4. Charla en Bujaraloz

Migalánchel Martín, publicará poco tiempo después en la revista “Orache”, en la sección de “Diziendas”, este resumen de la charla hecha en Bujaraloz. Debajo lo muestran traducido al castellano:

“El día 31 de octubre pasado se dio una charla sobre el tema “La lengua aragonesa en los Monegros” en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Bujaraloz; los organizadores fueron: Mariano Villagrasa y otros jóvenes bujaralocenses, en colaboración con la concejala de Cultura de esa villa monegrina. Los ligalleros M. A. Martín y M. A. Pérez charlaron sobre cuestiones históricas, literarias y filológicas relacionadas con dicha comarca. También hubo lecturas de poemas y cuentos y audición de canciones en aragonés. El acto, que empezó a las 9 de la noche, se prolongó en un animado coloquio seguido por unos 50 asistentes hasta las 11 horas pasadas. Al terminar todos se fueron a cenar.

Esperemos que los contactos con esta gente se intensifiquen, reafirmados en el movimiento cultural que hay entre la juventud de Bujaraloz; aparte que los restos del aragonés en esta comarca son muy grandes, como ejemplo os ponemos tres vocablos que las gentes de Bujaraloz guardan en su habla cotidiana: CAZINGLOS, FARTAR y FILLO”.

Vista de Bujaraloz. Ambiesta de Burxaraloz.

M. Pérez leerá durante la charla la poesía “Monegros” de Ánchel Conte, con la intención de motivar a la gente con las cuestiones de su tierra y las palabras aragonesas de la comarca, consiguiendo emocionados aplausos de todos los asistentes. Estos versos son de 1968, y se han considerado de las primeras obras conocidas en aragonés común.

MONEGROS

“Planura d’os míos Monegros, / planura de a mía tierra, / qu’o zierzo airoso secute / y l’ardiente sol calienta.

Planura de tintes grises / baixo una lluna de zera, / qu’en a nuey fosca y escura / t’alumbra y no te refresca.

Planura que naide quiere, / planura que toz disprezian, / a tu quiero yo cantá-te / con a mía boz serena, / quiero chitar ent’os aires / bellas estrofas zereñas, / quiero qu’as chens puedan bier / as tuyas probes casetas / masadas con cheso y agua / amarga, sudor y penas; / os tuyos campos sedientes / qu’a primabera berdeya / y dora o sol d’estiu, / caliente canzión eterna / d’amor, esperanza y oro.

Planura seca y reseca, / n’un infinito horizonte / os míos güellos recreyas, / sin maticals, mons ni abres / qu’a mía güellada entorpescan.

Sangre de milenta añadas / ruxó as tuyas cosechas; / sangre de mullers y omes / qu’agora no son que tierra, / aspra tierra d’os Monegros, / gris, roya y amarillenca; / tierra de yo que no’n quieren, / tierra de yo que disprezian.

Quiero ixe suelo pisar / o día que yo me muera / y dormir o suenio eterno / baixo ixa planura inmensa / qu’o zierzo azeto castiga / y o bochorno atormenta”.

En el turno de preguntas uno de los amigos de Mariano -estudiante de Filología Hispánica- hace una pregunta que sorprende al conferenciante:

¿En qué se ha basado la creación del aragonés común?

Tras la sorpresa inicial, M. Martín escribe en la pizarra, como ejemplo gráfico, en la pizarra, la misma frase en tres variedades de aragonés -cheso, ansotano y panticuto- y en aragonés común, comparando enseguida sus semejanzas y diferencias.

Hay otros muchos ejemplos de palabras empleadas en el hablar de Bujaraloz como: Tiengo, Cayer, Glarima, Orache, Dorondón, Melico, Tieda, Difuera, Azaite, Trautor y Llonganiza.

Por fortuna, en el tiempo transcurrido desde entonces, se han publicado algunos vocabularios de la zona, recogidos en el Bocabulario Monegrino de Francho Rodés y otros.

Al terminar el coloquio van a cenar al restaurante “Español” con Mariano y otros jóvenes –algunos ya conocidos- de Bujaraloz. Se encuentran muy a gusto hablando con estos vecinos de todo lo relacionado con con el aragonés, tradiciones populares, etc. y pasando un rato buenísimo. M. Martín –tan satisfecho por el resultado de la jornada- canta al final un par de jotas en aragonés.

Duermen en casa de Mariano, al que agradecen un montón su iniciativa y hospitalidad, así como a su familia.

1-11-1985. Desayunan abundantemente y se despiden de Mariano, de su familia y de Bujaraloz. Salen con destino a Alcañiz, provincia Teruel, a 60 km. al sur por la carretera A-230 y desde Caspe por la N-211.

Anuncios