4. Besians

Después de comer en la entrada de Besians, junto al encantador puente medieval -del siglo XIII con algunas reformas en el XVIII- sobre el río Ésera, acceden a la población.

 

Puente medieval de Besians. Puen meyebal de Besians.

Besians (del latín VICINIUS: “vecindad”, “aldea, pueblo”, o antrotopónimo latino BESIDIANUS: Besiyanos, Besiyans, Besians) es una población dependiente de Perarrúa (3 km.), a 93 km. de Huesca y a 615 metros de altitud; actualmente tiene 65 habitantes. Presenta dos ubicaciones: la primitiva, siendo el primer poblado cristiano de la zona en el siglo X, donde está la iglesia románica de San Juan –ahora abandonada-  y las ruinas de un castillo medieval; y la actual, en la ribera del Ésera. Las fiestas son el primer fin de semana de Agosto y a la ermita de San Marcos van el 25 de abril. La economía se concentra en la agricultura, con cereales, almendros y olivo.

 

El barrio de La Bila con la iglesia románica de San Juan, al fondo, El castillo del Mon. El barri de La Bila con la illesia romanica de San Chuan, ta´l fundo el castiello d´El Mon.

Hay dos dichos relacionados con Besians.

“En Besians siguieron el pleito, el cura con el lugar; los pusieron en la cárcel, los volvieron a sacar” y “A Perarruga / me i-ba cargá de borrugas / a Besians / me i-ba pllená de gráns / a Santallestra  / me i-ban fé dormí con la maestra”.

Casa Palleret de Besians.

Después de dar una vuelta por el pueblo se topan con Luis Tobeña Rami con el que entablan conversación, a los que se unen posteriormente la madre de 91 años, Isabel Rami Fortuño, y Domingo Brualla Espuña (Mingón). Con estas tres personas charlan durante un buen rato sobre nombres de casas, topónimos y otras curiosidades locales.

 

Luis Tobeña Rami, Isabel Rami Fortuño, Domingo Brualla (Mingón) y M. Pérez.

Les dicen los nombres de las casas de Besians, en primer lugar, las de la Bila (aldea que se encuentra encima de la actual Besians), hace ya unos años que quedó prácticamente despoblada, trasladándose los vecinos a la ribera. La Bila fue el origen de la actual Besians:

Rufas, Mariana, Bizén, Ardanuy, Salinas, Crabero.

 

Las casas de Besians (la Ribera):

Perera (la primera que ban fé abaixo), Garzés, Palleret, Rafel, Salbador, Chanblán, Ricarte, Ferraz, L’Arbañil, Baqué, Bizén, Bortolomico, El Mesón, L’Antonia, Columa, Romper, Marco, Bistué, Boné, Biturián, Isabel, Paco, Sesa.

 

Casa de piedra de Besians. Casa de pedra a Besians.

Topónimos de Besians:

La Sierra, Cascarré, la Bila, Barranco La Guarta, Barranco Sopena, El Mon, Campo Diezmo, El Biñero, Comafalcón, Las Cuastras, Fuendemallo, La Selba, Llisué, Manizé, Turmo Mollar, Fuendemallo, La Fuen los Gaiteros, Furno, Ziscá, La Candela, Cascarré, Codamatosa, La Plana, El Recreo, La Solana, Llombana, San Marcos, Sanchuán, Las Zemadas, La Matosa, Las Arenas, L’Antianza, Comafonz (con esta frase “mientras corra una gota de agua en Comafonz no beigas a llabrá t’al mon”).

Nombres de las casas de Perarrúa:

Campos, La Molinera, Rami, L’Antonzera, Llorens, Ferrero, Soltero, Conde, Rincón, Pallargüelo, Sesé, Palaín, Rufo, Turmo, Perera, Pepito Raso, Zemeli, L’Escultó, Lezina, Cantué, Ribera, Garuz, Llopa, Civil, Nicolás, Irene, Sastre, Balero, Donisio, Alejos, L’Albeita, Juan de Mur, Tixidó, Seira, Gallart, Chesa, Chazinto, Bidal, Pardina, Ferré, Bejía, Arrendadó, Caneto, Noguera, Anita, Villa Josefina, Salero, Florentina, Piquero, Mateu, La Coma, Esparteñero, Marieta, Pelaire, Poziello.

Algunos topónimos de Perarrúa:

Peñarroya, Astorianz, Los Ramos, Calamoc, La Cuadra, Bachimala, Comichellas, El Sallán de Baticambras, Cuadrón de Corz, La Badinota, Barranco Moscalabera, La Codaza, Basón de los Peixes, Rialarez, La Subialla, Ziscá, La Pubialla, Garzés, Furno, Biñero, Bazarán, Cocheras.

“Mingón” les dice los nombres de las casas de Caballera (pueblo abandonado muy cercano, pero en término de Santa Liestra):

Costa, Rami, Olazia, Andrés, Plana, Mariñosa, Caseta, Tobeña, Cautelar, Sarradico, Ambrosio, Calbera, Castillón, Lanau, restos del convento de Llaburi.

 

Algunos topónimos de Caballera:

Barranco la Remerosa, Malaballada, Solano, El Barrancón de la Ruda, Caixigo del Chuñán (aquí cortemos un caixigo qu’el tronco pesaba 9.000 kg.).

 

Tanto Besians como Caballera han fluctuado históricamente en su pertenencia a Perarrúa o Santa Liestra, con varios cambios desde la Edad Media hasta el siglo XIX, cuando quedaron adjudicados cada uno a su respectivo municipio como en la actualidad.

 

Arquitectura típica de una casa de Besians.Arquitetura tipica d´una casa a Besians.

Les cuentan que “de ninons chugában “al cuc y la mainada féban galochas”, en pisar el barro.  A las zerrigüeltas les dicen “mangadetas”. Les comentan que “en las fiestas de Santa Liestra tenían un costumbre de al salir de misa, la primera pieza que tocaba el musico debía de hacerla a’l cabo la olibera”.

Domingo Brualla Espuña (Mingón) les dice “que el famoso “Mosén Bruno Fierro Brualla” de Sarabillo era el tío de su abuelo, y que s’en sentiba argüelloso”.

 

Las pastoradas son representaciones de teatro popular en las que dialogan el mayoral y el repatán en el aragonés local, a menudo con cultismos, arcaísmos y  textos provenientes de Pastoradas de otras poblaciones más o menos vecinas. Las Pastoradas son una parte (posiblemente la más antigua) de los Dances aragoneses (otras son: “Soldadesca”, música, bailes de palos y espadas…). A veces –las menos en Ribagorza- la palabra “Pastorada” suele referirse al conjunto del Dance.

 

La pastorada de Besians, está dedicada al patrón del pueblo, Santo Domingo de Guzmán, como tradición devota al santo, criticando satíricamente los hechos públicos sucedidos a lo largo del año. Se conserva un manuscrito mezcla de castellano y aragonés ribagorzano antiguo de 1738, copiado íntegramente por Mercedes Pueyo Roy en su libro “El Dance en Aragón”, del que exponen algunos extractos:

Pastor

“Pues que te pareix Chuanicón / de lo que te fable anoche / baissando de a sierra / chunto con lubinon /… que bayan a ber las articas / de lo millo por issas sierras / y que arrasados ya feito / con lo ganato… / tampo ya dissato pan…

A la que parió la guella / yo que te siento una gayta / y te me poso a escuyta / paran la orella bien ferma /… te me chito trente tregos / del buen vino que teneba…

Mugiendo capras y guellas / en la Punta de Turbón / man benito con la nueba / que celebran en Besians… /… porque dixas lo ganato / perdito por exas sierras / no consideras que el onso y o lupo fará chiretas…

Repatan

Al que ma disparato / y rompito seis costiellas / tan cara como la pago / la benita de la festa / quanto mas me ese balito / estarme quieto en la sierra / y comerme ben asato / tota la millo borrega / como ya me eba pasato / tres veces por la capeza.

Pastor

Agora men desayuno / de saper que la nopleza / ti a benito como dizes / de la ciudad de Nocellas…

Repatan

Si tendrías algun diaplo / que te revuelve la llengua /  yo te churo por el asno… / que si no charras millor / se me acaba la pacencia / y como soy cercamacho / tei rompere la capeza…

Pastor

…por lo ben que me aconsellas / ya man dito otros muitos / que mucho ben me querebas / que los asnos y bous sueltos / fan coritas y petenan / tornemonos ta las guellas / pues vita tan regalata / no la habra como la nuestra.

 

Muestran también del libro “Misión Lingüistica en el Alto Aragón” de Jean-Joseph Saroïhandy, un pequeño fragmento de una versión de la Pastorada recopilada en Besians entre 1896 y 1906, en la que habla el mayoral:

 

Mayoral

“En el alto de Cotiella / yo chitau me loscuchaba, / y al son de lo tiroliro, / tol rabaño bailava.

El cocho la pecigola / y lo somero cantava, / y yo una forniguilla en el cuerpo, que en ningún puesto paraba.

A San Antonio encomende / el rabaño que guardava / por bajamene á Besians, por be lo que alli pasaba.

….me cague en los balons / de atemorizau que estava / toque la gaita siño gaitero / que afe lo fartare de craba / le dare siet crabizs… / … bailen dos pecigolas / y yo bailare dos mascardas.

Al mismo tiempo he baichato / no solo por be si encontraba / algún rebadan…..”

 

Los vecinos entrevistados solo recuerdan de la Pastorada de Besians “de sentir-lo por los agüelos que la feban astí con trabucos, acordión, guitarra y bandurria”.

Perarrúa, foto del Diario del Altoaragón. Perarruga, afoto de lo Diario del Altoaragón.

Perarrúa (del latín PETRA: “piedra”, más RUGA: “cornisa de piedra”). Los contertulios de Besians dicen que podría significar “muitas pereras”. Les dicen “acelgueros”. Perarrúa tambien tiene su Pastorada, al igual que Besians con cierto lenguaje ribagorzano y -como en las demás Pastoradas ribagorzanas- importante presencia de rasgos genuinos del aragonés central.

 

Agradecen a los tres la acogida que les han dado, cuando –en ese momento- un vecino del pueblo que está trabajando en el tejado de una casa y les había escuchado un poco,  cuenta una conocido dicho en el habla de la zona:

“Buixeré baixaba por una baixada con un faixo de buixos y una ixada”.

Marchan ya a Benasque, punto de partida para hacer excursiones y visitas a pueblos.

Anuncios