5. Ibonet de Batisielles

26-5-2009. Después de haber dormido en Benasque, salen con el coche a primera hora de la mañana hacia el inicio de la excursión, primero al ibonet de Batisielles y después al ibón de la Escarpinosa.

Mapa de la excursión. Mapa de la escorsa

A poco más de 3 km. al norte, y después de cruzar el Ésera a través del puente de San Jaime, llegan a una pequeña pista y seguidamente al aparcamiento.

M. Pérez en el Ibonet de Batisielles el 15 octubre 1986. M. Pérez a l´Ibonet de Batisielles el 15 d´otubre de 1.986.

ITINERARIO AL IBONET DE BATISIELLES

Vista de Chinebrals (2.270 mts.) desde cerca del aparcamiento. Ambista de Chinebrals (2.270 mts,) dende serqueta l´aparcamén.

BASE: Aparcamiento al pie de la presa de Estós (1.320 mts.)

DESTINO: Ibonet de Batisielles (1.940 mts.)

DESNIVEL: 620 mts.

HORARIO: 1 h. 30 min. a 2 h. (ida)

DIFICULTAD: Fácil

Desde Benasque y en dirección norte por la carretera general, se llega a tres km.  al desvío a Estós, tras una corta pista forestal se para en una explanada (1.320 mts.). En pocos minutos se alcanza la pista que recorre el valle de Estós. Enseguida se pasa por un pequeño embalse, al poco rato se cruza el río por un puente; se continua la pista casi 1 hora hasta que se encuentra un desvío a la izquierda por donde se asciende en zig-zag en una buena subida, llegando en poco más de 1 hora y media al ibonet de Batisielles (1.940 metros de altitud).

Camino del Valle de Estós. Marchán enta Ball d´Estós.

M. Pérez tiene problemas con la máquina de fotos, con lo cual, emplearán más la cámara de M. Martín.

En el Valle de Estós junto al río. Al canto´l riu Estós.

Por un sendero, en pocos minutos llegan a la pista que lleva al valle de Estós (del vasco ASTO “asno”: “lugar de cría de asnos”; aunque M. Martín cree posible la relación con vocablos aragoneses como “estorrubinar”, “estosadero” “estacha”  o “estañ”). El escritor y estudioso del Benasqués Ángel Ballarín Cornel decía de Estós: “La montaña de Estós ye la milló, la més resguardada y la més probante”.

M. Pérez en el Valle de Estós. Migalánchel Pérez a la Ball d´Estós.

José Sanmartín Sopena, escribe versos en patués; de su libro “Choñigueyán”, entresacan de la poesía “Estós”:

“Lo milló de tot Benás / talmente u tenim a Estós: / La Ribèra y Moscuruela, / Irisueles, / Les Corones, / els ibóns de Batisielles, / La Coma, Ordiáls y Dallíu, / El Tormo y la Gargallosa, / Les Fites y Perdiguèro, / El Pino y les Riberetes / que mos lleven al Cantal, / La Paúl, O y Cllaravida, / y Poséts que ye el mès gran.

La Vall d’Estós tiene truites / crabades de ixarsos grans, / jabalís, teixóns, raboses, / guayes y bllanques perdíus; / sinc hores coste crusalo / de punta a punta marchán, / pero coneixelo tot / te costará moltos ans…”.

Una pareja unida y muy bella. Una parella chuñida y mol majisa.

Pasan por una pequeña presa, que se queda a su izquierda y se van encontrando bojes, avellanos, enebros y rosales silvestres.

El río Estós desde el puente de Aiguacari. El riu Estós dend´el puen d´Aiguacari.

Cruzan por el río Estós por el puente de Aiguacari y siguiendo el camino se abre el amplio valle, donde las praderas próximas al río, les ofrecen  unos verdes pastos con inusitadas flores silvestres amarillas;

Una bonita cascada. Un bonico sallén.

en las laderas de los cercanos montes, algunas serpenteantes cascadas y hacia el valle de Estós, el Perdiguero y muchas otras montañas con nieve.

Precioso valle de Estós. Remajisa Ball d´Estós.

Se detienen un rato embelesados ante las majestuosas vistas.

El ibonet de Batisielles en agosto de 1988.

Llegan a la cabaña o pequeño refugio de Santa Ana; desde aquí pronto cogen una senda que entre árboles les dejará en el ibonet de Batisielles.

¡Vaya par de dos!. ¡Qué parella de parions!.

Este camino encajado entre abedules y hayas es muy sombrío –con mucha calor debe ser muy agradable- por el que suben despacio a través de una larga pendiente en poco más de 1 hora por aquí.

El ibonet de Batisielles en agosto de 1988.

Del citado libro de José Sanmartín Sopena, de la poesía “Coses de Benás”, un verso:

“…Farás moltes marrades / puyán ta Batisielles, / y trobarás les crabes / chugán dan les esquelles…”

Ibonet de Batisielles.

Al terminar la cuesta se les abre delante de sus ojos un paisaje idílico con el pequeño ibón rodeado de abetos y pinos negros,

M. Pérez re-posando. Migalánchel Pérez re-posán.

praderas con manchas de nieve y la inmensidad de las altas montañas.

Los mismos de antes. Els mateixos de dinantes.

BATISIELLES (proviene del lat. “Vallem”: Vallicellas” – Bachisiellas – Batisielles).

Reflejo en el Ibonet de Batisielles. Reflleixos a l´Ibonet de Batisielles.

Después de unos momentos mágicos hacen varias fotos ante semejante panorama.

Naturaleza natural. Naturalesa natural.

Prosiguen el camino, ahora hacia el ibón de la Escarpinosa, se está oscureciendo de nubes grises por encima, hacia las Tucas de Ixeya, que parece amenazar lluvia.

El ibonet de Batisielles y la Aguja de Perramó. L´Ibonet de Batisielles y l´Agulla de Perramó.

Anuncios