1. Jaca. Toponimia – Historia

1. JACA, SANTA CRUZ DE LA SERÓS, SAN JUAN DE LA PEÑA, ANSÓ Y FAGO DEL 2 AL 4 DE MAYO DE 1986

La intención en estos días es visitar Jaca con la excusa del Primer Viernes de Mayo, en el que se conmemoran cada año la victoria de las tropas cristianas del Conde Aznar Galíndez contra los musulmanes, acercarse al monasterio de San Juan de la Peña  y saborear la lengua y tradiciones de Fago y Ansó. 

2-5-1986. Salen desde Zaragoza a primera hora de la mañana con destino Jaca (145 km.), para intentar llegar a las 10 horas a la ermita de la Victoria.

Jaca, está en el Campo de Jaca, capital de la comarca dela Jacetania, situada en la depresión longitudinal entre las sierras interiores y exteriores del Pirineo recorrida en parte por el río Aragón. Está a 818 metros de altitud y tiene unos 11.500 habitantes. Como curiosidad, en Perú existe un río con el nombre de “Jaca”.

Mapa de la comarca de la Jacetania.. Mapa d´a comarca d´a Chazetania

A los de Jaca, les dicen los zaragozanos “turroneros”, y tienen otros dichos:

“Jaca, tripa de res”.

“De Jaca, ni la capa”.

“Ta lo frío de Chaca, porta güena capa”

“Si en Chaca fredo, prepara güen moquero”

“Toma y daca, como los de Jaca”.

“Si de Jaca Dios me escapa, más rico soy que el Papa”.

“Si ves boira n’a Fonfría (solana del monte), al otro’l día, agua al mediodía”

“O sol s’espeña por as Eras d’a Peña”.

 

02. Camino de la ermita de Ntra. Sra.Victoria. Camín de l´armita de Ntra. Siñora d´a Bitoria

Sobre el topónimo de Jaca, el prehistoriador español Pedro Bosch Gimpera, afirma:

“Iacca = I + acca, es decir, territorio de los aquitanos”, y de los aquitanos: “como una extensión de los jacetanos al otro lado de los Pirineos”.

Igualmente, Manuel Benito Moliner en la página web “los pueblos del Alto Aragón, el origen y sus nombres”, expone:

“En la onomástica que dan las inscripciones latinas de Hispania hay un nombre propio “Iaccus”, raíz “Iacca”, relacionable con el celta “iaccos” y una raíz indoeuropea, con significado de curar o en relación con la salud. Entre las inscripciones se registra también la voz “iaccotanus”. El nombre de Jaca dio lugar a una comarca: Jacetania o Iacetania. Iacetania o Iaquetania, como se pronunciaría en latín, es muy similar a Aquitania. Los Iacetani fueron un pueblo vasco-íbero con un claro sustrato celta. De los aquitani se habla como pueblo parecido a los iberos y como una extensión de los jacetanos al otro lado de los Pirineos”.  (Al haber contacto entre ellos, la lengua es parecida y emparentada con el vascuence y al  tener un mismo origen, parte de la toponimia aragonesa ha conservado el aspecto vascuence).

Sobre los “Iacetanos” el geógrafo e historiador griego Estrabón, decía:

Este pueblo comienza en las estribaciones del Pirineo y se extiende por las llanuras llegando hasta la región de los ilergetes alrededor de Lérida y Huesca”.

03. Postal antigua del Portal de San Francisco. Jaca. Postal antiga d´o Portal de San Francho. Chaca

En el primer milenio antes de Cristo el territorio que hay del norte de Aragón hasta la ciudad de Huesca está ocupado por los “Jacetanos o Iacetanos”, un pueblo íbero que acuñaba moneda del alfabeto ibérico con la inscripción de “I.A.C.A.”, y con capital en Jaca.

El pueblo jacetano es derrotado por los romanos en el 194 a. C. cuando Marco Poncio Catón -con la ayuda de los “Suessetanos”- toma la capital, resultando la única ciudad romana de los Pirineos. Desde entonces hacia delante los romanos controlarán los caminos de este territorio y su próspera economía, cuyo adelanto continuará hasta el siglo III.

Tras la caída del Imperio Romano los godos invaden la península y a Jaca se le conoce como “Apriz”. Cuando llega la invasión de los árabes muchos cristianos se refugian en las montañas de Jaca, siendo éstos el gérmen del futuro reino de Aragón.

En el siglo X, el conde aragonés Galindo Aznárez II conquista todas las tierras desde el valle de Echo hasta el río Aragón. La ciudad de Jaca mencionada en los documentos medievales desde el siglo XI, cuando es establecida por Sancho Ramírez -en 1077- como capital del reino de Aragón fundada por su padre, Ramiro I.

Durante 2 siglos más de la mitad de la población de Jaca proveniente del sur de Francia -y asentada al amparo del Fuero otorgado por este rey- conservará su lengua occitana, y demás tradiciones jurídicas montañesas. Por cierto, el Derecho Civil Foral aragonés tiene sus raíces en el Fuero de Jaca.

04. Plaza de Santa Orosia y Monumento a Sancho Ramírez. Al fondo Torre del Reloj o de la Cárcel en Jaca. Plaza de Santa Orosia y molimento a Sancho Remírez

Jaca se erige en una villa próspera gracias al comercio por el Somport, acrecentado por las peregrinaciones a Santiago de Compostela. Poco duró Jaca como sede política y episcopal, pues el rey Pedro I al conquistar Huesca traslada la capital, en 1096.

A pesar de perder la capitalidad, Jaca sigue desempeñando su papel comercial, administrativa –en recaudar uno de los cinco peajes establecidos en la ruta de Zaragoza a Francia- y hospitalera, al alojar albergando a los peregrinos que se dirigen a Santiago. Además, el ganado ovino suministra lana para la fabricación de paños, actividad que se mantiene hasta la Época Moderna.

05. Postal de una vista de Jaca. Al fondo Collarada (2.886 mts). Ambista de Chaca. Enta lo fundo, A Collarada (2.886 mts.)

En el Archivo Histórico del Ayuntamiento se conserva el manuscrito más interesante y conocido: “El Libro de la Cadena de Jaca”. En el siglo XVI clavaron una cadena de un metro sujeta a la pared, para evitar su desaparición. Contiene documentos relacionados con el Concejo de la ciudad del año 971 al 1324; entre ellos se encuentran los privilegios otorgados por los reyes de Aragón, a Jaca, el Fuero del rey Sancho Ramírez y los “Establimentz” (los más antiguos de 1220), establecimientos u observancias escritos en gascón antiguo, con influencias del aragonés y el catalán.

06. La Ciudadela de Jaca desde un globo. A Zidadela de Chaca dend´un globo

Jaca se va consolidando como plaza militar para defender los reinos peninsulares de una presunta invasión francesa. Felipe II ordena la construcción de varias fortalezas en el Pirineo, destacando la que se hace en Jaca en 1595, el “Castillo de San Pedro” o “Ciudadela” (hoy perfectamente conservada, pentagonal y de fosos y murallas de gran dimensión).

Ya en el siglo XX, el 12 de diciembre de 1930, Fermín Galán Rodríguez con los capitanes Ángel García Hernández y otros, protagonizan la “Sublevación de Jaca”, alzamiento militar contra la monarquía de Alfonso XIII. El “golpe” fracasa, y los dos capitanes mencionados terminan fusilados.

Importantes personajes han pasado por la capital jacetana, uno de ellos, Juan Bautista Labaña, matemático y geógrafo portugués, en su recorrido por el Alto Aragón, llega a Jaca el 25 de noviembre de 1610. Esta es su descripción de la ciudad y ciudadela:

“Jaca es una ciudad en un llano de un otero, cercado de los dos ríos Aragón y Gas. El Aragón está más separado, corriendo a poniente, y el Gas más cerca, corriendo a mediodía. Está cercada de muros antiguos, fuera de los cuales hay arrabales. A poniente de ellos hay una ciudadela de forma pentágona perfecta, que está para acabar, fundada por mandato del rey que Dios tiene, cuando las alteraciones pasadas de Aragón. Es traza de Tiburcio Spanochi, fáltale mucha tierra en el terraplén, no están acabados los parapetos ni el foso, y así la contraescarpa y la entrada cubierta tienen pocas piezas de artillería, y éstas se trajeron con gran gasto, abriendo camino carretero de Zaragoza a esta ciudad, que costó más de 14.000 ducados. Habrá en ella al presente 150 soldados muy mal pagados. Tiene esta ciudad 400 vecinos, las calles son buenas y todas llanas”.

 

07. La Catedral románica de Jaca. A Catedral romanica de Chaca

Respecto a la primera catedral románica de la Península, construida en Jaca en 1139, y de algunos datos interesantes sobre Santa Orosia –en un próximo capítulo ampliarán-, Labaña relata lo siguiente:

 

“La catedral es fábrica antigua, a lo que parece en el pórtico y por fuera, si bien por dentro está renovada: en ella se guarda con gran veneración y devoción el cuerpo de Santa Orosia, que dicen ser alemana de Bohemia, y que venía a casar con el rey de Aragón, y fue martirizada en el lugar de Yebra, a cuatro leguas de Jaca, donde está su cabeza, de la cual arrancados unos cabellos para reliquias, corrió sangre, como me afirmó el obispo”.

08. Postal del Puente románico de San Miguel sobre el río Aragón. Al fondo Peña Oroel (1.770 mts.). Postal d´o puen romanico de San Migal sobre l´arriu Aragón

El insigne médico aragonés Santiago Ramón y Cajal, durante su estancia en Jaca en los veinte del siglo pasado, bajaba a menudo a la orilla del río Aragón y allí expresaba el amor por su tierra:

“Éste es –pensaba a mi modo- el río sagrado del solar aragonés; el que fecundó las tierras conquistadas por nuestros antepasados; el que dio nombre a un gran pueblo y hoy simboliza aún toda su historia. Nacido en los valles del Pirineo por la fusión de neveras y la influencia de frígidos veneros, crece caudaloso por el valle de Jaca y desagua generosamente en el Ebro. Así la raza montañesa, que vegetó humilde, pero valerosa y libre, en los angostos valles pirenaicos, corrió por el ancho cauce de la patria aragonesa.”

Llegan a Jaca para contemplar por primera vez la celebración de la gesta histórica del Primer Viernes de Mayo.


Anuncios