4. Oliván-Orós Bajo-Orós Alto

Prosiguen la pista 1 km. y medio llegando a Oliván a (900 mts).

Los nombres de las casas son:

Azón, Carlos, Chuan, Félix, Hilario, Chuanico, Marina, Herrero, Piquero, Capitán, Colorau, Borderas y Canela.

A los de Oliván les llaman “ataters” y “laminers”, y tienen varios dichos:

“En el cielo manda Dios
en la tierra los gitanos
y en este pueblo de Oliván
los mozos y los casados.”
“Campanetas de Oliván,
unas vienen y otras van.”

“Buena fambre la d’os mocetes d’Oliván, que se comieron os abozos del caldero y los llamaban lamineros.”
“De os peches de río o mejor ye o cordero tresmesino.”

Perrico, vacas y la iglesia del pueblo de Oliván. Canet, bacas e ilesia de ro lucar d´Olibán

La arquitectura popular permanece en buen estado y con interesantes chimeneas tradicionales, destacando casa Aínsa del siglo XVII. La iglesia de San Martín no les parece tan bonita como la de Lárrede, pero les impresiona el conjunto iglesia-cementerio, con las lápidas casi en la calle; hacen varias fotos. De ahora hacia delante y por más de 10 kmts. les acompaña un perrico que no quiere perderse las caminatas de los viajeros.

Migalánchel Pérez y un perrico junto a la iglesia del pueblo de Oliván. Migalánchel Pérez y un canet chunto ra ilesia d´Olibán

En 3 kilómetros se encuentran los pueblos de Orós Bajo (856 mts.) y Orós Alto (850 mts.). Orós Alto se dice así por estar más cerca de la frontera de Francia. Los nombres de las casas son:

Antón, Cañardo, Jacinto, Puértolas, Piquero, Tejedor, Catalán y Navarro.

Orós Bajo está más abajo pero no sobre el nivel del mar. Los nombres de las casas son:

Badías, Gregorio, Matías, Sebastián, Valentina, Isábal, Otal, Molinera, de Pescador, Franca, de Lorro y Morel.

Tal vez lo más interesante de estas dos localidades sea la iglesia mozárabe del siglo XI de Orós Bajo, dicen que la más sofisticada del Serrablo.

Migalánchel Mart�n y Migalánchel Pérez junto a la iglesia del pueblo de Orós Bajo. Migalánchel Mart�n y Migalánchel Pérez chunto ra ilesia d´Orós Baxo

A los de Orós Bajo les llaman “papudos” y a los de Orós Alto “coleros”, y tienen un dicho:

“Os de Orós, bor bor
as coles en a olla, bor bor o bor
y a chorda en o soto, chor chor chor.”

Y de varios pueblos:

“A Orós Alto voy por coles
y a Orós Bajo por acelgas,
a Gavín voy por amores
y a Yésero por doncellas.”

A poco de salir de Orós Alto ven muy cerca Biescas, pero su intención es ir directamente a Gavín. En los últimos metros de los 3000 que hay hasta que hay hasta Gavín son de una empinada subida y para colmo, comienza a llover de pronto. Se refugian y comen junto a una caseta mientras llueve.

Anuncios