9. Frases y Ditos d´o Libro. Romanze de Marichuana

D’iste libro han trigato unas frases, ditos y atra bersión d’o Romanze de Marichuana.

El señor Pascual forquiando, con los hijos y una sobrina junto a él. Su madre, la señora Carmen, mientras tanto aprovecha para hilar. Detrás, junto a la pared el trillo de piedras. Retrato de los años 50.

A continazión transcriben lo que dize Pascual Grasa cuan s’en ba d’a suya casa y albandona o lugar ta cutio:

Y con a mesma llabe santigüé ra puerta:
“Padre, Hijo y Espritu Santo. Amén.
Adiós, casa querida que m’has criau.
Con qué pena de mí corazón,
pero t’he teniu d’abandonar”
Acoché a cabeza y m’en fue, lleno de bergüenza de tener que ser yo, dispués de zientos d’años, o que zerrase aquella puerta.
El señor Pascual en sus tiempos jóvenes. Años 50.
– Yo que t’embreco
– Y yo que me doi por embrecata por esta y más begatas.
– Al son d’esta rondata imos á esbategar.
“O que trepuza, tres pasos alanta”.
“Yo he saliu d’a tierra, como os napos”.
“Cada presona semos un mundo y cada fogar una nazión”.
La familia Grasa en los años 50. Patrocinio, Gregoria, Pascual hijo, Pascual padre y Primitiva.

Romanze de Marichuana

De l’Angonet yo he benito
con una carga de palla
y, ahora qu’en soi puyato,
he sentito una guitarra,
con el repique dezía
que Mari Chuana se llama.
De los altos Perineos
me bajé a la Tierra Plana,
á festejar á una nobia
que Mari Chuana se llama.
En la manga del gambeto
le bajé unas perichuanas,
para dar-le, regalar-le
á la doña Mari Chuana.”
El ganado pasando por un San Pelegr�n ya abandonado. Foto de diciembre de 1999.

Dimpués de besitar San Pelegrín, bachan t´Alquezra. Zenan, e ista nuey sí que s´aduermen ascape.

Anuncios