4. Museo Serrablo. Sallent. Hacia Nocito

El sábado 10 de Julio, como se esperaban, amanece lloviendo, así que deciden acercarse al Museo Ángel Orensanz y Artes de Serrablo situado en casa Batanero, casa típica serrablesa en el barrio del Puente de Sabiñánigo. Este museo etnológico lo conocieron juntos por primera vez en el año 1983, aunque después cada uno por su cuenta lo han visitado más veces. Esta vez se encuentran a dos personas del Ligallo de Fablans (sección de Sabiñánigo) con quienes hablan sobre el futuro del aragonés.

El Museo fue impulsado por la asociación Amigos de Serrablo, agrupación cultural que ha sido galardonada con varios premios estatales por su trayectoria de recuperación de tradiciones, modos de vida y monumentos de la comarca. El museo recoge –en rotulación bilingüe castellano-aragonés y de maneras científicas y didácticas- numerosísimos enseres, aperos y herramientas de agricultura, ganadería, herrería, tejidos, transporte, pesos y medidas, bodega, mundo del pastor, música tradicional, cocina y hogar, sala de Pedrón, etc., recogidos en los pueblos deshabitados de la comarca que durante muchas generaciones utlizaron los habitantes del Serrablo y que entraron en desuso por la industrialización.

Hoy por hoy, como museo vivo y didáctico que es, hace actividades conjuntas con Unicef a través de Pedrón y El Diablo del Museo, tiene un ideario ecológico y busca soluciones a los problemas de las relaciones Norte-Sur. Para Migalánchel Pérez y Migalánchel Martín es, por todo esto, un museo mítico lleno de sugerencias emotivas.

Por la tarde, como hay ratos que no llueve, deciden acercarse a Sallent de Gállego, por ver a las amigas sallenutas de Migalánchel Martín, las hermanas Pili y Mª Carmen, y de paso ver el ambiente del Festival “Pirineos-Sur”. Les llueve mucho cuando llegan, pero después se aclara y pueden estar un par de horas con ellas, el hijo de Mamen y su abuela, Josefina. Se dan una vuelta por las casetas del festival y pasan una tarde muy a gusto.

Cementerio e Iglesia de Nocito. Fosal e Ilesia de Nozito

Cementerio e Iglesia de Nocito. Fosal e Ilesia de Nozito

El último día, domingo 11 de julio de 2004, como parece que el tiempo mejora, se dirigen hacia Nocito, en la cara norte de la Sierra de Guara. Toman la carretera hacia Huesca y antes de la subida al puerto de Monrepós, se desvían a la izquierda de la carretera de la Guarguera que se dirige a Boltaña. A los pocos kilómetros, en el segundo cruce hacia la derecha, está el desvío a Nocito por pista practicable para coches pasando primero por el lugar no señalizado que en un primer momento dan por supuesto que es Nocito. Un joven que encuentran en la única casa habitada del pueblo les explica que están en Lasaosa y que aún faltan más de 10 km. hasta Nocito. A los de Lasaosa les llaman “conejeros” y “cazadores”.

Los Zerrigüeltaires y detrás la Iglesia de Nocito. Os Zerrigüeltaires y dezaga ra Ilesia de Nozito

Los Zerrigüeltaires y detrás la Iglesia de Nocito. Os Zerrigüeltaires y dezaga ra Ilesia de Nozito

Anuncios