5. Nocito

Comentan los tocayos lo extraño que es, después de tantos años dando vueltas que no hayan estado todavía en Nocito. Cuando lo ven, les parece un sitio encantador, encontrándose sorprendidos de ver la gran cantidad de casas reformadas y abiertas, con dos barrios separados por un puente medieval sobre el río Guatizalema, un camping, bar, tienda y casas de turismo rural. Hacen algunas fotos, alguna con el fondo del Tozal de Guara, y mismo, tienen la fortuna de hablar un poco el aragonés con un pastor del lugar. ¡Lástima no haber venido por aquí hace 15 ó 20 años!, como ejemplo un refrán ganadero:

Casa con chimenea tipica de Nocito. Casa con chaminera tipica de Nozito

Casa con chimenea típica de Nocito. Casa con chaminera tipica de Nozito

“As obellas comen bucho, siñal de nebar mucho.”

Tienen de mote “caragoleros” y os de “valencia” y un dicho que lo confirma:

“Bononotes en A Torre,

Esquirgüelos en Abellada,

Roñosotes en San Úrbez,

Caragoleros en Nocito.”

Vista de Nocito. Ambiesta de Nozito

Vista de Nocito. Ambiesta de Nozito

También son conocidas algunas anécdotas graciosas:

“-¡Fuy, que t’embreco!

-Yo m’en doi por embrecato,

pos con esta y otra begata,

trica la traca”.

“-¿Yay mozas bailosas en esta casa?

– Si qu’en yay.

– Pos de parti de os mozos de a fronga,

que se pongan o tortón en o pochón

y que bajen ta casa de o briolón.

– ¡ Y que no faigan o fato,

que durará poco rato!”

Migalánchel Pérez y al fondo el tozal de Guara. Migalánchel Pérez y ta ro fundo ro tozal de Guara

Migalánchel Pérez y al fondo el tozal de Guara. Migalánchel Pérez y ta ro fundo ro tozal de Guara

Se quedan a comer en Nocito antes de emprender la última excursión de este año.

Anuncios