17. Sainte-Enimie – Gorges del Tarn

Sainte-Enimie (antigua Burlatis), a unos 20 km. de Aven Armand, es un pueblo turístico de 500 habitantes en pleno corazón de las gargantas del Tarn, en el distrito de Florac, del departamento de Lozère en la Región Languedoc-Roussillon y a 475 m. de altitud.

Vista de Sainte-Enimie. Ambiesta de Sainte-Enimie.

Vista de Sainte-Enimie. Ambiesta de Sainte-Enimie.

Se aproximan a la surgencia de Burle, un estanque natural que desemboca en el Tarn, donde disfrutarán de ver un agua transparente, de un color turquesa muy relajante, debido a las sales de cobre que contiene.

La Source de Burle, de color turquesa. La Sorga de Burle de color berdencazulisca.

La Source de Burle, de color turquesa. La Sorga de Burle de color berdencazulisca.

De la Edad Media proviene por una Leyenda respecto a esta fuente y a Sainte Énimie.

La fuente de Burle. La fuen de Burle.

La fuente de Burle. La fuen de Burle.

“Enimie, la joven princesa merovingia del siglo VI, hermana del futuro rey Dagobert, atraía por su belleza a numerosos cortesanos, pero quería dedicar su vida a Dios. Un día, su padre decidió casarla con un barón importante, como no podía ir en contra de su padre, suplicó a Dios que le quitara su belleza. Poco tiempo después Enimie amaneció con todo su cuerpo cubierto de lepra.

Estatua de Énimie en la iglesia de Sainte-Enimie. Estatua d´Énimie en a ilesia de Sainte-Enimie.

Estatua de Énimie en la iglesia de Sainte-Enimie. Estatua d´Énimie en a ilesia de Sainte-Enimie.

Tras meses de sufrimiento, un ángel bajó del cielo y le ordenó ir a Gévaudan (antigua. región histórica). Al fondo de un valle -tras unos profundos cañones- encontraría una fuente denominada “La Burle” donde debería bañarse. Después de numerosos peligros, encontró la fuente y se bañó. Se produjo el milagro, Enimie se curó, pero cada vez que salía del Causse le volvía la enfermedad. Comprendió que su destino era quedarse aquí, y entonces fundó un convento de mujeres y un monasterio. La población que creció alrededor, en homenaje, se le denominó de Sainte Enimie”.

Una calle típica de Sainte Enimie. Una carrera tipica de Sainte-Enimie.

Una calle típica de Sainte Enimie. Una carrera tipica de Sainte-Enimie.

La tradición asegura que en la fuente de Burle, con vestirse con ropas mojadas en su agua bastaría con aliviar el eczema y otros males de piel.

Sainte Enimie, al fondo la torre de la iglesia. Sainte-Enimie, enta lo fundo la tor d´a ilesia.

Sainte Enimie, al fondo la torre de la iglesia. Sainte-Enimie, enta lo fundo la tor d´a ilesia.

Pasean por la villa constatando que ha sabido conservar su aspecto medieval,

Pasadizo medieval. Biscalamo meyebal.

Pasadizo medieval. Biscalamo meyebal.

con viejas calles empedradas y estrechas,

Pasadizo en Sainte-Enimie. Biscalamo en Sainte-Enimie.

Pasadizo en Sainte-Enimie. Biscalamo en Sainte-Enimie.

casas rehabilitadas, la iglesia, y -en la cima del pueblo- los restos del antiguo monasterio benedictino fundado el 951 por Étienne I, obispo de Mende.

Un torreón y un estandarte entre caballeros. Un torreyón y un estandart entre caballers.

Un torreón y un estandarte entre caballeros. Un torreyón y un estandart entre caballers.

Las vistas hacia Sainte Énimie desde el vecino puente medieval, con la frondosa vegetación y el río Tarn, son muy bellas.

Paisaje de Sainte-Enimie. Paisax de Sainte-Enimie.

Paisaje de Sainte-Enimie. Paisax de Sainte-Enimie.

Es hora de marchar, ahora el recorrido será por el Tarn, camino de la maison aragonaise.

Las Gorgas del Tarn encajonados entre el Causse Sauveterre al norte, el Causse Méjean y el Desfiladero del Jonte al sur, es el más impresionante de todos los congostos.

El río Tarn en los alrededores de Sainte-Enimie. L´arriu Tarn en os arredols de Sainte-Enimie.

El río Tarn en los alrededores de Sainte-Enimie. L´arriu Tarn en os arredols de Sainte-Enimie.

El Tarn nace en el Monte Lozère a 1575 metros de altitud descendiendo con rapidez los torrentes por los valles de los Cévennes, que sus aguas vienen claras y calmadas cuando se reúnen en el desfiladero.

La calma del río Tarn. Quedez en l´arriu Tarn.

La calma del río Tarn. Quedez en l´arriu Tarn.

Van encontrando miradores, pueblos inmersos en el paisaje de originales peñascos calcáreos, aguas limpias que serpentean el fondo verde de los cañones, y bonitos castillos como el de la Caze.

El castillo de La Caze. Lo castiello de La Casa.

El castillo de La Caze. Lo castiello de La Casa.

El castillo de La Caze (467 m.) es de estilo renacentista del siglo XV. Los primeros señores fueron Alamand y Guillaume de Montclar. La leyenda dice que tuvieron 8 hijas que eran tan bellas que atraían a todos los galanes de la región.

En la revolución francesa se utilizó como prisión, hoy es un lujoso hotel.

Los Zerrigüeltaires delante del Castillo de la Caze. Os Zerrigüeltaires zibernabaters. Debán d´o castiello de La Casa.

Los Zerrigüeltaires delante del Castillo de la Caze. Os Zerrigüeltaires zibernabaters. Debán d´o castiello de La Casa.

Continuando el recorrido llegan a la población de Les Vignes. Desde aquí hasta Le Massegros, 13 km. por una carretera que sube hacia “el Punto Sublime” (861 mts).

Las gargantas del Tarn y peñón Aiguille. Las Gòrjas d´o Tarn e lo mallo l´Agulha.

Las gargantas del Tarn y peñón Aiguille. Las Gòrjas d´o Tarn e lo mallo l´Agulha.

A los cinco km. se detienen y observan la espectacular vista sobre las Gargantas del Tarn, el Pas de Soucy y el peñón Aiguille.

Postal. Gorges del Tarn. Desde el Punto Sublime (857 m.) , los  Estrechos, el Circo de los Baumes y el Paso de Soucy. Postal. Gòrjas d´o Tarn. Dende lo Punt Sublim (857 mts.), os Estreitos, lo Circ de las Baumas e lo Pas de Soucy.

Postal. Gorges del Tarn. Desde el Punto Sublime (857 m.) , los Estrechos, el Circo de los Baumes y el Paso de Soucy. Postal. Gòrjas d´o Tarn. Dende lo Punt Sublim (857 mts.), os Estreitos, lo Circ de las Baumas e lo Pas de Soucy.

Seguidamente, sin llegar al Punto Sublime, se desvían por otra carretera hacia Le Massegros, por la otra vertiente, la del Causse de Sauveterre.

Anuncios