10. Despedida. Jaca

Han tenido una tarde muy agradable y divertida. Después cenan junto a una fuente, repasando lo sucedido en un día tan fructífero, y aunque no han podido hablar con los teóricos mejores charradores del pandicuto, al menos han oído por otras personas lo poco que queda de esta fascinante variedad de la lengua aragonesa en este valle encantador.

Duermen por última vez en el suelo de las obras.

3-8-1983. Se levantan temprano, desayunan y esperan a que enseguida salga el autobús de vuelta.

Aquí termina el viaje de los Zerrigüeltaires, Han contemplado y caminado por sorprendentes paisajes junto al Parque Nacional de Ordesa y Pirineos Franceses, han visitado pueblos franceses desconocidos, se han relacionado con gentes muy cordiales, han escuchado el patués, y comprobado la situación del apresurado proceso de abandono que tiene el aragonés del Valle de Tena, la salvajada e injusticia de Lanuza; pero también han disfrutado de sus maravillosas gentes y bellos paisajes. Es por todo ello por lo que consideran que ésta ha sido una experiencia irrepetible.

Actuación de un grupo en el Festival Folklórico de los Pirineos de Jaca (Fot Pepe Benaul). Autuazión de un rolde en o Festival Folklórico de los Pirineos de Chaca (Foto Pepe Benaul)

Migalánchel Pérez continúa todavía un día más por estas tierras; se marcha a Jaca a ver el “Festival Folklórico de los Pirineos”. Volviendo a Zaragoza cumple con el compromiso de entregar las fotos de los franceses en el hostal de Santa María de la Peña…; pero ya es harina de otro costal.

Actuación de un grupo en el Festival Folklórico de los Pirineos de Jaca (Foto Pepe Benaul). Autuazión de un rolde en o Festival Folklórico de los Pirineos de Chaca (Foto Pepe Benaul)

Actuación de un grupo en el Festival Folklórico de los Pirineos de Jaca. Autuazión de un rolde en o Festival Folklórico de los Pirineos de Chaca

Anuncios