de las casas de Eriste son:

La Badía, Baso, Benito, Bernadico, Calistro, Carmen, Carretera, Caseta, Conques, Chaime, Chironi, Chordi, Chuampueyo, Chuan, Chuanetón, Chuanina, Chuanvisién, Chullá, Chumpllana, Diego, Farrás, Farreras, Fierro, Grosia, Juan, Juaquín, Juaquina, Luis, Llorensa, Marcull, Marsial, Martín, Masall, Mata, Matilde, Miguel, Mincheta, Mincholet, Minchot, Miquela, Molinero, Montero, Mora, Narsisa, Nartó, Nartoret, Palleret, Pellisero, Perico, Petra, Pierra, Pino, Pueyo, Quineta, Rafel, Ramonet, Riba, Roi, Rufat, Sastre, Seira, Sera, Sillero, Simón, Solé, Teixidó, Toño, Tusaleta, Visién.

Escudo de otra casa. Escudo d´unaltra casa de Grist.

Algunos topónimos urbanos y extraurbanos de Eriste que les resultan curiosos son:

El Recadiello, El Sagrero, La Tusaleta.

L’Aigüeta Calén, L’Antalena, Campet Redono, Comalaqueva, La Costèra el Basón, La Cuasta, Chuanvisién, La Fuen d’Espigantosa, Miargüeles, La Palanqueta Pasalipón, El Sarrau Sallén, El Sarrau la Viella, La Sabartosa, La Tuasa, La Tuca Pusets, El Tusalet de l’Anchelegá, Vallomiro, El Cllot de Chil.

Fachada de una casa de Eriste. Frontera d´una casa de Grist.

El pirineísta francés Maurice Gourdon, visitó Eriste en mayo de 1888, relatando lo siguiente:

“Eriste es el último lugar adonde llegan los turistas que vienen a las montañas de Benasque… Eriste es un pequeño pueblo con unas treinta casas construidas con esquistos y tejas de pizarra; los tejados, casi iguales en altura, están tan apretados en las estrechas calles que, vistos desde un poco más lejos, parecen ser sólo uno. Lo único que domina el pueblo es el campanario cuadrado con su tejado casi plano y sus campanas en pequeños ventanales. Se atraviesa el pueblo por una callejuela empinada y enseguida empieza el ascenso”.

Desde Eriste salen con destino a Eresué, a 7 km, y ya en el Solano.

Eresué (al igual que Eriste, del indoeuropeo raíz “ER”: “curso de un río, corriente”, más morfema “IS”, más terminación prerromana –OI, diptongada después: ERISOI-ERESUEI-ERISUÉ; o de otro posible nombre de persona “ERICUS”; o de “IRITZI”: “lugar cerrado”; o el probable sobrenombre ibérico “ERIS”, o “EROS”, -como, por ejemplo, el nombre de doña Eresine, en una inscripción en Aquitania-) es una localidad del ayuntamiento de Sahún, a 137 km. de Huesca capital, a 11 Km. de Benasque y a 1.350 metros de altitud. Tiene 24 habitantes.

M. Martín en la entrada de Eresué. Migalánchel Martín a l´entradó d´Erisué.

A los de Eresué les dicen “Albarisos”, así lo expresa este dicho:

“Les falta molta ragón / din als de Erisué albarisos, / perque benén rusiñóls / saben pagar-se hasta el piso”.

También tienen otro dicho relacionado con pueblos vecinos: “Billanoba bocatobas, / falandraixos en Sesué, / a Castilló matasapos, / albarisos a Eresué”.

Portalada de una casa.

Eresué está asentado en la ladera de una montaña con impresionantes vistas del Valle  como toda la zona del Solano, a la que pertenecen, además de Eresué, Ramastué, Liri, Arasán, Urmella, Sesué y Sos. Pasean complacidos observando las viejas casas bien mantenidas, como casa Negüé, edificio de gran dimensión con un portalón de arco de medio punto y escudo noble, y su primitiva iglesia románico-lombarda del siglo XII, dedicada a San Juan Bautista.

Ábside de la iglesia románica de Eresué. Abside de la illesia romanica d´Erisué.

La  fiesta más importante es para San Juan, el 24 de junio; en tiempos bailaban el “Ballpllá”. La otra fiesta es para el 10 de junio, Santa Margarita.

Balcón de madera. Balconada de fusta.

Antiguamente eran típicas las billadas: se juntaban en el invierno por las casas después de cenar, para hacer poncho, comer nueces y manzanas, jugar a las cartas y bailar.

Chopo lombardo. Chopo llombardo.

Del mencionado Jean Joseph Saroïhandy, cuando visitó esta zona a principios del siglo XX, recogió algunas palabras escuchadas en Eresué:

“veçins, tiçons, cuatre, cinq, sies, güeit, güe, ta dí ixo, da le ué,  la fuén”.

Torre de la iglesia de Eresué. Torre de la illesia d´Erisué.

Según el libro“Los nombres y la tierra”…. de José Antonio Saura Rami, los nombres de las casas de Eresué son estos:

Andreu, Arbañil, Arnaldet, Badía, Bringué, Casalero, Catevila, Chuan del Mas, Guilá, Guiral, Luis, Llabiero, Llobera, Manuela, Margarita, Mariano, Marsial, Mateu, Negüé, Palasí, Pallarés, La Primisía, Roi, Sabastián, Sastre, Soquero, Teixidó, Toña.

Inscripción en una ventana de casa Negüe de Eresué. Inscrisión a una ventana de casa Negüé d´Erisué.

Algunos topónimos extraurbanos de Eresué que les resultan chocantes son:

L’Artigasa, Artiñero, Bixargüelo, Las Carrèras, Las Cuastas, Las Feneras, Forcallo Curto, Molinas, Montiñèro, La Palredona, Las Paniellas, El Prau Royet, El Pusanquet, Las Puyadetas, La Queixiguala, La Turmogosa, El Tusalet de Cueso, El Tusalet de la Malladeta, Griscuén.

Marchan hacia Ramastué, a 3 km. de Eresué.

Anuncios