18. Bilanoba – Chía

29-V-2.009.  Bilanoba (“VILLA NOVA”, al sigllo XI: “Billanue”, “Bellanui”) ye un llugá en munisipio propio a 10 kms. de Benás, a 136 kms. de Güesca capetal, a 982 mts. d´altaria y tien 122 abitadors.

Mapa de la zona. Mapa de la redoltada.

A´ls de Bilanoba les disen “bocatobas”. Respetibe a iste mote el mentau llibre “Choñigueyán”, de José Sanmartín Sopena, a la poesía “Els Motes” en i escriu:

“Que tienen la boca toba / serca de la carretèra, / dicen als de Villanova / tota la chen forastèra”.

Vista de Villanova camino de Sos. Ambista de Bilanoba camino ta Sos.

Yay una chiqueta urbanisasión chunto la carretera, pero lo més petón ye´l llugá -una mica retirau a un tusalet- y ent´astí qu´enfilan ta i tastá l´interesán arquitetura tradisional d´els dos barris, cadaguno en la suya illesia. Las casas son ben majas, com las de Riu, Betrán y El Señó, que ba sé propiedat d´els siñors de Bardaixín, en fronteras y portaladas d´arco de mich punto.

Iglesia de Santa María de Villanova. Illesia de Santa María de Bilanoba.

Las illesias: la de Santa María, d´estilo romanico llombardo en retaulo del sigllo XVI y torre recreixeda a´l XVII y la de San Pedro, d´estilo llombardo en inflluyensia del romanico chaqués, las dos i quilladas a la fin del sigllo XI y mentres el XII. Que yeigue dos illesias poría sé per mor de l´antiga presensia de dos siñoríos.

Iglesia de San Pedro de Villanova. Illesia de San Per de Bilanoba.

Seguntes el llibre “Toponimia del municipio de Villanova” de J.M. de las Pueblas y María A. Hidalgo, es nomes de las casas de Bilanoba son:

Arcas, Ballabriga, Bardají, Bernat, Betrán, Bllanca, Casero, Chirón, Chuaneto, Chuanico, Cristina, Domingo, El Dotó, La Era, Esteban, Farrero, Felip, Maria Cruz, Meu, Minó, Molinero, Murillo, Navarro, Pagán, Pagán de Baix, Pepón, Perico, Puyet, Riu, Rugaixo, Salvador, Saura, Teixidó, Torres, Vidals.

Rotulación en aragonés patués de una calle de Villanova. Retulasión en benasqués d´una carrera de Bilanoba.

Els toponimos d´iste llibre que més les chocan son:

Partida las Baches, El Brocal, Las Caches, Las Calsilleras, La Callada, El Cantal de Arnaldico, Prau la Costera, La Cuasta, La Gorgueta, El Matiguero, Las Marradas, Fuen de Morillo, El Moscallo, Las Paretadas, Rabaltueras, Rompedisas, Barranco Royo, Ermita de San Chuldián, Fuen la Tosquiella.

Rincón típico de Villanova. Racón tipico de Bilanoba.

Las fiestas de Bilanoba son ta´l 29 d´abril, San Pedro Mártir y ta´l 15 d´agosto, L´Asunsión.

Conta la llichenda “El Cantal d´Arnaldico”: “que ansima la illesia de San Pedro yay un cantal ben grandás que i ban posá “els moros” a la partida de Lacoma. Si a la michanit del día San Pedro no cantase´l gallo, se´l ie dixarían caire ta que chafase la illesia”.

La romería enta l´armita puyaba pe´l mich de la selba. Portaba la bandera el saguero que s´eba casau, entre que las campanas baldeyaban asta que arribaban en la roca El Grau. A l´armita se i bendesiban els campos y el “buixo” que cada besino agafaba ta proteché casa suya. Es chobens puyaban ta la corona d´es albars asta dopllá-les-ie el trallo. En torná, arribán a´ls bancalets, unatra begada baldeyaban las campanas diquia qu´entraban ta´l llugá. Taméi feban el ballpllá y el relebo d´es mayordomes.

Iglesia de Santa María de Villanova. Illesia de Santa María de Bilanoba.

El pirineista fransés Maurice Gourdon, mentres el suyo biache per la redolada del Turbón en mayo de 1.888, ba pasá per Bilanoba y ba referí-ne lo siguién:

“En la margen derecha del torrente, al pie de la Serreta, que es el último resalte de la sierra de Chía, está Villanova, acurrucada en un auténtico nido de verdor. En medio de los árboles, sus casas blancas parecen grandes bloques de nieve que hubieran caído de la montaña. Al lado se encuentra uno de los numerosos oratorios del país… El que toca con Villanova es uno de los más venerados: el de Santa Margarita. Aquí, como en Arán, Santa Margarita es la patrona de las mujeres jóvenes; la invocan especialmente durante los dolores del parto…”

Iglesia de San Pedro de Villanova. Illesia de San Per de Bilanoba.

A´l llibre “A l´aire (Garbas)” d´Eduardo Vicente de Vera, Francisco Ferrer -entre altros ricordos de nino- i conta els de la escuela a Bilanoba, antis de la guerra:

“…A la escuela i anaban poco, de la primabera y del agüerro brenca. A la begada á soltá las bacas y á guardá el rebui! A la casa que i eba cuatre u sinq mainadas en cuanto que se sabeban piá las abarcas ya els feban aná á serví, á aguantá el aigua cuan pllobeba y el fret cuan en feba. Y aixó, casi solo pel gasto y un real u dos per día. Dimpués de Tot lo Santos u de San Andrés els que s’eban afirmau ta chulet ya eban acabau la temporada y ya tornaban á la escueleta tres u cuatre mesos. Més que nada, lo qu’allí feban yera chugá u enredá, pasá el tems sin fé res…

Una begada teniban una maestra mol rabiosa. No queriba que charrasen el patués. Mos diba que yera mol fiero, que si el charraban serían tontos ta siempre… Nusaltros le teniban po, perque cuan se mos escapaba bella palabra en patués, mos pegaba mol fort a la punta els dits y, cuan pllobeba, mos feba sallre ta fora, á aguantá el aigua en el cul al aire, y mos diba que fesen rogatibas en patués ta bere si se paraba de plloure…”

Portada de arco de medio punto con aldaba en forma de aro. Casa Riu de Villanova. Portalada d´arco de mich punto en trucadó serculá. Casa Riu de Bilanoba.

T´acabansa, uns chiquets grans bersets d´iste mismo autó, Francisco Ferrer:

“Penso a / aquellos omes / que ban bere lo / que nusaltros no em bisto, / que no beden lo / que nusaltros beden, / que no berán lo / que nusaltros tampoc berem…”

De Bilanoba en marchan ta Chía.

Chía (etimo prerromano EGIA “la costera”) ye un llugá a 17 kms. de Benás, a 130 kms. de Güesca capetal, a 1.221 mts. d´altaria y tien 118 abitadors. Dende Chía salle una pista de 25 kms. -benfarchada- que comunica la Ball de Benás en la de Chistau, el punto més altero i ye a 2.000 mts. d´altaria (el puerto Saúnc).

Rincón típico de Chía. Racón tipico de Chía.

Las fiestas de Chía son ta´l 8 de setiembre en onó a la Birchen de la Encontrada, del sigllo XVII, qu´está antis d´arribá al llugá, ta la dreta. Ta ista armita bienen es saptes de mayo las chens del llugá y de la Ball ta i rajá en la romería y cantá els “Gozos”.

El Zerrigüeltaire M. Martín ye encantariau per la chen de Chía. Ba ragoná en bells besins cuan i ba está en l´amigo Chesús Casaus, el 25 d´otubre de 1.986; dimpués, ell solero el 3 de chulio de 1.989, y unatra begada enguán en l´altro Zerrigüeltaire M. Pérez.

Iglesia de San Martín de Chía. Illesia de San Martín de Chía.

Se´n apaseyan pe´l bonico llugá de Chía, ixulufrán-ie que las suyas casas mantienen detalles intresans. La illesia de San Martín risalta pe´l suyo romanico d´inflluyensia chaquesa en torre-campanal. Lo que no i beden ye la majisma frontera de l´altá, en esenas de la bida  de San Martín del sigllo XIII, templle sobre fusta bañada d´estaño, que ye -encara güe- a´l “Museu d´Art de Catalunya”, a Barselona.

Escenas vida de San Martín. iglesia San Martín de Chía, s XIII. El frontal está en el Museo de Arte de Cataluña. Pintor Johannes. Esenas de la vida de San Martín, illesia de San Martín de Chía, s. XIII. La frontera de l´altá está a´l Museu d´Art de Catalunya. Pintó Johannes.

En ritorná, a la Pllasa Mayó, beden que a la mosquera d´es arbres encomensan a achuntá-se-ie bells besins, lo cual qu´aprofeitan ta i ragoná en ells.

Parllan en Federico Mur Maulín de casa “Ansa”, 79 ans, Florencio Artiga Carrera de casa “Riu”, 77 ans, Antonio Carrera Garúz de casa Galino, 70 ans y Jesús Pallaruelo Mallo, de casa Gregoria, de 80 ans.

Federico Mur Maulín , Florencio Artiga Carrera Antonio Carrera Garúz y Jesús Pallaruelo Mallo.

Les disen es nomes  de las casas de Chía:

Garsía, Nabarro, Choldián, Toña, Ramonot, Andrés, Chinet, Chongastán o Chuangastán, Sansón, Bidal, Siresa, Cantonet, Artasona, Galino, Barbero, Bringué, Chemecás, Peri, Bringuerón, Santamaría, Chuana, Gregoria, Llusia, Aseitero o Zeiterero, Muria, Marsial, Riu, Treseta, Butiguero, Oros, Sansot, Cornell, Presín, Dorotea, Mateu, Cabañera, Ramón d’Arcas, Casabón, Barbero, Portialla.

Les rillasionan un puyal de toponimos de Chía (partidas, mons, fuens….):

Llagunas, Espllanas, Fontisiellas, Las Cometas, Las Cuastas, El Cuadro, Santa Chulita, Cuancas, La Coma, Chichuén, Engusto, La Carrera, Turmo Gros, Campillón, La Puyada Campanari, La Paúl, Campollana, Puntillo, La Llera Castán, Los Pusos, Las Calbas, La Pedrisa, Ros, Rispaso, Las Obagas, Llunesas, La Pala, La Costereta, Yermo Garúz, Castesells, La Cuadra, Pinedo, Las Lleras, Molimás, Los Pozos, Ñara, Sobrepiara, Forau de la Neu, Forau dels Moros, Forau la Esplluga, Forau el Caixigo, Fuen de Puntillo, Fuen Comabona, Fuen Campanari, Resuali, Fuen del Moscallo, Lleneli, Es Ibons, El Tusal Royo, El Petril Viejo, La Fuen d’Escuns, La Canal de la Balsarán, La Collada, Canal de Chuanón, La Fuen del Regal, La Sierra Vieja, La Baqueriza.

Vista del Gallinero (2.728 mtrs.) desde Chía. Ambista del Gallinero dende Chía.

Les cuentan ditos d´es llugars de la redolada: En Chía les dicen “cardigasos”, en Campo “repicochetas”, en El Run “tringoletas” y es d’Abi “pinarisos”.

“De Llire a Arasán las gallinas s’en ban”.

“Abi, Seira y Barbaruéns es tres llugars mes doléns”

“En tems pasats, el Solano y Chía yeran els granés de Benás”

Les i agradeixen molto a istes cuatre besins que les yeiguen comentau tots istes datos del llugá.

El 25 d´otubre de 1.986 Ch. Casaus y M. Martín ban charrá en bells biellos de Chía, y el 3 de chulio de 1.989 M. Martín ba ragoná en Juan Carrera, decasa Treseta, de 55 ans. D´istas combersas en i achuntan lo més intresán y nobedoso.

El rastano de noms de casas de Chía:

Pallero, Chuliá, Pedrón, Bentura, Castán, Guallart, Sastre, Maulí, Felisa, Pallás, Sauret, Chistabina, Mora, Tabernas, Pantorrent, Bisentón, Garús, Cotau, Ansa, Codos, Chuansaunc, Cortina, Retora, El Challet, Colau, Matías.

Nombre de una peña en aragonés patués en Chía. Nom d´una peña chobenil en benasqués a Chía.

Atros toponimos de Chía:

Cabidiello, El Turián, Lascors, Tremolosa, Bonarro, Sarrabiasa, Els Escanarells, Rebullosa, Corona Sansot, Puyuelo, La Roca el Freix, Las Prafitas, Las Comas Sordas, Fuen de Poset, El Pllano de la Collada, Prau el Pallero, Pllana Llara, La Pala, El Muyidó, Mon Estallo, La Roca el Mallón, Estrichuala, Prau de Mairal, Bensesali, Ibón de Garsía, El Grado (M. Martín le pregunta a Juan Carrera si no será El Grau, y iste le i respón: El Grau ye un llugá allá abaixo, pero aixó ye montaña), La Ferrada, Comartell, Estelledo, La Pardina, Gradiello, Las Serellosas, Zirisera, El Forraset, El Furnet, Es Cuadros, Els Espueis, Las Espllanas, La Cherasa, Els Llumets, Las Cllosas, L’Abetosa, La Llaguna, Las Pedranas, L’Artigón, Els Estrilleras, Fuen Batasiallas, Santa Ana, Escascallas, Els Espingás, Es Posos, Niara.

Atros comentarios chocantes:

“Dispués de la guerra se dejaron de utilizar el traje de la Ball”.

“Se baixaban en las güellas ta tierra pllana”

“Se iban a treballá ta Fransa a  “espugá” y “desfonsá”.

“El güeit de setiembre ye la Virgen de la Encontrada, sallím en prosesión de la illesia y anám en romería ta la Virgen, els mosets y las mosetas en castañuelas i fan el “ball”. Fan la misa, dispués ballan una estona –la orquesta toca- y minchan coca y güens tragos de bino a la bota. Torná a binre y ala! a disná, de tardis a ballá-se, lo que pasa que la  chobentú ya no ballan cap; ara ya s’ha jodeu: tienen pó” (risalletas).

Casa típica de Chía.

A Chía ba abé asta els ans 60 un trucadiso costumbre coneixeu com “la fiesta d´es casaus”, el dechiset de chinero, ta San Antón patrón d´es animals casalers. José Damián Dieste -el siempre estimau y almirau etnografo- a´l llibre “Tradiciones Altoaragonesas” cuenta las suyas recheradas per Chía, agón ba sabre d´ista fiesta de risultas de las informasions que le ba doná Mariano Plaza, besino d´iste llugá:

“Comenzaba con la ronda de cuestación, casa por casa. Los casados pasaban con canastas donde iban amontonando los obsequios: patatas, longanizas, jamón…, trigo y dinero. Alguna casa para cumplir con un voto que habían hecho al santo, donaba las patas de cerdo procedentes de la matacía. Los organizadores eran los mayordomos nombrados –dos o tres- para ese año. El raleo o subasta transcurría en la plaza mayor, debajo de un nogal. Primero se subastaban las patas o manos de cerdo, consideradas mágicas, por estar en conexión con los poderes de San Antón.

El pujador que adquiría las manos de cerdo, las llevaba a su casa y las guisaba en caldo. Esta comida tenía un sentido ritual y protector, ya que las manos habían adquirido beneficios al estar bendecidas y estar vinculadas a San Antón.

Después se subastaba el trigo por cuartales, entre ocho o nueve kilos, cada uno.

El dinero recaudado lo llevaban los mayordomos al mosén para misas y culto al santo.

Seguidamente, el baile con los músicos Jorge Mur de casa “Dorotea” y Jorge Mora de casa “Ciresa”. Al terminar la primera sesión de baile se cenaba con lo recolectado.”

Marchan ta El Rú, a 5 kms. d´así.

Anuncios