9. Ruta Prevista

Salen de la pradera por el camino que se mete en el bosque por la margen derecha del Arazas. En estas, se encuentran con un joven que camina con unas sandalias, con el que entablan conversación. Este joven es de Murcia, ha venido con moto y se aloja también en una tienda de campaña en el mismo camping “Ordesa”.

A los Tocayos les choca que “el murciano” vaya a hacer toda la excursión con sandalias, sin problema. Los comentarios en aragonés –especialmente graciosos de M. Martín- van animando la caminata.

Observan a lo lejos el Circo y la Cascada de Cotatuero, cuando llegan al interior de un hayedo y de un abetal con presencia de sauces, boj, escaramujos y espino albar. Llenan los botellines de agua en una fuente, junto al mirador de la Cascada de Arripas o del Abanico.

Continúan por la pista subiendo despacio y –de cuando en cuando- se desvían por la derecha por algún sendero para mirar otras cascadas.

M. Pérez en la cascada de la Cueva en Ordesa. Migalánchel Pérez en o sallán de ra Cuaba (Ordesa).

Se aproximan a los miradores de las espectaculares e impresionantes cascadas de la Cueva, el Chordonal y el Estrecho. El “murcianico” se queda maravillado ante tanta belleza (los Tocayos también, claro).

M. Pérez y M. Mart�n delante de la cascada del Estrecho en Ordesa. Migalánchel Pérez y Migalánchel Mart�n debán de ro sallán de l´Estreito (Ordesa

El ruido del río deja paso a la calma del bosque a través de la sombra de un tupido bosque de hayas. Después del hayedo, la pista se convierte en un sendero entre pastizales, donde crecen abedules, la grasilla, serbal de los cazadores y geranios de montaña.

Llegan a las gradas de Soaso. Aquí el Arazas se descuelga formando hermosas cascadas. Descansan de la caminata observando hacia el fondo, sobre el Circo de Soaso, el macizo de las Tres Serols: Cilindro, Monte Perdido y Soum de Ramond o Pico Añisclo.

El camino remonta las Gradas desembocando sobre la llanura que nos deja en el Circo de Soaso y, después de atravesarla llegan a la famosa cascada de la Cola Caballo. Hasta aquí llegan muchos de los turistas que visitan Ordesa, volviendosen a la Pradera por el mismo itineario. El murciano -al que al parecer no le afecta el calzado- es animado por los Zerrigüeltaires para intentar continuar la ruta por la Faja de Pelay y Senda de los Cazadores, pero antes comerán sentados en unas rocas, junto al río, viendo como el Arazas cae formando la sugestiva cascada.

M. Pérez delante de la cascada de la Cola de Caballo en Ordesa. Migalánchel Pérez debán de ro saldieto de ra Coda Caballo

La inaccesible surgencia del Arazas queda hacia la izquierda, en el escondido, escabroso y enriscado circo de “La Balle”, lugar de confluencia de los barrancos descendentes del macizo de “Tres Serols”.

Después de descansar, cruzarán un pequeño puente hacia la orilla izquierda del río, y unos cientos de metros más adelante el sendero gira hacia la derecha, entrando en la faja de Pelay y subiendo muy despacio entre prados por la muralla meridional del valle, y así durante 7 km.

Enseguida comienzan a disfrutar de espléndidas vistas hacia abajo y hacia atrás, sobre el fondo de Ordesa: el Circo de Soaso, las cascadas de las Gradas y Tres Serols.

Continuando el sendero, en varios puntos parece que están cerca del abismo, pero realmente, no existe mucho riesgo. Les impresiona ver las masas forestales, el contraste de colores, y los diminutos que se ven los que caminan por el fondo del valle, que parecen hormigas.

Un sarrio junto a la Faja de Pelai. Un sarrio chundo ra Faixa Pelay

Continúan el camino entre pinos negros hasta que consiguen tener la mejor vista sobre el Circo y Cascada de Cotatuero, la Brecha de Rolando y el Taillón; y en éstas, observan un sarrio en un pedregal, bien cerca, que con cuidado y suerte consiguen fotografiar.

Poco más adelante llegan al mirador de Calcilarruego, a 1950 mts. de altitud. Menos mal que hay un muro que protege el impresionante cortado. Atisban enfrente los circos laterales de Salarons y Cotatuero, las murallas de Mondarruego, Punta Gallinero, el Tozal del Mallo; a la izquierda el Tendeñera, hacia la derecha Tres Serols y hacia abajo el aparcamiento de la Pradera.

Anuncios