1. Lo Moncayo. Introduzión

PUYADA TA LO MONCAYO LO 22 D´AGOSTO DE LO 2.009

Ta puyar enta Moncayo no cal aber-ne muitas d´inchaquias, a prenzipal ye que dica d´agora os Zerrigüeltaires no bi yeran puyatos enxamás chuntos. Antimás que ban a contar con a goyosa compaña de l´amiu Alfredo Barberán, qui se´n achunta ta els en ista popular escorsa enta lo mitico mon más altizo de ra probinzia Zirigoza y de toda la Cordelera Iberica.

Lo Parque Natural de la Defesa d´o Moncayo se troba en la suya bersán norte, ta lo güeste de ra probinzia Zirigoza y güegatizo con a de Soria. La suya estendillanzia ye de 9.848 eztarias en as albalas de Tarazona, San Martín de la Birchen d´o Moncayo, Lituenigo, Litago, Trasmoz, Añón, Purillosa e Talamantes. Situgau en a muga entre l´altero saseral de Castiella y os estepals d´a foya de l´Ebro en Aragón, ye constimeso por cualques escusanas que pasan de ros 2.000 mts. d´altaria: lo Moncayo de Castiella, u Peña Negra (2.118 mts.), la susana de San Chuan (2.260 mts.), Peña Lobera (2.226 mts.) e lo Moncayo u Pico San Migal (2.316 mts.).

Mapa de la zona y de los pueblos cercanos al Moncayo. Mapa de la redolada y de ros lucars bizins a lo Moncayo.

A grandaria d´istos mons e lur altor preduz la remetida d´os nublos atlanticos cuentra els, lo cual que i recute lur umedá, alzando-ie nieus perens cuasi toda l´añada. A siarra d´o Moncayo ye l´orichen en tot lo suyo redol de bels arrius e sinfinibles fuens y manaders.

Vista del Moncayo o Pico San Miguel (2.316 mts.) desde la carretera. Ambiesta d´o Moncayo u Pico San Migal.

En o Moncayo lo clima dominán -con as esferenzias y bariazions de bechetazión creyatas por os cambeyos d´altaria (850-2.316 mts.)- ye o mediterranio con rasgos continentals: estius mollos, plebidas tronadizas e ibiernos fridos e xutos. D´agüerro y de primabera gosa i pleber más a ormino.

Alfredo y M. Martín debajo de los pinos camino del Moncayo. Alfredo y Migalánchel Martín debaxo de ros pins camín d´o Moncayo.

Rispeutibe a lo sonato “zierzo d´o Moncayo” -como ye anomenau popularmén- no´n ha pon de conisión l´un con l´atro: lo zierzo, aire d´o norgüeste frescacho y xuto, ye apropio de ra Bal de l´Ebro y creyato de risultas d´a notable esferenzia de presión entre l´aire calién e tronadoso d´o Mediterranio y l´aire frido y umedenco de ro Cantabrico, que s´enfila dende ros Picos d´Uropa -naxedero de l´Ebro- arrecorrindo toda ra suya bal entre que se i fa más e más correndero. Antiparti, l´aire mediterranio ye empentato por o cantabrico enta l´alto y enta ros costatos de ra bal -Perinés e Sistema Iberico- do recute y chira embulturnau, s´enfrida y esbanza a begatas en plebidas y tronadas. En l´Alto Aragón se conox por un regular como “aire moncaíno” lo biento d´o surgüeste (situgazión d´o Moncayo rispeutibe, por exemplo, a la Plana de Güesca y ro Semontano de Balbastro).

Vista de la Comarca de Tarazona -Monte Cierzo, S. Martín del M.- y M. Martín -capicúa- subiendo al Moncayo. Ambiesta de la Comarca de Tarazona – Monte Cierzo, S. Martín del M. –y M. Martín (capecoda) puyando ta lo Moncayo.

Bi ha bels ditos referens a la enfluyenzia climatolochica d´o Moncayo:

“Cerrado hacia Moncayo, abierto hacia Monzón, agua en Aragón”.

“Cuando Guara tiene capa y Moncayo capirón, buen año en Castilla. Mejor en Aragón”.

“Si en Moncayo hay embarrada, ya tienes mañana tronada”.

“Moncayo ladrón, mamas en Castilla y riegas en Aragón”.

”Cuando Moncayo se acerca, el agua se aleja”.

“Más ligero que el Moncayo”.

“Cabecico del Moncayo, / como te rechincholeas, / pa el invierno tienes nieve / y para el invierno niebla”. “Cabecico del Moncayo, / a cuántos pueblos mantienes, / a unos con cargas de leña / y a otros con cargas de nieve”.

Vegetación -pinos, arbustos, abeto- camino del Moncayo. Bechetazión –pins, maturreras, abete- camín d´o Moncayo.

Tot lo parque ye rebutiu de retantaders paisaches con diferiens menas d´abitat: carrascal e matullals mediterranios; caxical (con rebollos); fayal -uno d´os más meridionals d´Uropa- (con felequeras); pinadas plantadas enta 1.920 (con cardoneras); abetochas, abillaneras y salzeras en os paraches umedencos; y as alturas, zemeras e ziércols, con patrals y plantas rastreras como chinipros y festucas (lastón, u fenaz). Asinasmesmo i son d´intrés as enfarchaduras cheomorfolochicas de modelato glaziar e periglaziar, y farchamiens sengulars de calzinas e modelato crepaterizo.

El circo glaciar de San Miguel. Lo ziércol glaziar de San Migal.

Rispeutibe a ra fauna i biben sinlumerables menas d´animals; en o lezinar: perdotas, tordoletas, raisiñors, cogulladas, mincharras; por as pinadas y selba poncha: raipetiz, coniellos, liapres, tachugos, fardachos, salamanquesas, guardafuens; en as paguls: granotas, zapos, abellas, birabolas, tordas; por os caxicals: gais, pinchans, papirrois, cucutos, rabosas, chabalins, cuerzos; en os fayals: gamos, chenetas, fuinas, martas; en os paxenters: perdotas pardiellas, zistras, cudirroyas, cudiblancas, alodas; en as peñeras: güeitres, licas, boletas, falcons, morziagalos, muchuelos, bagüesos, melazas.

Por un regular la puyada ta lo Moncayo prenzipia chunto a lo santuario de Nuestra Siñora d´o Moncayo, a 1.620 mts. d´altaria. A Ilesia i tien un edefizio qu´estió armita  dende lo sieglo XII. L´año 1.260 lo capetulo de Tarazona rendió l´armita  a os monches de Bergüela; en o sieglo XV pendeba d´una conflairía y en 1.473 de la catedral de Tarazona. Seguntes fegura en o Libro d´Acuerdos Capetulars, en a sesión d´o 15 de mayo de 1.517 s´estatuezió ta perén la Romería de Tarazona (d´o Quililay), debotada a la Birchen d´o Moncayo, por lo güen prebo que lis ha feito a ros campos dende que dezidioron de “puyar en procesión a Moncayo”.

Cerca del Moncayo. A man d´o Moncayo.

Os zeltibers cunsidaban lo Moncayo como un mon sagrato y eban en ista redolada ras zidaz de Bursau y Turiasu. Os romans refirmoron l´agricultura en as bals de la Güecha y d´o Queiles y espleitoron as menas de fierro d´a redolada; a lo Moncayo l´iziban “Mons Chaunus” u “Mons Caius” (de ro latín: mon cano, blango u nebato). Os mozlemes fan refincar-sen os cautibos de regano, lo trachín de mercadurías e l´urbanismo de Borxa y Tarazona. Os reconqueridors crestians acarrazan l´obellámen e l´agricultura, mantenindo a ros campesins e lucarins, tanto crestians como mozlemes, como basallos d´os siñoríos feudals, entre os que i risaltan: o Monesterio de Bergüela (Bera, Ainzón, Pozuelo….), lo Bispato de Tarazona (Osella, Calzena, Purllosa…) e la Orden melitar de San Chuan de Cherusalén (Añón, Fuendexalón, Talamantes….).

Junto a la entrada del Monasterio de Veruela y Torre del Homenaje, M. Pérez y M. Martín. Chunto l´entrador d´o Monesterio de Bergüela y Torre de l´Omenax, M. Pérez y M. Martín.

Como redolada güegatiza, la prisenzia de lumerosos castiellos fa asolar-se-ie lo sentimién aragonés fruén a Castiella y Nabarra. Sobre la estoria d´o Mollón d´os Tres Rais se´n i rezenta lo siguién: “En o campo Susano de Tarazona os rais d´Aragón, Nabarra y Castiella podeban minchar chuntos en a mesma mesa sin d´ixir cadagún d´o suyo territorio”.

Cerro de San Juan (2.260 mts.) camino del Moncayo. Sarrau de San Chuan (2.260 mts.) camín d´o Moncayo.

Durán cuasi zinco sieglos combibirán moriagos, crestians e chodigos. Lo forachite d´istos zaguers lo 1.492, e de ros moriagos u mudéxars -mozlemes tornatos en crestians- lo 1.610, preduzió graus risultas economicas y radidura d´abitadors, sotobada bella miallica con l´arribada de pirinencos d´Aragón, Nabarra, biarneses e gascons. En o sieglo XX muito d´os pobladors -más que más labradors- emigran enta las grans zidaz. Güé os lugarons tasamén se´n i mantienen; os que portian l´apelliu Moncayo en son: Alcalá, Añón, Aranda, Xarque, San Martín de la Birchen, Santa Cruz e Bera.

Lo rai Chaime I lo Conqueridor agradexió as perangarias cuentra os moros a un tal Chaime de Moncayo, endonando-li as billas d´Aspe y Crevillent ta poblar-las con a suya chen.

En la cima del Moncayo, Alfredo, Migalánchel Martín y Migalánchel Pérez en la torreta que indica el vértice geodésico (2.316 mts). En a zemera d´o Moncayo, Alfredo, Migalánchel Martín y Migalánchel Pérez en a torreta qu´endica lo bertiz cheodesico.

De lo Moncayo aragonés en risalta culturalmén a suya presonalidá lingüistica, carauterizata por l´importán remanén de trazas d´a luenga aragonesa: foneticas, morfolochicas, sintauticas, prefixos, sufixos y una caterbada de bocables.

En o siguién capetulo se prebará d´emplantillar un resúmen de ras enfluyenzias d´o Moncayo en bels escritors.

Anuncios