5. Pedro Arnal Cavero

El personaje más destacado de la historia reciente de Alquézar ha sido Pedro Arnal Cavero (Bellver de Cinca,-Huesca; 12-3-1885 – Zaragoza; 27-4-1962); se tenía por alquezrano por haberse criado aquí, pues su padre estaba de maestro en el pueblo.

Balconadas y soportales en la Plaza Mayor de Alquézar.

Pedro Arnal, pedagogo y escritor, solía advertir: “Corrige, reprende; pero después acaricia”. Recorrió extensamente el Alto Aragón y en los años 50 años del siglo pasado publicó numerosos artículos al respecto en el “Heraldo de Aragón”. Cronista de las gentes y tierras altoaragonesas, publicó algunos libros costumbristas de gran valor lingüístico y etnográfico, como “Vocabulario del Alto-aragonés (de Alquézar y pueblos próximos), “Refranes, dichos, mazadas…en el Somontano y montaña oscense”, “Costumbres y Tradiciones”, “Aragón de las Tierras Altas” y “Aragón en Alto”.

Arnal Cavero describía al aragonés, definiéndolo de estas formas:

Reflexivo, parco de palabras, impetuoso y de arranques si le pinchan; es sentencioso, es brusco y dice las cosas sin eufemismos. Habla claro; no disimula la intención; no se le convence fácilmente y sostiene un criterio con tesón y firmeza; sólo se da, sólo rinde su obstinación energética cuando comprende que no tiene razón o cuando los demás tienen más que él. El aragonés, sobre todo el altoaragonés es el tipo del buen sentido que prefiere un mal arreglo a un buen pleito.

Casa ermita de Alquézar.

Pedro Arnal Cavero recopiló en las conversaciones con las gentes del Alto Aragón muchísimos dichos y refranes; aquí adjuntan una pequeña muestra de algunos de ellos:

“San Vicente lo Barbato rompe lo chelato, pero pone otro más arrefinato”.
“Cergüellos y virol a os críos y charrachón a os güeis no les preban guaire bien”.
“Aturas u no; paez que tiens forniguilla”.
“Iche ye un misache muy leíu”.
“Que si quies, que si quies
que me chite con tú
y te rasque ros piez”
Anuncios