18. Cadaqués

13-5-2006. Se aproximan a Cadaqués (Cap de Quers – Cap de les Roques). Situada en la costa de la Comarca del Alt Empordá provincia de Gerona, tiene casi 2.000 habitantes. El origen de esta villa marinera está vinculada a su puerto natural y a la pesca, aunque pronto tuvo que fortificarse para defenderse de los peligros del mar.

Cadaqués, conocido por ser frecuentado por el pintor Salvador Dalí –su padre era de aquí- llevó a presentar el lugar a otros artistas e intelectuales como Matisse, Picasso, Max Ernst, García Lorca o el aragonés Luis Buñuel.

M. Martin y M. Pérez en la Bahia de Cadaqués (Gerona). Migalánchel Martin y Migalánchel Pérez en la bayia de Cadaqués (Girona)

M. Martín y M. Pérez en la Bahía de Cadaqués (Gerona). Migalánchel Martín y Migalánchel Pérez en la bayía de Cadaqués (Girona)

Paseando entre las pintorescas casas blancas, contemplan la bahía donde en 1285 el almirante aragonés Roger de Lauria, tuvo un episodio histórico con los emisarios del rey de Francia.

Roger de Lauria nació en el sur de Italia. Su madre, dama de Constanza de Sicilia, se casó con el infante don Pedro, futuro Pedro III de Aragón. Incorporado a la nobleza aragonesa fue armado caballero entrando al servicio del rey de Aragón. En 1283 se le encarga dirigir la flota aragonesa con el grado de almirante, encomendándosele la defensa del reino de Sicilia. La invasión de las tierras del rey de Aragón por los franceses en 1285 le hace ser llamado por el rey Pedro III, consiguiendo destruir la flota francesa. Fue su victoria más destacable.

Roger se quedó en el puerto de Cadaqués. Por mandato del rey de Francia, el conde de Foix y Ramón Roger vinieron a hablar con él para pedirle tregua por un tiempo, y Roger de Lauria contestándoles que no haría tregua ni con franceses ni con provenzales -frente a la bahía de Cadaqués- pronunció también la siguiente frase: “y pienso que ninguna galera ni nave osará ir por el mar sin salvoconducto del rey de Aragón. Y no sólo galera o nave: no creo que pez alguno se atreva a ir por el mar si no lleva en su cola el escudo o señal del rey de Aragón, para mostrar el salvoconducto de este noble señor, el rey de Aragón y de Sicilia”.

El conde de Foix sonrió y cambiando de conversación, se despidió de él. Con esta respuesta los generales franceses quemaron los buques que quedaban en Roses para que no cayesen en poder del enemigo. El ejército entró en Francia destrozado y disperso.

Después de mil batallas, Roger de Lauria murió en 1305, pasando a la Historia como una figura de relevancia en los terrenos político y militar

Caminan por el casco viejo formado por callejas -con galerías y tiendas artesanales- que desde la costa ascienden hasta la iglesia tardogótica de Santa María donde comentan que hay que salir ya hacia el pueblo de Collioure.

Anuncios