4. Lanuza

Regresan del paseo y se dirigen a saludar a Mª Carmen Otín, la amiga de ellos, que está a punto de terminar su actividad laboral.

Como la idea de los Zerrigüeltaires es ir esta noche a ver las actuaciones del Festival “Pirineos Sur” en el Auditorium de Lanuza, Mª Carmen y su hermana Pili –muy amables y voluntariosas- les acercan en coche a Lanuza para que compren por adelantado las entradas para la noche, consiguiéndolas gracias a las buenas gestiones de Mari-Carmen.

Desde Lanuza se ven las nubes agarradas a las montañas francesas y se dan cuenta que se mueve la “gabacha”, ese aire frío del norte.

“Las boiras que aparecían

por Francia les llamaban

“María Bailón” nombre de la

primera casa francesa al atravesar

la frontera por el Portalet”

Vista de Lanuza, embalse y al fondo el Foratata. Ambiasta de Lanuza, l´entibo y enta ro fundo, ra Foratata.

Vista de Lanuza, embalse y al fondo el Foratata. Ambiasta de Lanuza, l´entibo y enta ro fundo, ra Foratata.

A comienzos del siglo XX algunas mujeres de Sallent cruzaban aún la frontera en la sanmiguelada y de primavera para vender calcetines de lana en las localidades más próximas, (Gabás, Laruns, Arudy…..) Con los dineros de la venta, compraban manteca y productos del cerdo.

Migalánchel Martín cena en el comedor del hostal y Migalánchel Pérez en la habitación (no olvidemos que es vegetariano); después, marchan los dos en el coche hacia Lanuza, tapados y abrigados (hace una noche muy heladora). Van a ver en el auditorio, junto al embalse, los conciertos de “Chango Spasiuk” de Argentina y “Ray Lema” del Congo con “Chico César” de Brasil.

Primero dan una vuelta por Lanuza (seguramente proviene del celta “landa” (pradera) más el sufijo-UZA); observan con gozo el cambio tan grande que ha hecho el pueblo desde que lo vieran por primera vez –hace ya 22 años- vacío, hundido y expoliado, ahora hay casas reformadas y rehechas, otras son nuevas de todo,.¡hasta un hotel!… Ahí van dos versos que nos recuerdas esta cuestión:

“En a Bal de Tena han feto

dos pantanos tarcual grans;

escluchinón cuatro lugás

y bellas zinco casas más,

Y os kilobatios se’n ban

por as pilonas t’abaxo,

pa emplenar tarcual as pochas

de ixos que no’n son fartos”.

Los nombres de las casas de Lanuza -muchas de ellas hundidas para siempre- pues están por debajo de la “cota” máxima del embalse- son los siguientes:

De Petro, Anchaime, Turón, Duque, Ziforosa, Chacán, Bizén, Atanasio, Xillué, Del Rey, Laguna, Sastre, Tomasé, Portolés, Migalé, Cacho, Benito, Luis, Pepe, Bartolo, Aneta, Cayetano, Tortuga, Chandón, Arruebo, Policarpe, Diego, Martín, Navarro, Pochacas, Alexandra,, Granero, Ziforosa, Capira, Maestro, Abadía, Ferrero y Antillón.

“Chango Spasiuk” es un argentino con raíces ucranianas que toca el acordeón acompañando de un grupo de intérpretes de otros instrumentos tradicionales argentinos.

“Ray Lema” y “Chico César” tocan el piano y la guitarra conjuntamente con otros músicos que tocan batería, percusiones, bajo, acordeón y dos coros.

La verdad sea dicha: el tiempo no acompaña y poca gente se ha animado a ir. Los Tocayos -algo decepcionados- se marchan antes de terminar; haciéndoles recordar en ese ambiente, otras músicas de la comarca como el Paloteau de Lanuza y el Bolero de Sallent, la pieza más importante del Grupo Folklórico de Sallent de Gállego, y cuya letra es:

“Tu marido y el mío van a Longares

a buscar cuatro bueyes y ellos tres pares

cuatro frailes franciscos de los más gordos

fueron a beber agua, se ahogaron todos.

Mi guitarra moreno llora de pena

por que fuiste lejos del Valle Tena.

al Bolero le han chupa y camisa

no le han hecho calzones por que se picha.

Tú te vienes conmigo y eso es tan cierto

como noventa y nueve y uno son ciento”.

La mañana del sábado 9 de julio también amanece con aire frío, pero con sol, así que parten a una pista cercana al pueblo de Sandiniés (de San Ginés) para intentar llegar al Ibón de la Sierra.

Anuncios