20. La Couvertoirade – Marnhagues de Sorgues

La Couvertoirade (protegido por arbustos u árboles, o también “covertiere”, cubierto o tejado) es un pueblo medieval y amurallado del departamento de Aveyron, región Midi-Pyrenées, tiene 160 habitantes, está a 800 m. de altitud en la desierta Causse del Larzac.

Una de las murallas de La Couvertoirade. Una d´as murallas de La Cobertoirada.

Una de las murallas de La Couvertoirade. Una d´as murallas de La Cobertoirada.

El siglo XI aparece por primera vez el nombre de “Cubertoirata” mencionado en el cartulario de la abadía de Gellone, ahora Saint-Guilhem le Désert. El 1120, el abad Bernardo de Claraval y Hugues de Payns, caballero de la región de Champagne, con algunos otros caballeros, organizan una milicia que se convertiría “en Caballeros de la Orden del Temple”. En la segunda mitad de este sigloXII, esta orden militar y religiosa de los Templarios –monjes guerreros con túnica blanca- crean la Encomienda de Sainte-Eulalie de Cernon, extendiendo sus poderes hasta La Couvertoirade, La Cavalerie y el Viala du Pas de Jaux.

Otra parte de la Muralla. Atro costato d´a muralla.

Otra parte de la Muralla. Atro costato d´a muralla.

La Couvertoirade es elegida por la existencia de cavidades naturales donde almacenar el agua.

Don de l'eau. Bebedero que en caso de guerra o  epidemias, quitaba la sed a viajeros sin abrir las puertas. Don de l´aiga. Auguatiello u boquera qu´en un dable de guerra u pasias, tiraba la sete a´s biachers sin d´ubrir-lis as puartas d´as murallas.

Don de l'eau. Bebedero que en caso de guerra o epidemias, quitaba la sed a viajeros sin abrir las puertas. Don de l´aiga. Auguatiello u boquera qu´en un dable de guerra u pasias, tiraba la sete a´s biachers sin d´ubrir-lis as puartas d´as murallas.

Se conserva parte del castillo que edificaron, pero se perdieron sus dos pisos superiores. La iglesia, construida fuera del pueblo, se encuentra en ruinas. Ambos monumentos fueron construidos los templarios.

Restos del castillo. Remanens d´o castiello.

Restos del castillo. Remanens d´o castiello.

Los caballeros del Temple participaban en todas las batallas contra los musulmanes, y los reyes lo agradecían otorgándoles villas, castillos y tierras; siendo el Gran Maestre de la Orden un pilar importante de la Cristiandad.

Miguel Ángel Pérez en el Cementerio de la Couvertoirade. Migalánchel Pérez en o fosal de La Cobertoirada.

Miguel Ángel Pérez en el Cementerio de la Couvertoirade. Migalánchel Pérez en o fosal de La Cobertoirada.

En Aragón, el rey Alfonso el Batallador quiso donar su reino a los Templarios, pero la nobleza aragonesa se puso en contra y no se llegó a llevar a cabo. Asimismo, recuerdan del capítulo 6: “Consecuencias de la Batalla” que el 1214, el Maestre de los Templarios en Aragón, Guillermo de Montredón, será el encargado de la tutela del futuro rey Jaime I en el castillo de los Templarios de Monzón. El 1309 el castillo de Monzón pasó a la Orden de los Hospitalarios.

Cuando la Orden del Temple es suprimida por el Papa, el 1312, todos los bienes son transmitidos a la orden religiosa católica de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén, o de la Orden de Malta – con túnica negra- que, junto a su actividad hospitalaria, desarrolla acciones militares contra los ejércitos musulmanes.

Torre norte y Fortificación. Tor Nòrd e Fortificazión.

Torre norte y Fortificación. Tor Nòrd e Fortificazión.

El pueblo se establece a finales del siglo XIII o principios del XIV y en poco tiempo contará con cerca de 600 habitantes.

Puerta de la Torre norte. Puarta d´a Tor Nòrd.

Puerta de la Torre norte. Puarta d´a Tor Nòrd.

Los Hospitalarios construyen a mediados del siglo XV las murallas que rodearan la aldea, con torres cuadradas y redondas y una nueva iglesia excavada en la roca junto al castillo.

La casa de la Scipione. L´Ostal de la Scipiona.

La casa de la Scipione. L´Ostal de la Scipiona.

Antes de entrar en la Couvertoirade comerán en un banco junto a la Torre Norte, una de las puertas a la aldea fortificada.

M. Martín, al fondo los restos del Castillo. Migalánchel Martín, enta lo fundo es remanens d´o Castiello.

M. Martín, al fondo los restos del Castillo. Migalánchel Martín, enta lo fundo es remanens d´o Castiello.

Al terminar, se introducen por dos entradas de arco; encima de la primera se encuentra una pequeña estatuta de Saint Cristòl.

Torre de la Iglesia. Tor d´a ilesia.

Torre de la Iglesia. Tor d´a ilesia.

Se encuentran con algunas casas renacentistas de los siglos XV y XVI, y a la derecha con la Casa de la Scipione, un magnífico edificio del siglo XV, hoy hace de punto de encuentro y de inicio del recorrido de la aldea, contiene informaciones turísticas, exposición sobre el patrimonio y sala de proyecciones.

Interior de la  iglesia de San Cristobal. Aintros d´a ilesia de San Cristòl.

Interior de la iglesia de San Cristobal. Aintros d´a ilesia de San Cristòl.

Continúan el camino, ahora hacia la izquierda, para llegar a través de unas escaleras esculpidas en la roca, a la iglesia, cementerio y castillo.

Inscripción en Occitano. Interior de la  iglesia de San Cristobal. Aintros d´a ilesia de San Cristòl.

Inscripción en occitano. Iscrizión en oczitán.

La alta torre defensiva de la iglesia fue reconstruida, al igual que las murallas, en el siglo XV.

Cementerio de la Couvertoirade. Fosal de La Cobertoirada.

Cementerio de la Couvertoirade. Fosal de La Cobertoirada.

En la fachada de la iglesia de San Cristóbal hay una inscripción en occitano que dice así: “Bonas gens que per aissi passatz pregatz Dieu per los trepassatz” (Buenas gentes que por aquí pasáis, orar a Dios por los difuntos).

El cementerio y la muralla. Lo fosal e la muralla.

El cementerio y la muralla. Lo fosal e la muralla.

Junto a la iglesia, se encuentra el cementerio con algunas tumbas del siglo XIX y copias de estelas discoidales-disco solar- de un simbolismo cristiano de religiosos y peregrinos.

El castillo templario construido a finales del siglo XII tiene una torre románica y un recinto con barbacana, sin las primitivas torres. El sistema defensivo con muralla, torres y puertas se inspira en las fortificaciones de Asia Menor.

La Rue droite. La Carrièra Dreita (en "aragonés" d´Oczitania).

La Rue droite. La Carrièra Dreita (en "aragonés" d´Oczitania).

Continúan la visita a la aldea por sus calles estrechas observando grandes casas, otras casas más modestas, antiguas y alineadas de arquitectura caussenard equipadas con tanque para recoger el agua de lluvia a través de canales de piedra.

Desde la entrada puerta sur, arco y casa. La Rue droite. Dende l´entrader d´a puarta sur, arcada y casal.

Desde la entrada puerta sur, arco y casa. La Rue droite. Dende l´entrader d´a puarta sur, arcada y casal.

El pueblo vive del turismo, es un museo lleno de tiendas de vidrio, de cuero, artesanía, librerías, exposiciones de cerámica y restaurantes.

Torreón del pueblo de Marnhagues. Torreyón d´o lucar de Marnhagues.

Torreón del pueblo de Marnhagues. Torreyón d´o lucar de Marnhagues.

Siguiendo el viaje hacia el este a la ciudad de Albi, pararán a 30 km. en el pueblo de Marnhagues. Marnhagues (ant. MARCELLANICUS) de Morgues pertenece a la villa de Latour, junto con la aldea de la Roquabel, en el departamento de Aveyron, sus habitantes son conocidos como “los Bernagols y Latounains”. Está situado en medio del valle del río Sorgues, a 425 metros de altitud y tiene 130 habitantes.

M. Pérez en el puente del río Sorgues en Marnhagues. M. Pérez en o puen de l´arriu Sorgues, en Marnhagues.

M. Pérez en el puente del río Sorgues en Marnhagues. M. Pérez en o puen de l´arriu Sorgues, en Marnhagues.

Es muy pequeño, pero por la vista desde el final del pueblo en un puente sobre el río, la aldea les parece preciosa.

Ahora ya van directos al alojamiento de Albi, a unos 100 km.

Anuncios