10. Ansó. El Ansotano

A la variedad del aragonés occidental que se habla en el valle de Ansó, incluidos los municipios de Ansó, Biniés y Fago, se le denomina ansotano. Es una lengua en la que su transmisión generacional se encuentra en peligro, reducida al ámbito familiar, pero manteniendo su peculiaridad fonética y morfológica. La “r” final no se pronuncia en Ansó pero sí en Fago y Biniés. El verbo haber (aber en aragonés) como impersonal en (b) i ha, (b) ieba del aragonés unificado es sustituido por estar: bi está, bi estaba y además el ansotano es la única variedad del aragonés que conserva la desinencia personal de primera persona –i- en algunos tiempos verbales: yo febai, yo tenebai.

01. Mapa de la mancomunidad de Ansó-Fago. Mapa d´a mancomunidá d´Ansó-Fago

Como muy bien apunta el apreciado amigo Miguel Ánchel Barcos en su magnífico libro “El aragonés ansotano” Estudio Lingüistico de Ansó y Fago, de 2007:

“La profunda transformación económica, social y cultural que ha sufrido el valle y en general toda la montaña, en los últimos 35 años ha producido unos cambios que han traído buenas cosas: comunicaciones, bienestar, progreso, educación, salud; pero a cambio se nos llevaron otras: gentes, cultura, patrimonio.”

01a. Miguel Ánchel Barcos en el día del Traje Ansotano de 1989. Foto de vídeo de Migalánchel Martín. Miguel Anchel Barcos en o día d´o Traje Ansotano. Foto de bidio de Migalánchel Martín

Como curiosidad en el léxico ansotano de este libro, aparece la palabra: Zerrimbuelta: f. Voltereta. Tb. Zirrimbuelta, pingoleta. ¿De qué les suena esta palabra a los “Zerrimbueltaires”?

02. El Zerrigüeltaire M. Pérez en 1988. O Zerrimbueltaire Migalánchel Pérez en 1988.

03. El Zerrigüeltaire M. Martín en 1988. O Zerrimbueltaire Migalánchel Martín en 1988.

Es muy significativo lo que ya percibía el filólogo francés Jean-Joseph Saroïhandy, en su visita a Ansó en 1898:

“La carretera de Berdún a Ansó, muy pintoresca en el paso de un desfiladero llamado la Foz, sólo hace cuatro años que está hecha. Estaban acabando una carretera que parte de Echo. Ha de ser paralela a la de Ansó y se unirá como ella con la carretera real de Pamplona a Jaca. Siendo así las comunicaciones fáciles, es de temer que la lengua que nos ocupa se vaya alterando. Hoy sólo la hablan los viejos y las mujeres; los hombres se tienen a menos…”

“Si fuera alcalde mandara que todos os ensotanos fableran o ensotano”.

El escritor ansotano Francisco BejaranoPaco Puchó” en la revista “Fuellas”, nº 17, mayo-chunio de 1980, pp. 17-18, comenta:

“Bi’stió una d’epoca en que yera bergüenza charrá en ansotano; os forastés s’arreguiban y bi’staban maestros que no quereban que se charrara porque les parixeba que yera de chen atrasada”, en otro momento comenta: ”l’ansotano ye un fablá antiguo tanto como o vestido y o lugá”.

04. Postal. Vista de Ansó. Postal. Bista d´Ansó

En esta misma línea escriben las ansotanas Pilar Mendiara, Josefina Mendiara, Alicia Pérez y Montse Castán, en la revista de Echo “Bisas de lo Subordán”, nº 10, p. 21, de 2003, lo siguiente:

“As maneras de pensá d’as chens forasteras d’otros tiempos que nos lo afeaban, a trasumancia, o isene muitos en busca de treballlo ta otros mundos ha repercutiu en a cuasi desaparición”.

05. Miguel Ánchel Barcos, de Fago, en 1989. Miguel Anchel Barcos, de Fago, en 1989

Ya lo señala Miguel Ánchel Barcos en el mencionado libro “El aragonés ansotano…”:

“Las mujeres tomaban el camino norte para trabajar en las fábricas alpargateras de Mauleón en Francia y los hombres tomaban el camino sur hacia los pastos invernales del valle del Ebro con los ganados. Estos encuentros lingüísticos y sociales provocaron efectos distintos, se podría decir que las mujeres mantuvieron más y mejor su lengua que los hombres.”

06. Postal. Casa Chuana de Ansó. Postal de casa Chuana d´Ansó

Como prueba, muestran un texto integro escrito en varias publicaciones en puro y rico ansotano por Josefina Mendiara Gastón en 1982, con el título “Presentando Ansó”:

 

“Puyando por toda España, / astí alto, por a dreita, /  bi’stá un rincón escondiu / que tiene muita belleza.

Ye de rancia tradición, / costumbres, fe y grandeza, / que fueron a admirazión / d’os senzillos y a nobleza; / de Chaime o Conquistadó, / que gobernaba esta tierra, / y de bellos suzesós / que querrieron protegé-la.

Este rincón que ye Ansó / tiene cosas muito güenas que plenan o corazón / d’os que bienen a biyé-las.

Hasta a Meseta os Tres Reis, / desde Fórcala, bi’stá un tirón / de sesenta y tres kilómetros / que con Nabarra fan unión.

Y d’os Tres Reis ta Candanchú, / mejó dito t’o Somport, / cincuenta y tres en tenemos / que con Francia achunta Ansó.

En ixe punto que Francia / se chunta con Nabarra y Aragón, / as conzesions nos fizieron / por real predilezión, / dando onorificos cargos / a más de todos os mons, / de noble y fidelísima / Villa de Ansó.

Todos os puertos y as selbas / qu’enzarran estos mons / son una riqueza tremenda / pa este lugá d’Ansó.

Os ganaus que t’aquí plegan / en o tiempo que fa caló, / y a ñeu que caye en ibierno, / son os adornos d’os mons.

 

Y pa no fé-nos más largos, / cambiando de combersazión, / enseñaremos os trajes / d’a basquiña y d’o calzón.

Desde o traje de bautizo, / y luego o de confirmazión, / hasta a saya y a anguarina / en i’stá una colezión; / con platas y escarapelas / cacherulos y balons, / y otros muitos complementos / que agora no foi menzión.

Todos ixos relicarios / que siglos los transmitió, / luzí-los en o Museo / ye tamién nuestra ilusión.

Pues o lugá no digamos / que no ye una esposizión, / metiu en o fondo d’o balle / entre o río Beral y os mons.

Si pasaz por as carreras, / en cualquier casa u rincón, / y si charraz con as chens, / trobarez algo de distinzión.

Orgullosos nos sentimos / con a iglesia os d’Ansó, pues Catedral d’o Pirineo / ya bi’stió qui la clamó.

A Birjen de Puyeta / y San Sebastián o patrón / nos asisten y amparan / y escuitan as orazions.

Conserbando o que tenemos, / con güena administrazión, / se puede bibí felizes / en este lugá d’Ansó”.

07. Foto de Ricardo Compairé. Ansó, años 20. Foto de Ricardo Compairé. Ansó, años 20

Otro de los ejemplos de iniciativas llevadas a cabo para recuperar las costumbres y la lengua ansotana lo tenemos en el  extraordinario libro “O Catón. Replegando as tradicións ansotanas” escrito por las ya mencionadas mujeres de Ansó: Pilar Mendiara, Josefina Mendiara (nuevamente), Alicia Pérez y Montse Castán. De este libro transcriben en perfecto ansotano algunas valiosas tradiciones que se celebraban en este mes de mayo:

 

 “A ilesia celebraba o día 3 de mayo, Santa Cruz. De mañana tañeban as campanas y a chen acodiba ta Parroquia, pos de allí heba de salí a rogativa. Nos metébamos en dos rías y puyábamos toa a carrera hasta plegá ta Santa Bárbara. O cura yiba revestíu con a capa y cantando as letanías d’os Santos. Celebraban a Misa en a Ermita y al acabá salíbamos t’as eras; o cura con o guisopo, con agua bendecida, asperjiaba á os cuatro puntos cardináls y á la vez deciba oracións especiáls pa que Dios nos librara de malas tronadas, de rayos, pedregadas y otros maleficios, y bi’stiera güenas cosechas pa tené que comé presonas y animáls. Una vez acabáus os rezos, tornábamos tamién en proseción y cantando hasta Ilesia.

 

En este mes plegaba muita alegría ta o lugá, iban puyando os ganáus d’a Ribera, y se quedaban á pacé por os mons bajos una temporadeta. Con os ganáus puyaban tamién os hombres qu’heban estáu to’l invierno con as ovellas u as vacas. O lugá se plenaba de chen y tos estabamos muito más garifos. Cuanto más chovens, más ganas d’esnoyesen. Se feba baile y rondas de noche, cantando jotas, y antiparte, si l’heban itáu l’ojo á alguna mesacha, yera una manera de dálisne á entendé, culibisiándolas to o que podeban pa qu’estieran garifas.

 

Á la Virgen li rezábamos o rosario á diario con a letura y o zaguero li cantábamos pa decile o muito que la querébamos. Os domingos, lo fébamos mejó pues as mocetas d’a Escuela nos aprendébamos versos que nos enseñaban as mismas maestras y con un ramé de flós en a mano, li’n recitábamos deván d’Altá y li ofrecébamos as flós; s’acababa con o canto á María.

 

Tamién en este mes siempre cayeba o día d’Arcensión, ixe día yeran as Primeras Comunións, ¡no os queremos decí o hermoso que resultaba!, lo fá güeno o dito:

“Tres días bistá en l’año que relucen  más que o sol,

Joves Santo, Corpus Cristi y o día de l’Ascensión”.

 

Pero no se quedaba sólo en fiesta de Ilesia, porque al salí de Misa íbamos ta Plaza á escuitá o concierto; os tocadós yeran os d’a banda de música d’o lugá. Dimpués, güena chenta y de tardes tornaba á tocá a música y güenos bailes se feban con a muita chen que bistaba antonces”.

 

Y pa acabá con este mes tan políu, decímos esta jota que li’n cantábamos a Virgen Nuestra de Puyeta:

“Virgen Santa de Puyeta,

estás en ixe lomero,

casa as mocetas de Fago,

pero as d’Ansó felo primero”.

 

08. Ansotanos con sus trajes, en 1968. Ansotanos con os suyos trajes, en 1968

Francisco Aznárez, sacerdote de Ansó que llegó a ser canónigo archivero de Jaca y que reprodujo los textos en aragonés del siglo XVII de los danzantes de Jaca, dice en 1987:

“Pocas personas vistá en Ansó, de 50 años enta bajo, que lo fablen bien. De ixos años enta alto sí que lo saben charrar, porque lo aprendieron de crios de teta, cuando todos fablaban así en casa, en a carrera y en os chuegos”.

09. El letrero de A Ferrería de Ansó. Foto de M. Martín (julio-2011). O retulo de A Ferrería d´Ansó. Afoto de M. Martín (chulio-2011)

No obstante, el ya mencionado filólogo Tomás Buesa Oliver confía en la juventud ansotana:

“El futuro de Ansó depende de los “mesaches”, de los “zagals” y de los “mocés” de nuestros días”.

About these ads