13. Fago. La Ruta de las Golondrinas. La Lengua Ansotana

4-5-1986. Fago (descriptivo general del latín FAGUS: haya) es un pueblo situado  a 888 mts. de altitud en la cabecera del río Majones, con 75 habitantes (a principios de siglo, contaba con 419), de Huesca capital se encuentra a 110 km.

01. Mapa de la comarca de la Jacetania. Mapa d´a Chazetania

Tiene ayuntamiento propio y tiene derecho a 1/5 parte de los beneficios de la Mancomunidad Ansó-Fago. A los de Fago les dicen “fagüeños” y “zaburranos”.

02. M. Pérez camino de Fago. M. Pérez camín de Fago

03. M. Martín camino de Fago. M. Martín camín de Fago

Las fiestas patronales de Fago son en honor a San Cristóbal. Este santo dispone de una ermita a la que acuden el 10 de julio. También se celebra el 30 de noviembre la festividad de San Andrés.

04. Ermita San Cristóbal y Casa Balero. Fago, 1989. Armita de San Cristóbal y casa Balero. Fago, 1989

El valle de Ansó estaba formado en el siglo XIII por las poblaciones de Ansó, Fago, Arahuás, Omet y Cenar. Hoy sólo quedan Ansó y Fago.

05. Término de la Mancomunidad Ansó-Fago. Termino d´a mancomunidá Ansó-Fago

En Fago siempre ha sido importante la ganadería, la cual, ha sido relevante en aspectos administrativos e históricos. Junto a Ansó, Urdués y el navarro Roncal, Fago protagonizó a partir del año 1860 un tipo de migración temporal, especialmente femenina, denominado “el camino o ruta de las golondrinas” que, como ellas, cruzaban los puertos, a pie, a principios de otoño para ir a trabajar a las fábricas de alpargatas de Mauleón (Francia) o como sirvientas en casas francesas, y regresaban bien empezada la primavera coincidiendo con la vuelta de los ganados de la ribera. Hay constancia de que en 1911, 105 mujeres de Fago fueron a trabajar a Francia –más que en Ansó- y que muchas de ellas se quedarían definitivamente allí. Casualmente este año 1986 se ha hecho una exposición en Mauleón denominada ”150 Ans d’Espadrille à Mauléon”, donde se ha querido homenajear el esfuerzo de esas mujeres.

06. Torre de la Iglesia de Fago en 1989. Torre d´a ilesia de Fago en 1989.

Las personas mayores recuerdan estas coplas:

“Ya se van las mozas a Francia,

los mozos a la Ribera;

y nos quedamos solicos

los nietos y las abuelas

hasta la próxima primavera”.

 

“En la villa de Mauleón

van por los tejados las ratas,

contando punto por punto,

los paquetes de alpargatas.”

07. Vista de Fago. Bista de Fago

Curiosamente estos trabajos de las mujeres, no repercutió especialmente en la pérdida en Fago de la lengua ansotana, como en otro capítulo anteriormente mencionado, el estimado amigo fagotano Miguel Ánchel Barcos señalaba en el mencionado libro “El aragonés ansotano…”:

“Las mujeres tomaban el camino norte para trabajar en las fábricas alpargateras de Mauleón en Francia y los hombres tomaban el camino sur hacia los pastos invernales del valle del Ebro con los ganados. Estos encuentros lingüísticos y sociales provocaron efectos distintos, se podría decir que las mujeres mantuvieron más y mejor su lengua que los hombres.”

08. Miguel Ánchel Barcos en Fago en 1989. Miguel Anchel Barcos en Fago (1989)

En Fago, a duras penas se conserva la variedad del aragonés occidental que se habla en el valle de Ansó, denominada ansotano. Es una lengua reducida al ámbito familiar, pero que mantiene su peculiaridad fonética y morfológica. El verbo haber (aber en aragonés) como impersonal en (b) i ha, (b) ieba del aragonés unificado es sustituido por estar: bi está, bi estaba y además es la única variedad del aragonés que conserva la desinencia personal de primera persona –i- en algunos tiempos verbales: yo febai, yo tenebai. La diferencia con Ansó es que en Fago la “r” final sí se pronuncia.

09. Casa Meyo de Miguel Ánchel Barcos (Ambeles), a la derecha el ayuntamiento de Fago, (1989). Casa Meyo de Miguel Anchel Barcos (Ambeles); ent´a dreita a Casa O Lugar de Fago (1989)

Como muestra del aragonés ansotano (fagotano), Miguel Ánchel Barcos ha escrito este año en la revista “Orache” del Ligallo de Fablans de l’Aragonés, sobre el lugar de Fago:

 

“Fago ye un lugar d’o pirineo aragonés que está n’una bal paralela, enta zurda, d’a bal d’Ansó.

Fago y Ansó forman una mancomunidá forestal dende fa bellas añadas, así os dos lugars fan o termino forestal más gran d’o pirineo aragonés. De buga con Franzia n’i’stá 52 km.

A bal de Fago ye a más ozidental d’Aragón, por o fundo d’a bal camina china chana o lugar; d’agua no’n tiene muita pero ya baxan güenas barrancadas de primabera. Fa poquetas añadas bi’stió una riada que nos afogó más de a metá d’o lugar.

O nombre de Fago biene d’o latín “fagus” que ye fayo en aragonés (o cualo contrimuestra ixa gran biella cultura aragonesa).

Fago ye uno d’os zagueros lugars do quedan as estruturas tipicas d’a casa pirenaica ozidental, os tellaus de tella roya, as paretes de güena peña; pero uno d’os elementos tradizionals, como son as chamineras, las hemos visto cayer china chana. Agora sólo en tenemos tres totalmén tradizionals.

Fago tiene una biella Iglesia prou gran adedicada a S. Andrés y una ermita en onor a S. Cristóbal, o nuestro patrón. Además d’a ermita d’a birgen de Puyeta; astí puyamos o 23 d’abril.

En a nuesa toponimia quedan muitas trazas aragonesas, partidas de mons como as escaleretas de buyero, a punta l’ascuitadero, o forau d’os gabachos y muitos otros.

Otra cosa que ye interesán d’o nueso lugar ye a fabla. A fabla de Fago ye un poquet diferén de l’ansotano, a diferencia ye que en Fago se pronuncia a “r” zaguera y no n’Ansó. L’aragonés en Fago agún se conserba prou bien, toda a chen lo conoxe y muitos lo charran.

Pa puyar a conoxer Fago bi’stá dos trazas de i-plegar. Una por a carretera que puya dende puente la reina por Ansó, hasta a cruz de piedra, do bi’stá dos esbarres uno ta Nabarra y otro ta Fago. Otra traza de plegar ta o lugar ye por una carretera que naxe n’un esbarre d’a cheneral a Pamplona, dispués de pasar Berdún, puyando por Majones ta o cobajo d’o lugar.”

10. Fago. Plaza de la Iglesia (A. Mas, 1917). Fago. Plaza d´a ilesia (A. Mas, 1917)

El paseo por el pueblo les resulta muy grato, la calle principal, ancha y luminosa extiende las casas. Los edificios construidos con sólidos muros de piedra, algunos tejados con inclinadas cubiertas de teja plana con amplias chimeneas troncocónicas parecidos a la arquitectura ansotana  y balcones de madera o de hierro forjado. Llegan a la iglesia parroquial de San Andrés de 1582 en cuya portada se conserva un crismón románico.

Anuncios