1. Abizanda

TORLA, ERMITA DE LA ESPELUNGA,IBÓN Y PUERTO VIEJO DE BIELSA, DEL 16 AL 21 DE JUNIO DE 2007

Este año los Zerrigüeltaires desean pasar el 25 cumpleaños del inicio de sus excursiones en el mismo sitio donde las comenzaron en la 1ª Marcha Pirenaica: Torla.

16-6-2007. Según el pronóstico del tiempo hoy lloverá por el Pirineo, así que modifican el recorrido previsto prefiriendo –en cuenta de ir directamente a Torla- visitar algunos pueblos por el camino.

Salen por la autovía hacia Huesca, desde aquí dirección a Barbastro por la Nacional 240 y a continuación la A-138 dirección Aínsa, con primera parada en Abizanda.

Vista de Abizanda. Ambiesta d’Abizanda

Una vez más entran en este precioso pueblo; ésta es para conocer el Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central.

El museo se encuentra en la restaurada abadía, entre la iglesia de la Asunción del siglo XVI y de restos de la muralla del recinto fortificado. Pretende dar a conocer la multitud de prácticas religiosas y creencias populares con las que desde tiempos lejanos, los habitantes del Pirineo trataban de proteger sus casas, sus bienes, y a ellos mismos.

Lo primero que hacen es ver un video sobre el tema, de Eugenio Monesma. Los objetos de la exposición están situados en salas con vitrinas y rótulos informativos y, además, explicados a través de un teléfono (audioguía) que les ha dejado la encargada del museo.

La colección de 200 piezas únicas abarcan desde la época ibero-romana hasta el siglo XX y está dividida en tres bloques: la protección de la casa (el exterior, salas, dormitorio y el hogar), la del individuo (el parto y el bautizo, la comunión, la edad adulta, enfermedad y muerte), y la de la comunidad (prácticas agrícolas y ganaderas). Se quedan impresionados de ver la cantidad de amuletos, talismanes, reliquias y símbolosprotectores, organizados por el ciclo anual a través de sus fiestas religiosas, rogativas, romerías, ritos y creencias.

Les ha parecido una exposición muy interesante y completa, y salen con la impresión de que, aunque no crean en estas cosas, muchos de estos elementos y utensilios se han concebido como protección contra los fenómenos inexplicables atribuidos a fuerzas sobrenaturales; sabiendo ahora al respecto que, hasta hace poco, existía un vínculo común a toda la humanidad, y que en el Pirineo estas creencias han evolucionado notablemente con los cambios sociales. Una muestra en el mismo pueblo de Abizanda sería el tubérculo del lirio, que se cortaba en rodajas para ponerlo como collar y así curar “las andaderas” (ganglios en el cuello).

Junto al museo se encuentra la imponente torre defensiva del siglo XI, donde se exponen fotografías seleccionadas para el premio “Lucien Briet” dedicadas al patrimonio artístico, monumental y etnográfico del Biello Sobrarbe y organizadas por la comarca de Sobrarbe; así que aprovechan y además de ver la exposición, disfrutan como otras veces- desde lo alto de la torre- de la excelente panorámica de una amplia zona del Sobrarbe con macizo de las Tres Sorores de fondo.

La aldea y casa La Lueza en Abizanda. L’aldeya y casa A Lueza en Abizanda

Los nombres de las casas de Abizanda son:

Pedrasanz, Castillón, Olibera, Encuentra, Mora, Benito, Trallero, Carlos, Román, Armisén, Guatas, Prinzipe. En la Aldea: casa La Lueza.

Continuando el recorrido y pasado Aínsa, a unos 28 km., llegan a Labuerda se desvían a la izquierda durante 2,5 km., hasta el pueblo de San Vicente de Labuerda.

Anuncios