18. Huesca

En Huesca se celebra el Día de Aragón, sobre todo, en la ermita de San Jorge (del siglo XVI). Por eso deciden acercarse allí y comer en el pinar del Cerro de San Jorge, donde se hacen también diferentes actividades festivas. De todo lo que ven, lo que más les gusta es la actuación del Grupo Folclórico de Sallent de Gállego.

Grupo Folclórico de Sallent en la Ermita de San Jorge de Huesca.

Huesca (raíz prelatina aska/osca: “población”) es la capital del Alto Aragón; levantada en la Hoya del mismo nombre, es una ciudad situada a 488 m. de altitud y pasa de los 40.000 habitantes que se dedican a actividades comerciales, administrativas, un poco de industria y de servicios de todo tipo.

Destacan, entre otros edificios, el palacio de Villahermosa, la Catedral, monumental obra gótica iniciada en el siglo XIII y terminada en el barroco siglo XVII con su magnífico retablo mayor de alabastro de Damián Forment, San Pedro el Viejo con su claustro románico, e iglesias como la de San Agustín, Santo Domingo y la Basílica de San Lorenzo.

A los de Huesca les dicen “fatos” porque dicen que salieron a regar después del Diluvio….

Tienen varios dichos:

“Huesca, ermitas y serranías”.
“Más sonado que la campana de Huesca”.
“Quien va a Huesca y no ve casa Lastanosa, no ha visto cosa”.
“Cuan as formigas ban en ringlera,
u fa sol, u fa boira,
u fa zierzo, u bochornera”.

También hace unas decenas de años, cuando en Zaragoza se ufanaban de tener tranvías, les decían los “cheposos” en plan chulico: “¡El tranviíca de Huesca!”, esto era motivo de discusiones y peleas, y más de un “cheposo” salió de Huesca con la espalda bien caliente, por esta cuestión.

La fiesta continúa en el Cerro de San Jorge, pero se les hace tarde, y tienen que coger el tren a Zaragoza.

Resumiendo: el tiempo ha estado muy bueno y han podido visitar algunos pueblos del Somontano de Barbastro, destacando la monumental e histórica villa de Alquézar y el abandonado y escondido pueblo de San Pelegrín. Han conocido directamente el aragonés somontanés, que se habla sobre todo en Alquézar y Salas Altas, y han tenido la grata experiencia de dormir en su nueva tienda de campaña.

Anuncios