2. Valle de Chistau. El Chistabín – Luzía Dueso y Quino Villa

A la variedad del aragonés oriental que se habla en el valle de Chistau, con los municipios de Plan, San Juan de Plan y Gistaín, más el resto de pueblos, Saravillo, Sin y Serveto, se le denomina chistabín.

01. Mapa del valle de Chistau. Mapa d´a Bal de Chistau

Francho Nagore Laín, Presidente del Consello d’a Fabla Aragonesa, en “El Aragonés hoy” Informe sobre la situación actual de la lengua aragonesa, p.19, escribe lo siguiente:

“El aragonés de la zona oriental se extiende desde el río Cinca hasta la cuenca del Ésera. El chistabín de la Bal de Chistau es una de las variantes orientales…

Lo más característico es el empleo de los pretéritos indefinidos perifrásticos: “bas fé” (hiciste), en lugar de “faziés”, “ban puyá” (subieron), en lugar de puyoron/puyón, etc. También es general un rasgo fonético: la pérdida en la pronunciación de toda “r” final. Así, en lugar de fer “hacer”, se dice ; en lugar de “muller” (mujer), mullé, etc.” Otra característica son los artículos el, la, els (es), las. También se caracteriza por un vocalismo átono de sólo tres vocales con valor distintivo a/e, e/i, o/u, como obrir/ubrir y por añadir a veces una “e” al final de sustantivos como “plorare” (llorar).

 

02. Mapa de las variedades de la lengua aragonesa. Mapa d´as bariedaz d´a luenga aragonesa

El filólogo británico Brian Mott en su libro “Diccionario Etimólótico Chistabino-Castellano” del año 2000, describía el chistabín (opinión dada en su tesis doctoral del año 1978) como: “el último reducto del aragonés arcaico”.

En este mismo libro valora sobre otros aspectos importantes de la lengua: “…posee un modo de expresión privado y doméstico que se suele ocultar al mundo exterior”. “…muchas formas autóctonas mueren con la desaparición de las actividades que describían, tal es el caso del cultivo e hilado del cáñamo”. “…desde hace tiempo el “chistabino” se conserva mejor en boca de ancianos o de personas de mediana edad”.

“La perduración del dialecto dependerá del deseo de los jóvenes  de mantenerlo”.

03. Plan, San Juan de Plan y Gistaín. Foto del documental del libro 'Plan, 25 años después' C. Lisón. Plan, San Chuan de Plan y Chistén. Afoto del decumental del libro "Plan, 25 años después" de C. Lisón

En el libro “Chistau en la memoria”,  de Miguel Ortega, Juan Carlos Sarasa y Ramón Lasaosa, de 1999, uno de los autores comenta la experiencia que tuvo de niño en una escuela del valle:

“…lloraba cuando el maestro, aquel don Julián, el del bigote, me castigó por decir “plebeba” y no llovía, porque en mis años de escuela no se nos dejaba hablar como lo hacíamos en casa y en la calle. Lo que seguro llovió aquella tarde de boiras d’agüerro fue un zinglazo que me dejó un siñal royo que duró hasta cabo d’año. Tampoco entendí nunca a mi padre cuando le dio la razón a don Julián, pues tras despedirse de él con un “sí, siñor, a plantar firme!” me aleccionó en casa de forma poco convincente: “Biene, ninón, anque cuan plebe las boiras fan plebida, no se’n diz plebeba, ye llovía”. La conclusión de todo aquello fue un enorme lío en mi cabeza, un embordiello; durante algún tiempo decía cosas tales como plebía, lloveba o qué sé yo; o sea, ni lo uno ni lo otro…”

Del mismo libro, continúa más adelante: “…si queremos mantener vivo el chistabín lo que importa es que hablemos. …una lengua es el vehículo de expresión de una cultura; si una lengua se olvida, esa cultura ya no existe… Debemos rescatar con orgullo nuestra lengua del ámbito de lo privado y darle un sitio digno en lo público.”

04. Vista del valle. En primer lugar Plan, a la derecha y tapados por los árboles está San Juan y a la izquierda y encima Gistaín. Ambista de la Bal. En primerías se i bei Plan, ta la dreta y tapau per es arbols ye San Chuan y ta la ezquerra y entalto, Chistén

Como curiosidad, en el libro Diccionario Aragonés: Chistabín-Castellano, Public. nº 2783, I.F.C. nº 2783, Gara d’Edizions, Zaragoza, 2008 de Fernando Blas Gabarda y Fernando Romanos Hernando (compañero de batalla), aparece la palabra Zeriguata y Ziriguata: 1. Vericueto, curva. 2. Vuelta al bailar o moverse. 3. Movimientos acrobáticos, cabriola. ¿De qué les suena esta palabra a los “Zeriguataires”?

Nieus Luzía Dueso Lascorz nacida en Plan, (1930-2010), y Joaquín Villa Bruned (Quino Villa) de Chistén, son los dos escritores en chistabín más fecundos del Valle.

Luzía Dueso se convirtió en la primera mujer que escribió en aragonés desde Ana Abarca de Bolea en el siglo XVII y una de las firmes defensoras del chistabín desde la década de los años60. Ha escrito varios libros de leyendas, poemas y narraciones, cuentos, novelas cortas, consiguiendo varios premios.

05. Lucía Dueso contando la Leyenda de la Basa la Mora. Foto del documental del libro “Plan, 25 años después” de C. Lisón. Luzía Dueso. Afoto del decumental del libro "Plan, 25 años después" de C. Lisón

Quino Villa es un gran investigador del chistabín, demostrando en sus libros, relatos cortos y películas etnográficas el gran amor que le tiene a su lengua y a su tierra.

A continuación van a exponer una pequeña muestra de una selección de sus obras:

Luzía Dueso escribe el cuento “L’Autosia”, publicado en la Revista Argensola, XVII, 1968-70, pp.173-176. En el mismo, incluye un poema de amor entre dos chistabinos: Francho y Marieta, con el título de “Plebeba”. Esta poesía fue muy dignamente musicada e interpretada hace unos años por el cantautor en aragonés Mario Garcés.

PLEBEBA

“Plebeba…

Y las gotelleras

cayeran aprisa

per la rollá aquela.

a churros l’augua

lababa las penas…

con el capuché

preto a las orellas

que se t’escorreba,

ni an te biébas

baixar la carrera

lixéra, lixéra.

T’abrí quiesto izire:

¿Per qué no m’asperas

que baixarén chuntos

asta la laéra

de la fuén de Feixas?

Pero t’escapabas

lixéra, lixéra.

Plebeba…

Y el corazón mío,

¡Ya más no’n podeba!

¡Si ese puisto siquiera plorare,

como plora’l zielo

cuan plebe, y se bazia

la pena que leba!

Pero…No. Tiengo que guarda

antera ta yo

asta que me muera…

Y no sabrás nunca

lo que te querreba

aquél mozo qu’un día miraba

como t’en benibas

lixéra y moxada,

¡de la Fuen de Feixas!”

06. Lucía Dueso. Foto del documental del libro 'Plan, 25 años después' de José C. Lisón. Luzía Dueso contando la leyenda de la Basa la Mora

Luzía Dueso escribe una recreación narrativa en su libro “Leyendas de l’Alto Aragón”, de 1985; una de ellas, la leyenda chistabina “La’Spluga de Mur Garzía”, incluye este hermoso poema sin título que dice así:

“Ay bosques es de Chistau,

ay praus de yerbeta fina,

Ay auguas de Zinqueta claras

qu’aquí m’alegraz la vida.

¡Quí tos podese cantar

como canta l’alma mía!

Que una fuen siento manar…

Que soi plena d’alegría.

Alegría qu’has naixida

d’un dulze y claro brillar,

d’uns güellos berdes que miran

y me besan al mirar…”

07. Gistaín. Mujeres y niños. Foto (R. Compairé, años 30). Chistén. Mullers y ninos. Afoto de R. Compairé (años 30)

De una de las películas en chistabín de Quino Villa “El mes de la cabana”, realizada en 1979 y publicado en dos partes en la revista “Orache” en 1982, con los títulos “San Pedro de Chistén, fiesta de pastorez” y “El ganau pe’l camin de Fontamil”, transcriben íntegramente este último texto del que también es coautor Eduardo Bispe:

EL GANAU PE’L CAMIN DE FONTAMIL

“Y golico, el mairal, qu’encara planta fuerte le diz “adiós”, “basta l’atra” á la mullere d’el que la pobra, ya ye farta de penare. Y tieso de tot se planta debán del ganáu…yay que fe-lo dire ta’l Paná de la Poma, que gosa’stare zanzer’encara. Y pren el montante sin mirá-se ta dezaga, deixa sóla la mullere…deixa dezaga’l lugare que tobo de tot, paix qu’escolta y deixa toz es ricuerdos d’una bida: y acata de cuan yera zagalot, y con atros diba à recullí la cabana con tocho pintáu y trompas de bellanera… y acata tamién de cuan yera de chulé ta Chansón de Sallena, y baixaba diya ta par d’atro à scá l’amenistere, con un quincallot de cabanere… d’aqués diyas de bolturnos en Biziele, esfuriando es onsos de noches, fendo cremá zocas de tieda. Deixa dezaga qui’l sabe es ricuerdos, y sigue ta debán… con mochila y batiauguas al güembro, sombrero de Sastago n’a cabeza, abarca n’es peus, peus que ya son fartos de plorare p’es camins, ballons y leras, fartos de tremolá n’es temporals de nieu. Cualque’spendulario estrapaliáu n’una figuera zereña, y n’as mans güen tocho de bellanera, con las muescas de barras, y el d’escai de toa la trapá del ganáu d’él.

Y sigue chino-chano debán de las güellas…con la fren debantá ta’s camins sin güega. Mans plenas de crabazas que son negras de fochare. Güellos fartos de biyere l’alba y la’scurina, la luminaria del diya y d’as estrelas. Tobo, que no i-cabe perque toa la chen el quiere…un alma gran y contenta que s’en ride, y salamoneya à poquét bela delería”.

Anuncios