2. Ermita de San Emeterio y San Celedonio. Torre del Castillo

El conjunto religioso-militar conocido como “Os Castillos” está formado por la ermita de San Emeterio y San Celedonio y la torre de mampostería pentagonal del castillo de mediados del siglo XI, ubicadas sobre una pared calcárea que sobresale en un cortado por encima del Congosto del Entremón. Desde este vertiginoso emplazamiento se protegía la entrada por la Ribera del Cinca y los diferentes pasos que comunicaban ambas orillas, siendo una importante pieza defensiva y de vigilancia en las fronteras de vanguardia de la Reconquista.

M. Pérez junto a la entrada de la ermita de San Emeterio y San Celedonio. M. Pérez chunto a l\'entradero de l\'armita d\'os santos Miterio y Zeledoño

M. Pérez junto a la entrada de la ermita de San Emeterio y San Celedonio. M. Pérez chunto a l'entradero de l'armita d'os santos Miterio y Zeledoño

La iglesia está ubicada como entrada obligatoria hacia la torre del castillo. La ermita románica fue edificada por orden de Ramiro I en honor de dos hermanos soldados y santos: Emeterio y Celedonio, que murieron martirizados en Calahorra en tiempos del emperador romano Diocleciano.


La nave central de la ermita de San Emeterio y San Celedonio. A Nau zentral de l\'armita de San Miterio y San Zeledoño

La nave central de la ermita de San Emeterio y San Celedonio. A Nau zentral de l'armita de San Miterio y San Zeledoño

Hacen fotos en el entorno de la puerta sur de la ermita y se adentran en ella, llegando a la nave principal a través de una escalera que asciende desde la Cripta, construida por maestros lombardos para salvar el desnivel del terreno. Leen una frase en la pared: “San Miterio i San Celedonio que fue compuesta el año 1893 con asistencia del pueblo”.

La ermita de San Emeterio y San Celedonio. L'armita de San Meterio y San Zeledoño

La ermita de San Emeterio y San Celedonio. L'armita de San Meterio y San Zeledoño

El templo tiene planta rectangular de tres naves, más alta la central, terminadas en sendos ábsides semicirculares orientados al este. Para acceder al recinto del castillo, hay que atravesar la iglesia, hasta otra puerta situada a los pies de la nave norte, comunicada con el castillo. Obra de los primeros tiempos del románico, la restauración de 1996-97 le devolvió bastante de su aspecto original. Les parece muy interesante la Iglesia y muy curiosa la entrada y salida por las dos puertas.

La torre del Castillo de Samitier. A torre de ro Castiello de Sanmitier

La torre del Castillo de Samitier. A torre de ro Castiello de Sanmitier

Entre la iglesia y el castillo hay un espacio donde se conservan restos de la base de un muro de cierre y de un torreón cuadrado; el castillo perteneció a los musulmanes hasta 1033, que fue conquistado por el rey cristiano Sancho III el Mayor y después heredado por su hijo Ramiro I. Es de planta irregular exágonal y dos pisos de altura. En el interior conserva los restos de un aljibe rectangular para almacenamiento del agua.

Debajo, el embalse de Mediano con la torre del pueblo medio emergida, la Peña Montañesa y al fondo los Pirineos. Ta par d\'abaixo, l\'entibo de Meyano con a torre d\'a Ilesia meyo ixita, ra Peña Montañesa y, ta ro fundo, ros Perineyos.

Debajo, el embalse de Mediano con la torre del pueblo medio emergida, la Peña Montañesa y al fondo los Pirineos. Ta par d'abaixo, l'entibo de Meyano con a torre d'a Ilesia meyo ixita, ra Peña Montañesa y, ta ro fundo, ros Perineyos.

Desde aquí observan unas maravillosas vistas: al Norte y debajo de ellos, el embalse de Mediano con la torre del pueblo medio emergida, como guía del pantano; en el horizonte, a la derecha, la Peña Montañesa; al fondo, los pirineos, presididos por el macizo de Monte Perdido; al Sur, el Congosto del Entremón; un poco más adelante, el embalse de El Grado y -en el cielo- los buitres que descienden planeando. Espectacular.

El rio Cinca saliendo del congosto del entremón y llegando al embalse de El Grado. A Zinca ixindo de ra Foz de l\'entremón y dentrando en l\'entibo de Meyano

El río Cinca saliendo del congosto del entremón y llegando al embalse de El Grado. A Zinca ixindo de ra Foz de l'entremón y dentrando en l'entibo de Meyano

Cerca de este conjunto, en un cerro cercano, se mantienen los basamentos de una torre circular de vigilancia, a la que se acerca M. Pérez y, de paso, hace unas fotos obligatorias desde aquí, hacia la ermita.

El conjunto de la ermita de San Emeterio y San Celedonio y la torre del castillo de Samitier. O conchunto de l\'armita de San Miterio y San Zeledoño y a torre de ro Castiello de Sanmitier

El conjunto de la ermita de San Emeterio y San Celedonio y la torre del castillo de Samitier. O conchunto de l'armita de San Miterio y San Zeledoño y a torre de ro Castiello de Sanmitier

El camino de vuelta a Samitier se les hace costoso por el calor a estas horas, casi las 3 de la tarde.

Una torre circular de vigilancia y el conjunto de la ermita de San Emeterio y San Celedonio y la torre del castillo de Samitier. Una torre zercular d\'aguait y ro conchunto l\'armita de San Miterio y San Zeledoño y a torre de ro Castiello de Sanmitier

Una torre circular de vigilancia y el conjunto de la ermita de San Emeterio y San Celedonio y la torre del castillo de Samitier. Una torre zercular d'aguait y ro conchunto l'armita de San Miterio y San Zeledoño y a torre de ro Castiello de Sanmitier

Beben y comen sentados en la sombra, observados por rostros humanos picados en la piedra encumbrados en la fuente del pueblo.

Anuncios