9. Zaragoza. El Pilar. El Ligallo

EXCURSIÓN A UNA TORRE DEL PILAR Y AL BALCÓN DE LA SEDE DEL LIGALLO, EN ZARAGOZA, EL 1 DE ABRIL DE 1985

Una conocida frase popular que dice: “esto es la obra del Pilar”, o bien: “dura más que las obras del Pilar”.

La razón es lógica: las obras del templo empezaron en 1675. La inauguración oficial fue el 10-10-1872. A principios del siglo XX sólo se había terminado una torre. Las dos últimas –que dan hacia el río- se construyeron entre 1950 y 1961.

Precisamente, a una de estas torres se dirigen: la única a la que está permitida subir. Por la entrada de la puerta occidental del costado del Ebro, llegan hasta el único ascensor existente, montándose; cuando salen del ascensor, continúan algunos minutos por unas escaleras hasta lo alto de la torre. Allí, a través de unas cristaleras transparentes observan la grandiosa vista de la ciudad con la catedral de la Seo, el torreón de la Zuda, las murallas romanas, la iglesia de San Juan de los Panetes, el Mercado Central, el río Ebro, los puentes, el Arrabal y, a lo lejos, el Moncayo y –con poca claridad por la neblina- los Pirineos. Hacen unas cuantas fotos.

Vista del casco viejo de Zaragoza desde una de las torres del Pilar. Ambiesta d´o Bico Biello de Zirigoza dende una d´as torres d´o Pilar.

La catedral-basílica de Nuestra Señora del Pilar es el templo barroco más grande de España y se considera el primer templo de la historia de la cristiandad, pues se conserva la columna o pilar de jaspe que -según la tradición- el día 2 de enero del año 40 la Virgen se apareció en carne mortal al apóstol Santiago, en Zaragoza. Los discípulos del apóstol construyeron una capilla, levantándose después una iglesia románica, más adelante otra mudéjar –que se prendió fuego y se quemó totalmente- después una iglesia gótica, origen de la actual de estilo barroco con decoración neoclásica.

Miguel Ángel Pérez junto al cartel de la antigua sede del Ligallo de Fablans de L’Aragonés en Zaragoza. Migalánchel Pérez chunto a lo retulo  de l´antiga siede d´o Ligallo de Fablans de l´Aragonés, en o Coso Baxo de Zirigoza

Terminan la visita y se dirigen a la sede del Ligallo de Fablans de l’Aragonés -en la calle del Coso- donde M. Pérez y M. Martín se asoman al balcón, primero el uno y después el otro, para hacerse sendas fotos desde la calle con el cartel de la asociación lingüística a la que pertenecen, con lo que completan excursión y rollo de fotos.

Anuncios