13. Casa de Conques – Anciles

Comienzan el camino hacia la casa e iglesia de Conques en la parte de atrás de la urbanización “Linsoles”, aunque el itinerario completo empezaría en el inicio del embalse de Linsoles, a la altura de Eriste y hasta Anciles, o al revés, en unos 45 minutos.

Mapa de la zona. Mapa de la redoltada.

El camino es amplio y muy agradable con un entorno magnífico, con varias líneas vegetales: el bosque de ribera, la combinada de bosque y prados de siega y la selva o bosque de montaña con árboles de hoja caduca; Conques está en la segunda, entremedio, junto a unos prados. Cerca de la casa ven una fuente, la Fuen de Gardeta.

M. Pérez junto al camino de entrada de Conques. Migalánchel Pérez chunto´l camino entradero ta Conques.

La Casa de Conques (Concas-Cuencas) está a 1.158 m. de altitud  y consta de diversos edificios y una ermita románica del siglo XI; ahora bien, es una lástima ver que la finca de Conques no se utiliza desde hace 3 años, cuando era centro de colonias durante el verano, y por desgracia, ya empieza a notarse de mala manera el paso del tiempo…

Casa de Conques con la torre. El casal de Conques dan la suya torrasa.

Aquí existió un antiguo Señorío descendiente de los Bardaxí -señores del cercano Valle de ese nombre, también en la Ribagorza- que se vincularon con Conques y su Selva a mitad del siglo XIV.

Viviendas auxiliares de Conques. Casas ausiliars de Conques.

Hay testimonio –en un acto realizado ante un juez eclesiástico por el señor de Conques, Antón de Bardaxí- de que los de su linaje tenían el derecho de percibir las décimas y primicias en el término de Conques sobre grano, corderos, lechones y pollos, además de la jurisdicción civil y criminal. El servicio de horno y molino, casas, montes, selvas, leñas y hierbas, la elección de Alcalde y el cobro de diezmos sobre grano y frutos de Anciles y Cerler. Asimismo, y durante un tiempo, el abad de la iglesia de Conques cobraba a siete casas de Eriste las décimas de ganados y frutos.

Talla heráldica de los Bardaxí en la torre. Talla eraldica d´els Bardaixí a la torrasa.

Algunos de estos tributos y privilegios estuvieron en vigor hasta los siglos XVIII y XIX. En 1909 el título de Señores de Conques se convertirá en el de Baronía de Benasque.

Casa con aires señoriales de estilo francés. Casal de farchas siñorials d´estilo fransés.

Observan con curiosidad –del conjunto de todas las viviendas auxiliares- una gran casa de estilo francés unida a una torre de defensa muy visible. En Conques existió un Castillo que Felipe II ordenó derribar en 1592, tras una rebelión de los señores de Bardaxí (incluido, posiblemente, en “las Alteraciones de Aragón”), aunque la actual Casa-Torre es de fechas posteriores.

La misma casa señorial con torre de Conques a principios del siglo XX. Foto cedida por el sacerdote Carmelo Pérez Pérez que estuvo aquí en campamentos durante 30 años. El mateix casal siñorial con torrasa de Conques a prenzipios de lo sigle XX. Afoto dixata por o mosen Carmelo Pérez Pérez que ba está así en sentro de bacasions durán 30 añadas.

Cuenta la leyenda que el rey Felipe II, como venganza, ordenó esparcir de sal los campos de cultivo para que quedaran baldíos.

Ábside de la Iglesia de San Esteban de Conques. Abside de la illesia de San Estebe de Conques.

Al lado, en un prado de nombre “El Prau La Illesia” se encuentra la ermita de San Esteban, que era en tiempos la capilla privada de los Señores de Bardaxí. Esta iglesia –hoy fuera de culto- estaba dedicada a la Virgen del Rosario. Su estado actual es la consecuencia de los trabajos realizados en el siglo XI, XII y de reformas en el XX. Se compone de una nave dividida en dos y de un ábside. Los primeros constructores provenían de la región lombarda entre los años 1020 y 1030 y supuso un vínculo entre los monasterios de Obarra y Urmella y las iglesias del vecino valle gascón de Larboust.

M. Pérez, detrás la Iglesia de San Esteban de Conques. Migalánchel Pérez, derré la illesia de San Estebe de Conques.

Sienten que es una verdadera pena que no se mantenga ni se aproveche este antiguo patrimonio, en medio de un paraje tan privilegiado.

Zona de juegos de Conques. Aria de chuegos a Conques.

Caminando 20 minutos hacia el norte se encuentra la población de Anciles.

Anciles (del latín ASINILES: “lugar donde hay establos o se crían asnos’) es un pueblo perteneciente al Ayuntamiento de Benasque, del que dista 2 km., de Huesca capital 142 km., está a 1.100 metros de altitud y tiene 180 habitantes.

Anciles. Casa Suprián. Ansils. Casa Suprián.

Este lugar conserva la esencia de la arquitectura tradicional con casas señoriales de los siglos XVI-XVII, como casa Suprián, con muro y torre cubierta con chapitel, casa Mora o casa Barrau. Son magníficas casas de piedra con grandes portalones renacentistas, puertas artesanales de madera y antiguos blasones; algunas con jardín.

Portalón renacentista. Portalera renaixentista.

Según el libro “Toponimia del municipio de Benasque” de Jesús M. de las Pueblas y María Asunción Hidalgo Arellano, los nombres de las casas de Anciles son:

La Abadía, Agustines, Antonio Castell, Arquer, Barrau, Bellona, Castell, Esteve, Fite, Juaquinet, Marieta, Mingot, El Molino, Mora, Piñana, Rector de Anciles, Sarrados, Sastre, Sebastián, Sort, Suprián.

Vista de Anciles en Agosto 1988. Foto M. Pérez. Ambista d´Ansils, agosto de 1.988. Foto de M. Pérez.

De este mismo libro, eligen los topónimos más interesantes de Anciles:

L’Artiga, Campet Chico, Campo Gran, Camporredono, Els Castellasos, Prau Chimolés, Prau Churrín, Comapoyo, Prau la Costera, Prau de la Guardiola.

Ábside de la iglesia de Anciles. Abside de la illesia d´Ansils.

La iglesia neoclásica del siglo XVI tiene una torre muy elegante, con tejado de pizarra como las casas del lugar.

Iglesia de Anciles. Illesia d´Ansils.

Anciles ya lo conocían de otros viajes que había hecho por separado. En uno de esos, M. Martín y Ch. Casaus el 28 de octubre de 1986 charlaron unos minutos con un señor subido a un árbol, que les va a decir que recullí les pomes.

M. Martín en Anciles el 28-10-1986. M. Martín a Ansils el 28-10-1.986.

Sobre el mote de Anciles, les va a decir: “els d’Ansils se lleben la fama de chicolaters, pero el “chocolate” u minchen es forasters, es d’Ansils no u proben”. Entre otros comentarios, les dijo: “Dona de Grist, ome d’Ansils y llitón de Sarllé, libramé Dominé”.

Anciles Agosto 1988. Foto M. Pérez. Ansils, agosto 1.988. Foto de M. Pérez.

Además de “Chicolaters”, a los de Anciles les dicen también “Cascarrietes”, según este dicho: “Mosetetas de Benás, cascarrietas d’Ansils”; (seguramente que no les hace gracia escucharlo hoy).

Arquitectura tradicional. Arquitetura tradisional.

En Anciles  las fiestas se celebran el 29 de junio en honor a San Pedro, con misa baturra, teatro infantil, ronda, baile y –como no- chocolatada.

Escudo en una casa de Anciles. Escudo a una casa d´Ansils.

Antiguamente se hacían las pastoradas, muestran un pequeño fragmento literal recogido por el historiador Ricardo del Arco y Garay:

“Tiengo una gran confianza / de que m’ets de consedé, / pues conto que gran matanza / s’ha feto n’este llugá…”.

Arquitectura que conserva el sabor tradicional. Arquitetura conserbadera de la sapia de la tradisión.

En el libro “Notas de Folklore Altoaragonés” Ricardo del Arco recopiló también en Anciles, en 1926, una pastorada que el molinero de Eriste cantó con su laud, el día de la fiesta, a los mozos de Anciles porque no esperaron la víspera a los músicos; lo transcriben literalmente, aunque tiene muchos errores:

Puerta y arco tradicional. Puerta y arcada tradisional.

“A tots els homes e donas / que me queran ascultá, yo les cantaré un romanse / a la moda de Benás.

De Ansil a la fiesta / anán a tocá.

Según esperabe / can ven arrivá.

Yo ya m’a ve dit:

¡Ay, que mal va xo!

¡Pobres compañés / y pobres de yo!

Ya es ven revinre /tots molt sofocats / del prau del molino, / salón del llugá.

Para la gran fiesta demaná el permis / chunto de un pallero / mos van resibí.

Ya tením disná, / me diu els mosics, / barata le salle al Mayodormín.

Al fin se presentan / dans bona cocá, / y un boto de vino / de molt mal pasá.

Perque el vino bueno / la mala pegá / le hase como donas sin grasia ni sal.

Per aixo nusaltres / les pieses tamé / les toquém corrides / lo mismo que el tren.

Jei, mayodormín / sí, sí, / no te entufes, no / dans yo, / tot axo se apañe / dans gran collasión”.

Anciles Agosto 1988. Foto M. Pérez. Ansils, agosto 1.988. Foto de M. Pérez.

Es de observar la cantidad de errores gráficos que tiene.

Después de este largo y provechoso día se retiran a descansar a Benasque.

Anuncios