4. Rosario Ustáriz

Migalánchel Mart�n y el pueblo de Echo con su arquitectura popular. Migalánchel Mart�n. y la Billa d´Echo con la suya arquiteutura popular

Rosario Ustáriz les lee varias poesías suyas que son grabadas en un cassette; ”Nabidá”, que este año ha sido galardonada con el Onso de Oro a la mejor poesía en Aragonés Cheso en el II Premio Literario “Val d’Echo”, organizado por el Ayuntamiento y en colaboración con el Consello d’a Fabla Aragonesa , la de “Remerando a Pedro que s’en fue chugando”, “Bienbenius sigaz amigos”, y la que aquí escogen, “Chuegos de antis más”:

“CHUEGOS DE ANTIS MÁS”

De críos que chugan
la plaza s’emplena;
y los que no i-caben
en la de xiquena,
se’n ven por lo plano
clamau de brigeda
y empecipian, lugo
los chuegos que quieran.
Sortian lo “marro”,
Y chugan “a perras”
-d’estos mui poquéz
que pocas ne levan-.

A “chapas” y a “visto”,

y fincaus en tierra
los que a “bolóns” chugan:
que l’alforcha plena
lis baxé su padri
de la Solaneta,
plegaus en caxicos
de ramas mui viellas…
-“¡Ja pa felo! –grita,
qui lo chuego leva;
y los compañés
sin chugar s’en quedan
aguaitando, cutios,
que lo bolón pierda,
si no atina’darli
a lo que quereba.
En que l’apercacen
-si lo turno i-plega-
¡que xiga’n á darli…!
que ya lis amuela
estar morgoniando
respetando reglas.
y – “¡ja pa no felo!”-
han a icir ucenas
de veces, en tanto
que l’otri no pierda.
En la plazoleta
deván de l’ascuela
otro grupo a “nego”
chuga en riatera
que pa rematalo
sólo tres ne quedan.
Las crias a “moñas”,
a tabas, a tiendas,
y a “lo plan” marcau
a cuadros, en tierra,
lo ven recorriendo
con una peñeta
que rempuxan, floxo,
a la calcañeta.
¡Si en la raya para,
han de pagar pena!
“Pan de paxaricos”
pillan las que a tiendas
chugan, y desfeito,
p’arroz ye a la venta;
con las “cacerolas”
y las “sardinetas”,
qu’en parés de güertos,
con las “coronetas”,
a muntóns se crían
y baratas cuestan.
En lo Cachurral,
con una sogueta,
colgada en bel árbol
de tallas mui recias
otras, entre tanto,
bien se rechumbelan.
-“¡Rempuxa más fuerte,
que tapar la estrela
que acucuta, agora,
quiero, marieta!
¡si puyas bien alto
sin vierla te i-quedas…!
La nuey ya ye’ncima
todos se’n replegan…
la plaza sin crios
¡ye triste y disierta!
¡lo plano sin chuegos,
se muere de pena…!
Migalánchel Mart�n junto a una casa impresionante del pueblo de Echo. Migalánchel Mart�n chunto un impresionán casal d´Echo

Después de la agradable visita en casa de Rosario, se acercan al bar “Acher” a escuchar a uno de los hombres más viejos de Echo, que tiene una buena conversación y habla cheso.

Anuncios